<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

Alianzas con Gerlein y Besaile enlodan al hijo mayor de Petro

Se filtraron reuniones “sociales” de Nicolás Petro con miembros de familias cuestionadas por corrupción y parapolítica. El diputado también alista sus fichas en Atlántico para elecciones regionales.

  • El hijo del presidente Gustavo Petro, Nicolás Petro, se reunió con Jorge Gerlein, un político de la Costa perteneciente al Clan Gerlein, señalado de corrupción. FOTO cortesía
    El hijo del presidente Gustavo Petro, Nicolás Petro, se reunió con Jorge Gerlein, un político de la Costa perteneciente al Clan Gerlein, señalado de corrupción. FOTO cortesía

Por lo menos dos escándalos relacionan al hijo mayor del presidente Gustavo Petro con varios de los clanes políticos más criticados por el Pacto Histórico: las familias Gerlein y Besaile, presuntamente relacionadas con líos de corrupción, compra de votos y parapolítica, respectivamente.

El nombre del diputado del Atlántico Nicolás Petro Urrego no ha estado lejos de los reflectores. Al contrario, es tendencia cada cierto tiempo por sus posiciones políticas o sus opiniones radicales contra lo que él denomina como “partidos tradicionales” o de derecha.

Por eso mismo, sus “reuniones sociales” –como él las ha denominado– le han costado las críticas de la oposición y hasta de los sectores petristas y de su familia, desde donde han asegurado que hasta Petro está “decepcionado de él”.

La primera de esas reuniones en filtrarse a la prensa fue la de un encuentro –con foto incluida– en el que compartieron Nicolás Petro y Musa Abraham Besaile Flórez, hijo del cuestionado exsenador Musa Besaile, quien confesó hacer parte de una red de parapolítica.

La segunda, ocurrida en esta primera semana de enero, fue en la casa de su madre y contó con la participación de Jorge Gerlein, un político de la costa perteneciente al Clan Gerlein, uno de los grupos políticos más poderosos de Barranquilla que, además, está relacionado con las denuncias de la excongresista Aida Merlano por supuesta compra de votos y corrupción.

Jorge Gerlein –quien apareció en videos de una parranda vallenata pagada por la familia de Nicolás Petro en Ciénaga de Oro, Córdoba– es hijo del excongresista Jorge Gerlein y sobrino del exsenador Roberto Gerlein (ambos fallecidos) y del poderoso megacontratista Julio Gerleien, a quien Merlano acusó de patrocinar una compra de votos a su favor para asegurar esa cuota del Partido Conservador en el Senado.

Una oleada de críticas

Tras las fotos y videos de ambos encuentros, a Nicolás Petro le cayeron una avalancha de críticas que llegaron hasta de su hermana Andrea Petro.

“Se le subió el poder a la cabeza”, “no nos representa”, “tenemos que dar ejemplo” y “no nos metan en el mismo costal”, fueron algunas de las frases que dijo Andrea criticando las reuniones de su hermano.

Por su parte, Nicolás salió a decir que Abraham Besaile y él habían sostenido una amistad desde hace muchos años y que habían “compartido en espacios muy alejados de los temas políticos”. Aún así, se defendió diciendo que “no se puede estigmatizar a una persona por las acciones de sus familiares”.

Lo que resulta extraño, eso sí, es que Besaile tiene 20 años y Petro Urrego 36, una diferencia generacional que haría difícil esa supuesta amistad de larga data.

De hecho, también se rumora en el ámbito político que los Besaile tienen un plan para quedarse con la Gobernación de Córdoba y que estarían buscando a Nicolás Petro para que sirva como puente con el Pacto Histórico, por el que quieren lanzar a sus candidatos: Milena Flórez, esposa del exsenador condenado Musa Besaile, y Erasmo Zuleta, cuñado del cuestionado exgobernador Edwin Besaile.

Sobre el encuentro con Gerlein, en cambio, Nicolás solo se limitó a decir que era “absurdo” que lo estuvieran criticando por eso y que la parranda vallenata “es una fiesta tradicional en mi familia”.

Lo cierto es que Nicolás Petro había sido un férreo opositor de los Gerlein, a quienes criticó fuertemente en sus redes sociales y eventos públicos de la costa. En la campaña electoral de 2018, por ejemplo, el hijo de Petro criticó que Julio Gerlein apoyara la candidatura de Iván Duque diciendo que era “padrino político de Aída Merlano, compradores de votos” y que representaban la clase tradicional que, según él, siempre ha gobernado a Colombia.

Moverá la política en Atlántico

Lo que sí reconoció Nicolás es que “en el departamento de Córdoba he tenido y seguiré teniendo reuniones con diversos frentes políticos” y que, así mismo, iniciaría reuniones políticas en el Atlántico.

De hecho, a la fiesta de Ciénaga de Oro asistió también Carlos Mario Castaño, un político regional al que el hijo de Petro ya le prometió su apoyo para la alcaldía de ese municipio.

Por ahora, las reuniones con integrantes de familias cuestionables no son más que polémicas que enlodan el hijo del jefe de Estado. Sin embargo, las crisis políticas de este tipo podrían jugarle en contra al Pacto Histórico justo cuando se avecinan las elecciones regionales de este año

Por lo menos dos escándalos relacionan al hijo mayor del presidente Gustavo Petro con varios de los clanes políticos más criticados por el Pacto Histórico: las familias Gerlein y Besaile, presuntamente relacionadas con líos de corrupción, compra de votos y parapolítica, respectivamente.

El nombre del diputado del Atlántico Nicolás Petro Urrego no ha estado lejos de los reflectores. Al contrario, es tendencia cada cierto tiempo por sus posiciones políticas o sus opiniones radicales contra lo que él denomina como “partidos tradicionales” o de derecha.

Por eso mismo, sus “reuniones sociales” –como él las ha denominado– le han costado las críticas de la oposición y hasta de los sectores petristas y de su familia, desde donde han asegurado que hasta Petro está “decepcionado de él”.

La primera de esas reuniones en filtrarse a la prensa fue la de un encuentro –con foto incluida– en el que compartieron Nicolás Petro y Musa Abraham Besaile Flórez, hijo del cuestionado exsenador Musa Besaile, quien confesó hacer parte de una red de parapolítica.

La segunda, ocurrida en esta primera semana de enero, fue en la casa de su madre y contó con la participación de Jorge Gerlein, un político de la costa perteneciente al Clan Gerlein, uno de los grupos políticos más poderosos de Barranquilla que, además, está relacionado con las denuncias de la excongresista Aida Merlano por supuesta compra de votos y corrupción.

Jorge Gerlein –quien apareció en videos de una parranda vallenata pagada por la familia de Nicolás Petro en Ciénaga de Oro, Córdoba– es hijo del excongresista Jorge Gerlein y sobrino del exsenador Roberto Gerlein (ambos fallecidos) y del poderoso megacontratista Julio Gerleien, a quien Merlano acusó de patrocinar una compra de votos a su favor para asegurar esa cuota del Partido Conservador en el Senado.

Una oleada de críticas

Tras las fotos y videos de ambos encuentros, a Nicolás Petro le cayeron una avalancha de críticas que llegaron hasta de su hermana Andrea Petro.

“Se le subió el poder a la cabeza”, “no nos representa”, “tenemos que dar ejemplo” y “no nos metan en el mismo costal”, fueron algunas de las frases que dijo Andrea criticando las reuniones de su hermano.

Por su parte, Nicolás salió a decir que Abraham Besaile y él habían sostenido una amistad desde hace muchos años y que habían “compartido en espacios muy alejados de los temas políticos”. Aún así, se defendió diciendo que “no se puede estigmatizar a una persona por las acciones de sus familiares”.

Lo que resulta extraño, eso sí, es que Besaile tiene 20 años y Petro Urrego 36, una diferencia generacional que haría difícil esa supuesta amistad de larga data.

De hecho, también se rumora en el ámbito político que los Besaile tienen un plan para quedarse con la Gobernación de Córdoba y que estarían buscando a Nicolás Petro para que sirva como puente con el Pacto Histórico, por el que quieren lanzar a sus candidatos: Milena Flórez, esposa del exsenador condenado Musa Besaile, y Erasmo Zuleta, cuñado del cuestionado exgobernador Edwin Besaile.

Sobre el encuentro con Gerlein, en cambio, Nicolás solo se limitó a decir que era “absurdo” que lo estuvieran criticando por eso y que la parranda vallenata “es una fiesta tradicional en mi familia”.

Lo cierto es que Nicolás Petro había sido un férreo opositor de los Gerlein, a quienes criticó fuertemente en sus redes sociales y eventos públicos de la costa. En la campaña electoral de 2018, por ejemplo, el hijo de Petro criticó que Julio Gerlein apoyara la candidatura de Iván Duque diciendo que era “padrino político de Aída Merlano, compradores de votos” y que representaban la clase tradicional que, según él, siempre ha gobernado a Colombia.

Moverá la política en Atlántico

Lo que sí reconoció Nicolás es que “en el departamento de Córdoba he tenido y seguiré teniendo reuniones con diversos frentes políticos” y que, así mismo, iniciaría reuniones políticas en el Atlántico.

De hecho, a la fiesta de Ciénaga de Oro asistió también Carlos Mario Castaño, un político regional al que el hijo de Petro ya le prometió su apoyo para la alcaldía de ese municipio.

Por ahora, las reuniones con integrantes de familias cuestionables no son más que polémicas que enlodan el hijo del jefe de Estado. Sin embargo, las crisis políticas de este tipo podrían jugarle en contra al Pacto Histórico justo cuando se avecinan las elecciones regionales de este año

Daniela Osorio Zuluaga

Comunicadora Social - Periodista de la UdeA. Amo leer historias y me formé para contarlas.

Te puede interesar

Las más leídas

Regístrate al newsletter