<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

Los impactantes relatos de los sobrevivientes: “para el mundo ya estábamos muertos”

Este jueves Netflix estrena ‘La Sociedad de la Nieve’, la nueva versión de la historia real sobre los sobrevivientes de Los Andes.

  • “Es una historia extraordinaria protagonizada por gente del común”, dijo Carlos Páez uno de los sobrevivientes. Foto cortesía Colprensa-Netflix
    “Es una historia extraordinaria protagonizada por gente del común”, dijo Carlos Páez uno de los sobrevivientes. Foto cortesía Colprensa-Netflix
03 de enero de 2024
bookmark

“Tras el choque del avión el 13 de octubre de 1972, dimos por hecho que pronto vendrían a buscarnos. Pasaron las horas y los días y nada. Encontramos un radio que conectamos a la antena del avión y a través de él, diez días después del accidente, nos enteramos de que daban por perdido el avión y sólo hasta febrero de 1973 buscarían los restos y los cadáveres. Para el mundo ya estábamos muertos”, recuerda Gustavo Zerbino, uno de los sobrevivientes.

Esa fue la más impactante realidad a la cual que se enfrentaron los 27 sobrevivientes del accidente del vuelo 571 que partió de Montevideo rumbo a Santiago de Chile con 45 personas abordo, –buena parte de ellos, pertenecientes a un equipo de rugby– y que terminó estrellándose en mitad de Los Andes ocasionando una tragedia. De la montaña, solo 16 de los sobrevivientes del accidente saldrían con vida.

Como si le faltaran ingredientes a la hazaña de sobrevivir a todo esto, 16 días después de haberse estrellado el avión, una avalancha mató a ocho personas más. Los sobrevivientes trataron de resistir con las escasas reservas alimenticias que poseían, esperando ser rescatados, hasta que se dieron cuenta de que la única esperanza era salvarse a sí mismos.

Su historia es conocida como ‘El Milagro de Los Andes’, pues quienes sobrevivieron al accidente aéreo tuvieron que sobrevivir por meses en Cordillera en medio de las condiciones más adversas, incluyendo temperaturas de treinta grados bajo cero durante las noches, hambre y absoluta desesperanza.

Una historia que fue llevada al cine hace 30 años en la clásica película ‘¡Viven!’, y que ahora cuenta con una nueva versión, ‘La sociedad de la nieve’, realizada por J.A Bayona, que se estrena este jueves en Netflix, y que además, está nominada a los premios Globo de Oro y encaminada a los Premios Oscar.

“Después de 50 años que han pasado de esta historia, se han escrito 26 libros, nueve documentales, ahora cuatro largometrajes y dos más en curso, y se sigue hablando del tema. La única razón es porque es una historia extraordinaria protagonizada por gente del común. Ninguno de nosotros era superdotado, no es como quien escala el Everest que se prepara para ello y lleva todo su equipo, al contrario, yo era un malcriado y consentido que no servía para nada, que se encuentra a sus 18 años de edad, a 4.200 metros de altura, más de 30 grados bajo cero, sin recursos, por 70 días, para protagonizar una de las más asombrosas historias de supervivencia de todos los tiempos”, comentó Carlos Páez.

“Había algo que me sorprendía muchísimo más allá que el dolor que sentía por los que faltaban, y era la sorpresa de estar vivo. Era algo inexplicable, que después con el tiempo fuimos procesando y tratando de razonar algunas cosas. Otras siguieron inexplicables hasta hoy”, aseveró José Luis “Coche” Inciarte.

Para ellos, la protagonista de toda esta historia es la vida y la lucha que dieron minuto a minuto con el propósito de vivir un día más, hasta darse cuenta de que debían seguirle aumentando capítulos al milagro y cruzar Los Andes en búsqueda de ayuda, otra tarea imposible.

“En todas las películas y documentales siempre destacan que yo rezaba mucho, pero créeme que no solo rezando se sale de Los Andes, debíamos tomar acción, y así fue, los helicópteros no los mandó Dios, nosotros los fuimos a buscar caminando por Los Andes por diez días. Es como funcionamos en la vida, no esperes la ayuda, ve por ella”, continuó Carlos Páez.

Lo poco para comer se terminó rápidamente, mientras que los cuerpos de amigos y familiares fueron enterrados en el hielo que los conservaba, por lo que empezaron a contemplar la posibilidad de alimentarse de ellos.

“No fue una decisión fácil de tomar, pero pronto comprendimos que era un pacto, una comunión, donde los compañeros que habían fallecido nos seguían ayudando a vivir, a sobrevivir un día más. Jamás nos pasó por la cabeza ocultarlo si regresábamos, sabíamos que sería controversial, pero era necesario que se supiera la historia tal cual fue”, dijo Páez.

La polémica se dio a gran escala, y aún hoy en día, se encuentran voces encontradas, pero ellos, en su país natal, así como en otros territorios, han liderado la donación de órganos, a tal punto, que se desarrollaron iniciativas para reformas en la ley, en donde toda persona nace donante, y si no desea serlo, lo puede hacer a través de un sencillo procedimiento.

Hartos de las bajísimas temperaturas, los amenazadores aludes, angustiados por la continua muerte de sus compañeros y la lenta espera del rescate, dos de los muchachos, Roberto Canessa y Fernando ‘Nando’ Parrado, deciden cruzar las inmensas montañas para así llegar a Chile.

“Ya habíamos fracasado muchas veces, habíamos visto morirse a muchas personas, que era prácticamente la única salida, aunque aparentaba ser imposible. Yo pensé que me iba a morir en el hielo y la nieve. Y de repente llega una parte que se acaba la nieve, hay un río, hay pasto”, comentó Roberto Canessa.

De esta manera es como el 22 de diciembre de 1972, después de haber estado durante 72 días aislados de todo, el mundo se entera de que dieciséis de las personas que habían vivenciado el accidente de avión lograron sobrevivir y vencer a la muerte en la Cordillera de los Andes.

El empleo que busca está a un clic

Te puede interesar

Las más leídas

Te recomendamos

Utilidad para la vida

Regístrate al newsletter

PROCESANDO TU SOLICITUD