<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

A la firma que debe US$1.008 millones por sobrecostos en Reficar le está saliendo la “jugadita” para esquivar la deuda

A la firma que adeuda el monto le aprobaron el plan de reestructuración con el que buscaría esquivar la obligación pendiente.

  • La petrolera colombiana ya había manifestado su desacuerdo con las movidas para embolatar el pago. FOTO: COLPRENSA
    La petrolera colombiana ya había manifestado su desacuerdo con las movidas para embolatar el pago. FOTO: COLPRENSA
28 de febrero de 2024
bookmark

La Refinería de Cartagena fue notificada este martes sobre la aprobación del plan de reestructuración que había iniciado en septiembre del año pasado CB&I UK, firma que fue condenada a pagarle US$1.008 millones a Ecopetrol por los sobrecostos generados en las obras de ampliación y modernización de la refinería de Cartagena (Reficar).

Más exactamente, en una comunicación compartida a través de la Superintendencia Financiera, Ecopetrol detalló que la Corte de Reino Unido (UK) determinó aprobar el plan de reestructuración financiera de CB&I UK y mencionó que “dicho plan implica el descargue de la obligación del pago a Reficar derivado del fallo arbitral del 2 de junio de 2023”.

CB&I UK había sido condenada por la Cámara de Comercio Internacional (CCI) a pagar los US$1.008 millones más los intereses causados desde 2015; una decisión que no le cayó en gracia a McDermott (propietaria de CB&I UK), que desde entonces decidió someter a sus filiales a un proceso de reestructuración financiera; un movimiento con el que ya se preveía que podía complicarse la indemnización a la petrolera estatal colombiana.

McDermott había enfatizado su “total desacuerdo” con el fallo adverso para su filial y reveló que había solicitado anular la decisión de la CCI. Además había dejado claro que estaba involucrada en procedimientos de arbitraje para “impugnar la acción de la Contraloría como inadecuada y sin jurisdicción sobre la compañía”.

Al respecto, Ecopetrol había manifestado que CB&I no solo incurrió en negligencia grave durante la ejecución del contrato EPC (Ingeniería, Abastecimiento y Construcción), sino que pretendía “desconocer los efectos del laudo arbitral emitido por el Tribunal Arbitral Internacional, al que se sometió voluntariamente”.

En medio de ese rifirrafe, también hubo pronunciamiento de Reficar, compañía que dijo repudiar “las manifestaciones contrarias a la obligación de acoger las decisiones del más alto tribunal arbitral en materia comercial”. Desde entonces, la refinería advirtió que acudiría “a todas las instancias posibles para defender sus intereses, y hacer respetar las decisiones arbitrales, tal y como se hizo durante el proyecto y el arbitraje”.

Vale mencionar que, de manera paralela, se viene desarrollando un proceso de reestructuración por parte de CB&I UK ante la Corte de Distrito de Ámsterdam, en donde se sometió un plan alternativo de reestructuración de la firma en cuestión presentado por un experto independiente designado por dicha Corte.

Ecopetrol indicó que “de aprobarse el plan alternativo formalmente en marzo de 2024, Reficar podría recibir, entre otros, acciones preferenciales convertibles en el 19,9% del capital común de McDermott”. Sin embargo, en esa comunicación inicial no detalló el valor de esos títulos ni precisó si eran suficientes como para cubrir la deuda de los US$1.008 millones.

Reficar había solicitado medidas de protección ante un juez federal de Nueva York, para que se ordenara la congelación de ciertos activos de CB&I en EE. UU., sede principal de los negocios de McDermott.

El empleo que busca está a un clic

Te puede interesar

Las más leídas

Te recomendamos

Utilidad para la vida

Regístrate al newsletter

PROCESANDO TU SOLICITUD