<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

El pesado morral que cargan los hijos de los exfutbolistas

El caso de Tomás Ángel en Nacional es un ejemplo de muchos jugadores que están bajo la sombra de sus padres.

  • Tomás Ángel ha sido inicialista en los dos compromisos que suma Nacional en la presente Liga. Ante Caldas jugó como centrodelantero, mientras que ante Águilas lo hizo de extremo. FOTO Juan Antonio Sánchez
    Tomás Ángel ha sido inicialista en los dos compromisos que suma Nacional en la presente Liga. Ante Caldas jugó como centrodelantero, mientras que ante Águilas lo hizo de extremo. FOTO Juan Antonio Sánchez
El pesado morral que cargan los hijos de los exfutbolistas
31 de enero de 2023
bookmark

Tomás Ángel habla como un joven maduro y con los pies en la tierra. Sin embargo, en lo deportivo carga un pesado morral y es ser hijo de Juan Pablo Ángel, lo que ha llevado a que los aficionados lo comparen con él.

Pese a que desde muy chico empezó a hacer su propia historia en el club Estudiantil, con el que logró cinco títulos de liga, y en cuatro de ellos se quedó con el premio de máximo goleador. También ha hecho parte de las selecciones Colombia juveniles.

En 2020 arribó a las divisiones inferiores de Nacional y ese mismo año hizo parte de la selección de las 60 promesas más importantes del fútbol mundial por el prestigioso diario The Guardian de Inglaterra.

En 2021 firmó su contrato profesional con el club y tuvo la oportunidad de jugar 3 partidos y anotar un gol.

Sin embargo, después no ha contado con muchas oportunidades, en su momento con Alejandro Restrepo y después con Hernán Darío Herrera y Pedro Sarmiento.

Precisamente, este último indicó que Tomás debería cambiar su posición. “Como 9 es muy difícil para él. Es ágil, tiene control de balón y arrancando desde atrás me parece que es más importante que cuando se mete entre los centrales”.

Por su parte, el técnico Paulo Autuori ha dicho que él puede jugar tanto de 9 como de extremo, pero en el inicio del torneo lució mejor de centrodelantero ante el Once Caldas, que cuando lo mandaron a la banda frente a Águilas.

En ese contexto, muchos hinchas han dicho que Tomás solo juega en Nacional por ser hijo de Juan Pablo, pero él es un convencido de que le gustaría que la gente viera lo bueno que tiene por méritos propios y no comparándolo con lo que su papá logró.

Esta situación demuestra el peso de ser el hijo de Ángel, pero más por los comentarios y las comparaciones de la gente. “Quiero hacer historia con mi nombre y pensando en mí”, ha dicho.

Su situación no es diferente a lo que ha sucedido con otros futbolistas que están en el mismo escenario, como el hijo de Freddy Rincón, Sebastián, quien ya tiene 29 años y por causa de la comparación que siempre hicieron con su padre no se ha podido consolidar pasando por distintos clubes: Portland Timbers (Estados Unidos), Tigre (Argentina), Vitória Guimarães (Portugal), Aldosivi, Sarmiento Huracán, Barracas Central, también de Argentina, y ahora en el Panevezys de Lituania.

La misma suerte corre el heredero de Adolfo “El Tren” Valencia. Mientras su padre dejó huella en el fútbol internacional, sobre todo con el Bayern de Múnich, él, con 31 años de edad, ha sido un futbolista errante. Jugó en Santa Fe, Portland Timbers (EE. UU.), Olimpo (Argentina), Rosario Central (Argentina), Independiente (Argentina), Feirense (Brasil), Central Córdoba (Argentina), Delfín (Ecuador), Pereira y Atlético Bucaramanga sin tener la misma trascendencia de su padre

El técnico del Tolima, Hernán Torres, asegura que estos muchachos, quieran o no, siempre van a ser comparados con sus padres por lo que hicieron antes en el fútbol. “Es una presión extra que tienen y deben trabajar mucho el tema sicológico para sobreponerse y hacer su propio nombre”.

Hay otros, como Falcao García y James Rodríguez, quienes superaron con creces lo hecho por su padres. El caso de Tomás Ángel tampoco es nuevo en el verde, porque ya sucedió con Santiago Tréllez, hijo de Jhon Jairo, y Luis Alberto Perea, heredero de Luis Carlos. Ambos quedaron en deuda, pero está en él dejar atrás ese pesado morral y hacer su propia historia.

Infográfico
El empleo que busca está a un clic

Te puede interesar

Las más leídas

Te recomendamos

Utilidad para la vida

Regístrate al newsletter

PROCESANDO TU SOLICITUD