<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Síguenos en:
Mundo | PUBLICADO EL 06 septiembre 2022

Un Reino Unido en crisis recibe la primera ministra

Liz Truss es ahora la líder del Partido Conservador. Será la tercera mujer que asume como Primera Ministra. La inflación supera el 10%.

  • Este lunes, ante el pleno del Partido Conservador, Liz Truss fue designada como nueva jefa de la colectividad y, por ende, se convirtió en la Primera Ministra de Reino Unido. FOTO EFE
    Este lunes, ante el pleno del Partido Conservador, Liz Truss fue designada como nueva jefa de la colectividad y, por ende, se convirtió en la Primera Ministra de Reino Unido. FOTO EFE
  • Este lunes, ante el pleno del Partido Conservador, Liz Truss fue designada como nueva jefa de la colectividad y, por ende, se convirtió en la Primera Ministra de Reino Unido. FOTO EFE
    Este lunes, ante el pleno del Partido Conservador, Liz Truss fue designada como nueva jefa de la colectividad y, por ende, se convirtió en la Primera Ministra de Reino Unido. FOTO EFE

Liz Truss, una mujer que nació en una familia de izquierda y que inició su carrera en el Partido Liberal Demócrata, asume este martes como Primera Ministra del Reino Unido y líder de una colectividad ideológicamente opuesta a la que la vio nacer en política. Ahora es la jefa del Partido Conservador.

Truss, de 47 años, estuvo durante el último año al frente de la cartera de Relaciones Exteriores, a donde llegó tras ser ministra de la Mujer e Igualdad.

En el año 2010 se convirtió en diputada por el Partido Conservador y, desde 2012, viene vinculada en diversos cargos a los ministerios de Educación, Medio Ambiente, Justicia y a la Secretaría General del Tesoro.

Aunque en 2016 votó en contra del Brexit, ahora es una de sus principales defensoras promoviendo nuevos acuerdos de libre comercio.

Liz Truss viene haciendo duras críticas contra Rusia y China. Además, viene confrontando a la Unión Europea en medio de los vientos de guerra comercial que soplan en ese continente y que, para ella, tienen como tras escena posicionar a Reino Unido como una potencia relevante.

Truss será la tercera mujer en llegar al poder (antes –en épocas distintas– estuvieron Margaret Thatcher y Teresa May) tras derrotar al exministro de Finanzas Rishi Sunak. Se impuso por 81.326 votos contra los 60.399 de su rival y ahora será la encargada de suceder a Boris Johnson, quien estuvo envuelto en múltiples escándalos que lo terminaron apartando del número 10 de Downing Street. Sus fiestas durante las cuarentenas del covid se hicieron mundialmente famosas.

La reina Isabel II recibirá este martes a la nueva primera ministra en Balmoral (Escocia) –no estará en Londres, como tradicionalmente se hace, debido a sus dificultades de salud–, y le encargará la formación del Gobierno. A partir de ahí asume varios restos: afrontar una inflación por encima del 10% y sobrellevar el duro invierno que se avecina con el fantasma de la escasez de energía y gas por la guerra en Ucrania.

En su primer pronunciamiento, Truss recalcó que los principios ideológicos durante su Gobierno serán los mismos que ha defendido: “Libertad, bajos impuestos y responsabilidad individual”. Además, anunció que gobernará como una conservadora y trabajará por reducir la crisis energética, al igual que por fortalecer el sistema público de sanidad.

Durante sus primeros días se espera que dicte medidas para hacerle frente a la crisis climática y nombre a los primeros miembros de su gabinete, entre los que suenan Kwasi Kwarteng: se perfila como ministro de Economía.

Aunque Truss tiene la amplia mayoría que logró Johnson en las elecciones de 2019, también hereda una precaria situación política para los conservadores que se han hundido recientemente tras los escándalos del quien fue hasta este lunes su jefe de Gobierno. De hecho, también estará en Balmoral presentando su renuncia oficial.

En un sondeo realizado por YouGov, a finales de agosto, el 52% de los encuestados consideró que Truss sería un “mala” o “pésima” primera ministra. El 43% afirmó que no confía en ella “para nada” a la hora de responder al problema del creciente encarecimiento de la vida.

Además, parece despertar desconfianza entre los exsocios europeos del Reino Unido, tras haber adoptado una postura de choque con la Unión Europea sobre las condiciones posbrexit en Irlanda del Norte.

El posicionamiento de Liz Truss como primera ministra se da en un momento delicado, pues también debe sortear la amenaza de un nuevo referéndum de independencia de Escocia y las múltiples huelgas desplegadas por el sector de transporte y el de correos .

Si quiere más información:

.