<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

Niños antioqueños buscan recursos para viajar a competir en Panamá

Dos promesas de este deporte, habitantes de la vereda San Isidro de
La Estrellla, necesitan recursos para representar al país en Panamá.

  • Juan Diego y Yéiner quieren salir adelante con el taekwondo, darle más oros al país y algún día poder lograr un cupo a los Juegos Olímpicos. Hoy necesitan patrocinadores. FOTO esneyder gutiérrez
    Juan Diego y Yéiner quieren salir adelante con el taekwondo, darle más oros al país y algún día poder lograr un cupo a los Juegos Olímpicos. Hoy necesitan patrocinadores. FOTO esneyder gutiérrez
17 de marzo de 2023
bookmark

La falta de apoyo, el eterno problema del deporte colombiano y por el que se pierden miles de talentos, tocó las puertas de dos niños antioqueños promesas del taekwondo.

Juan Diego Pedroza Babilonia y Yéiner Doria son hermanos, viven en la vereda San Isidro de La Tablaza, jurisdicción de La Estrella, en una casa que todavía está en obra negra, junto a sus padres Yesenia y Juan Carlos, y seis hermanos, no todos de sangre.

Se criaron juntos desde pequeños, pero Yéiner es adoptado porque su madre biológica, cuenta su profesor, lo amarraba a la cama todo el día mientras ella se iba a trabajar. Incluso, cuenta que a sus hermanitas menores las agredía también.

En el deporte encontraron un bálsamo para ese tipo de situaciones, un canalizador para descargar sentimientos de rencor y odios, y cambiarlos por disciplina, amor, tenacidad y ganas de salir adelante.

Yéiner y sus hermanos hallaron en el taekwondo esa disciplina que los disipa de las dificultades que puedan tener día a día. Además, resultaron ser muy talentosos para este arte marcial. “Lo que más me gusta es que me ha dado mucha disciplina y me vuelve muy fuerte”, dice Juan Diego, de 10 años de edad. Mientras que Yéiner agrega que lo disfruta, además de lo mencionado por su hermano, porque le enseña “patadas y valores”.

Para los entrenamientos bajan puntualmente, desde la vereda donde viven, a tomar sus clases con un ángel que se les apareció en el camino, el sensei (maestro) Yéferson Monsalve Ramírez. Es tanta su pasión por este deporte que, en dos años, solo han faltado a 4 clases.

Les toma más o menos 15 minutos hacer el recorrido, a pie desde su casa hasta el coliseo. Y, llueva, truene o relampaguee, siempre están presentes.

Son ganadores

A su corta edad ajustan 10 tornes y en 9 de ellos han logrado medallas de oro, solo en uno se llevaron la plata.

Vienen de ser campeones en México, durante el mes de octubre del año pasado en un campeonato internacional, y también en el Festival de Festivales de Medellín. Sin embargo, en este país el talento no basta para sobresalir, y su sueño de seguir creciendo en este deporte se está viendo frustrado por la falta de recursos.

“Son niños muy humildes, educados, los papás del club los quieren mucho, tratan de apoyarlos y desde la primera vez que empezaron a practicar yo le dije a la mamá que tenían mucho talento y que iba a estar pendiente en la medida que pudiera”, dice el maestro Yéferson, un joven de gran corazón, de 28 años de edad, quien cuenta que para que participen en los distintos torneo en Medellín saca de su bolsillo para darles los pasajes y ayudarles con otros gastos. “Les pago los torneos y a veces le digo a la mamá que los llevo a cine o a otros lugares para que se distraigan”.

“Se mantienen muy encerrados y no tienen la oportunidad de salir mucho. Son esa clase de niños a los que les dices algo y lo hacen siempre de manera obediente, no reniegan. Incluso, en la casa se encargan de cuidar unos paticos y unas gallinas que tienen, y ayudarle al papá a construir”.

Gracias a un certamen en el que participaron en Cartagena pudieron conocer el mar. Así que pretenden seguir dejando en alto al país y cumpliendo sueños a través del taekwondo, pero necesitan patrocinadores.

“Queremos participar en el torneo BZK que se realizará en Panamá el próximo 25 de marzo, pero necesitamos que nos apoyen para cumplir nuestros sueños”, dice Juan Diego con la voz quebrada. Así que esperan encontrar personas de buen corazón que les ayuden a seguir adelante y así no se les borre su inocente sonrisa.

¿Cómo aportar para este sueño?

Quienes quieran colaborar con estos niños para que puedan viajar a Panamá y representar al país en el prestigioso torneo BZK, que tendrá las modalidades de combate individual, poomsae y combate por equipos, pueden hacer su donación a la cuenta Nequi 3157562146 o comunicarse al número 3226946623.

El empleo que busca está a un clic

Te puede interesar

Las más leídas

Te recomendamos

Utilidad para la vida

Regístrate al newsletter

PROCESANDO TU SOLICITUD