<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

El mensaje que deja Biden al elegir a su gabinete

Críticas por la trayectoria de los postulados y antiguos vínculos con una consultora del sector defensa podrían empañar la confirmación del equipo.

  • Con los nominados ya anunciados y dos más en el tintero, ya está claro al menos un 50 % del equipo de Joe Biden. FOTO AFP
    Con los nominados ya anunciados y dos más en el tintero, ya está claro al menos un 50 % del equipo de Joe Biden. FOTO AFP
10 de diciembre de 2020
bookmark

Un militar afroamericano, un judío educado en Francia, una mujer economista y dos latinos integran, hasta ahora, del grupo de nominados para integrar el equipo de gobierno del presidente electo de Estados Unidos. Pero en próximos días más nombres se sumarán a la lista cuestionada por unos.

Joe Biden lo dejó claro: el pasado jueves, en respuesta a la presión de grupos de derechos civiles, como la Coalición Nacional de Participación Cívica Negra, o la Red de Acción Nacional, para que abriera oportunidades en su equipo para la representatividad de las minorías, el virtual mandatario declaró en entrevista con CNN que el suyo “será el más diverso de la historia de Estados Unidos”.

De momento, los nombres anunciados para cargos de alto gobierno son el exasesor adjunto de Seguridad Nacional Anthony Blinken, como secretario de Estado; La expresidenta de la Reserva Federal y del Consejo de Asesores Económicos, Janet Yellen, como secretaria del Tesoro; el general retirado de cuatro estrellas y exjefe del Comando Central Lloyd Austin, como secretario de Defensa; el exrepresentante demócrata y exfiscal general de California, Xavier Becerra, como secretario de Sanidad y Servicios Humanos; y el exdirector de Ciudadanía e Inmigración, Alejandro Mayorkas, como secretario de Seguridad Nacional.

En el sonajero de medios de comunicación como Politico, pero aún sin confirmación formal, están Marcia Fudge como secretaria de Vivienda y Tom Vilsack, como jefe de la cartera de Agricultura.

Pero las críticas a la lista por parte de varios de los legisladores, quienes tendrán que confirmar a cada postulado en su cargo, no se hicieron esperar. Mientras republicanos rechazan que Becerra no tiene experiencia en el sector salud, a los demócratas disgusta que a Austin, exmilitar, se le haya ofrecido la cartera de Defensa rompiendo de nuevo un equilibrio de facto que se había conservado al mantener ese cargo a manos de civiles, pues esa misma razón se adujo cuando esa colectividad quiso rechazar a Jim Mattis como nominado de Donald Trump.

Al respecto, David Castrillón, investigador de la U. Externado explicó que los nominados son “un equipo de personas con una larga experiencia en el gobierno, veteranos de la administración de Barack Obama que ya trabajaron con Biden o en el equipo de Hillary Clinton cuando fue secretaria de Estado”.

En perspectiva del experto, “si bien muchas de estas personas no tienen experiencia en el portafolio en que serán responsables, no esperamos que esto sea un impedimento para su confirmación en el Congreso, pues, en últimas, los secretarios son figuras que dirigen una burocracia y la experiencia que se espera es esa, la del liderazgo, ya que serán asesoradas por perfiles técnicos, sobre todo en salud, tan vital hoy, Becerra hará parte de un equipo más amplio que incluye a Anthony Faucci, que va a ser el consejero para Biden en ese tema”.

Además, Blinken y Austin, así como elegidos a cargos de menor rango como Avril Haines y Jen Psaki, han estado vinculados a la consultora privada WestExec Advisors, con vínculos estrechos con el sector defensa y reconocida por hacer lobby usando redes sociales para convencer a altos funcionarios de modificar leyes en favor de sus clientes.

Noah Bookbinder, director de la ONG Citizens for Responsibility and Ethics in Washington, consideró al respecto que “ahora le toca al gobierno de Biden y a esos nominados demostrar que tomarán medidas prudentes para evitar cualquier incompatibilidad. Después del desprecio de Trump por las reglas éticas, espero que el próximo gobierno saque lecciones de ello”.

Biden, mientras tanto, guarda silencio sobre las críticas, mientras hace frente a una nueva estrategia de Trump, que ayer pidió al Supremo que bloquee los resultados electorales en Georgia, Michigan, Pensilvania y Wisconsin, en respaldo al caso presentado por las autoridades de Texas y otros 17 estados conservadores.

5
nuevos integrantes del alto gobierno de EE. UU. han sido nominados por el presidente.
El empleo que busca está a un clic

Te puede interesar

Las más leídas

Te recomendamos

Utilidad para la vida

Regístrate al newsletter

Acepto el tratamiento y uso del dato Personal por parte del Grupo EL COLOMBIANO*