<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Cultura | PUBLICADO EL 17 septiembre 2021

Ya empezó la renovación del Claustro de San Ignacio, en el Centro

  • El Claustro de Comfama está abierto desde 1803 cuando se alzó con fines pedagógicos Foto: Cortesía
    El Claustro de Comfama está abierto desde 1803 cuando se alzó con fines pedagógicos Foto: Cortesía
  • El cuarto piso se convertirá en un área habitable con un puente que dará paso al Edificio Comfama Foto: Cortesía
    El cuarto piso se convertirá en un área habitable con un puente que dará paso al Edificio Comfama Foto: Cortesía
  • Se descubrirá el ladrillo original del hall principal para darle una mayor acústica y que sirva como teatro Foto: Cortesía
    Se descubrirá el ladrillo original del hall principal para darle una mayor acústica y que sirva como teatro Foto: Cortesía
  • El Claustro de Comfama está abierto desde 1803 cuando se alzó con fines pedagógicos Foto: Cortesía
    El Claustro de Comfama está abierto desde 1803 cuando se alzó con fines pedagógicos Foto: Cortesía
  • El cuarto piso se convertirá en un área habitable con un puente que dará paso al Edificio Comfama Foto: Cortesía
    El cuarto piso se convertirá en un área habitable con un puente que dará paso al Edificio Comfama Foto: Cortesía
  • Se descubrirá el ladrillo original del hall principal para darle una mayor acústica y que sirva como teatro Foto: Cortesía
    Se descubrirá el ladrillo original del hall principal para darle una mayor acústica y que sirva como teatro Foto: Cortesía
Miguel Bernal

Donde inició la educación en Antioquia se transformará de nuevo en un espacio para la cultura y la educación

“Ya empezamos obras”, cuenta emocionado Sergio Restrepo, quien es el responsable del Claustro Comfama y las reformas que se están realizando allí. Agrega que “más allá de lo físico, de la arquitectura que también es importante, nos interesa tener espacios que potencien los oficios, que tengan vocación de cultura y educación”. Su intención es renovar la estructura para que pueda ser habitada en su totalidad durante los próximos 200 años.

Expresa además que quieren reabrir algunas puertas del claustro que en el pasado se cerraron, que sea un lugar abierto, donde se le entreguen a la comunidad en espacio público efectivo los metros cuadrados que ocupa el edificio, para que las personas se sientan cómodas, sin tener que presentar la cédula ni abrir el bolso para ingresar. Afirma Restrepo: “Queremos que cuando la gente entre sienta que salió”.

La obra

Serán tres fases distribuidas en 51 meses de trabajo, la primera durará 18 y el total terminarán en 2025 y tendrá un costo de 54.000 millones.

Para este proyecto se reunieron equipos de consultores, arquitectos, ingenieros, el equipo de Comfama y uno de empalme para coordinarlos. Además se quería rendir tributo a esa primera función pedagógica del edificio que en 1822 se convirtió en la primera escuela pública del departamento.

Al final, la ciudad recibirá tres salas de cine, dos espacios para ver teatro, cinco para tomar café y un museo con galería contemporánea y se elevará un puente que conecte al claustro con el edificio de Comfama.

Para el caso del séptimo arte, cuenta Restrepo, “quitaremos un muro entre el paraninfo y nosotros para habitar el cine que ya existe, una sala maravillosa y bella”. También se adaptará la capilla del claustro y con el puente quedará conectado el teatro Comfama que hoy ya está abierto en el edificio de la caja de compensación.

Se contará con dos espacios para el teatro, entre ellos la recuperación de la cuna del teatro en Antioquia, el escenario donde se presentó en 1822 la primera obra en el departamento: El Triunfo de la Inocencia.

Así mismo, esperan contar con un museo con una galería contemporánea que cuente con un área de 850 metros, aunque aspiran a que se riegue por todo el claustro, hasta el último piso del torreón, que fue el observatorio meteorológico de la ciudad en el pasado.

En cuanto a los cafés se repotenciarán los ya existentes y se agregarán nuevos para que sean puntos de encuentro y reflexión, teniendo en cuenta y como inspiración la tradición de los cafés como puntos de encuentro de intelectuales y artistas, como La Cueva en Barranquilla o Versalles en la ciudad.

Finalmente se agregará un punto de atención para los servicios de Comfama, como una estrategia para atraer a más personas y que de esta manera tengan la excusa para entrar y conocer el edificio y todo lo que tiene para ofrecer.

Mientras se desarrollan las reformas aspiran a permanecer abiertos el mayor tiempo posible, con servicios de alta calidad. Las oficinas de atención fueron trasladadas temporalmente al edificio central de Comfama, también en el centro de la ciudad.

Distrito de San Ignacio

Comfama se ha declarado a favor del centro de la ciudad, de mantenerlo activo, de preservar sus servicios, explica Restrepo, por eso junto a ProAntioquia, Grupo Argos, la Universidad de Antioquia y una gran alianza con la administración pública están impulsando el Distrito de San Ignacio, un espacio entre la avenida Oriental y la Museo casa de la Memoria, desde La Playa hasta San Juan, un área de 62 hectáreas que contiene 12 grupos de teatro, el edificio de Bellas Artes, el Teatro Pablo Tobón Uribe y en su corazón, en el centro, la Plazuela San Ignacio.

En palabras de Hernando Gómez, el director de San Ignacio, Patrimonio, Cultura y Educación, es la oportunidad para mejorar los andenes y espacios peatonales, que inviten a caminar y hacer del espacio un barrio de primeros pisos donde sus habitantes encuentren todos los servicios a unos pocos metros.

.