<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

Conciertos que ponen a prueba la creatividad artística

Aunque lejos de ser plenamente acústicos, varios formatos apuntan a mostrar otra cara de las canciones más conocidas.

  • Café Tacvba ha participado dos veces en el MTV Unplugged. La primera fue en 1995, la segunda fue en 2019 y contó con invitados especiales como Catalina García (foto), David Byrne y Gustavo Santaolalla. FOTO Getty
    Café Tacvba ha participado dos veces en el MTV Unplugged. La primera fue en 1995, la segunda fue en 2019 y contó con invitados especiales como Catalina García (foto), David Byrne y Gustavo Santaolalla. FOTO Getty
  • Conciertos que ponen a prueba la creatividad artística
  • Conciertos que ponen a prueba la creatividad artística
22 de mayo de 2021
bookmark

Han pasado 31 años desde que MTV estrenó uno de sus más exitosos y musicales programas: el MTV Unplugged (o desenchufado, como se le conoció también en América Latina). Este show salió al aire por primera vez el 16 de noviembre de 1989. La idea era acudir al formato acústico, en una presentación más pequeña, íntima. La primera banda invitada fue la británica Squeeze.

Haciendo un barrido rápido 31 años después, un grupo muy flamenco se reúne en torno a una mesa. La ocasión: la grabación del Tiny Desk del artista español C. Tangana, cuyo disco El Madrileño, reunió colaboraciones y varios sonidos.

Tiny Desk es un formato de conciertos cortos que arrancó hace 12 años en el despacho de NPR (National Public Radio). Detrás de un pequeño escritorio en una oficina atiborrada de discos y muñecos y colores.

El de Tangana fue en una casa, con familia incluida, porque la pandemia ha exigido que hasta las maneras de comunicar la música cambien drásticamente. Los Tiny Desk ahora son desde casa. ChocQuibTown es de los grupos que hizo uno recientemente. Y como ese han llegado más propuestas digitales para encontrarse con la música, especialmente con música emergente como las sesiones de Colors o las que organizó KEXP (ver recuadros).

Así arrancó

Por las cámaras del Unplugged, mucho antes de esa multiplicidad de ofertas, pasó Paul McCartney en 1991, quien además fue el primero en publicar esa presentación como un álbum. El compositor se devolvió en el tiempo y reinterpretó I’ve Just Seen a Face, And I Love Her y Blackbird, escritas hace más de 30 años y presentadas con The Beatles. Se permitió darle un giro a Ain’t No Sunshine de Bill Withers, los covers se volvieron una insignia de este formato.

Otro entre la lista de quienes consiguieron fuertes réditos de esas versiones acústicas fue Eric Clapton, quien lo grabó en 1992 y por ese trabajo fue merecedor de Álbum del Año en la entrega 35 de los Grammy.

A esa se le suma la recordada presentación de Nirvana, meses antes de la muerte de Kurt Cobain, así como ese fue el espacio donde se llevó a cabo la reunión de los miembros originales de Kiss en años para tocar juntos ante el público en 1996, sin su maquillaje insignia.

El formato se expandió y en Latinoamérica también hubo desconectados por los que pasaron Soda Stereo, Shakira, La Ley, Zoé, Juanes, Los Auténticos Decadentes, Los Fabulosos Cádillacs y muchos más. La agrupación mexicana Café Tacvba ha participado en dos oportunidades (1995 y 2018).

¿Por qué desconectarse?

El periodista musical Gabriel Posada cuenta que antes de que se estrenara el formato como una serie en MTV, un acercamiento que dio indicios de lo que podían ser las sesiones acústicas de grandes artistas fue una presentación en los MTV Awards de 1989 en la que Bon Jovi presentó Living On A Prayer y Wanted Dead Or Alive con el único acompañamiento de Richy Sambora con otra guitarra.

Además, apunta, que el Unplugged llegó también como una propuesta para los grupos de rock en los ochentas que incluían baladas como parte de sus álbumes. “Experimentar qué sucedía cuando tocaban sin instrumentos eléctricos”, cuenta.

Precisamente algo así era lo que se buscaba. “Sacar del formato convencional a los músicos y exigirles una prueba artística –apunta el crítico musical Diego Londoño– más porque sabemos que tocar de forma acústica es mucho más complejo, se evidencian muchas más falencias que pueden salir en una ejecución en vivo”.

Además, a través de ese formato se podía demostrar la calidad de las composiciones, “porque cuando las canciones se hacen a una guitarra y con arreglos sencillos y diferentes, se demuestra si son buenas o no”.

Entonces, el reto del Unplugged (al que no todos se le midieron) a veces “ponía en apuros a los músicos” y los animaba a buscar otros caminos para mostrar sus melodías, “presentar esas canciones con otros vestidos”.

El formato tuvo éxito con la audiencia, añade el autor y periodista musical Manolo Bellón, porque “les dio la oportunidad de reinventarse artísticamente”. Cuenta que cuando Shakira hizo su Unplugged se aventuró proponer Te Dejo Madrid con un arreglo mariachi. Es, en parte, “aprovechar recursos acústicos en el estudio que, de repente, no hubieran funcionado igual de bien o no lo hubiera concebido de la misma manera”, apunta. “Mostraba creatividad y le dio una lectura distinta a las canciones”.

Claro, ha habido muchos que no se han “desconectado del todo. Por ejemplo, Soda Stereo en esa presentación que posteriormente bautizó como Comfort y Música Para Volar (1996) decidió irse por una “desconexión media” y la propuesta fue en arreglos distintos.

Nuevas ventanas

Mucho antes de la pandemia y ante la posibilidad que abrió Internet, con una audiencia ya no atada a un canal que ya tiene poco de musical, “ya no se tiene la necesidad de grandes raitings sino que se quiere dar la oportunidad a artistas nuevos o desconocidos”, apunta Bellón. “Ahora ellos tienen una plataforma donde se pueden mostrar”.

Y así ha sucedido como las sesiones de NPR, “en estas épocas lo que queremos ver es un poco la intimidad de los músicos más allá de la desconexión”, destaca Londoño. “Lo que buscan es una forma mucho más relajada, una interpretación diferente: una cercanía con los artistas, pueden hablar de sus canciones”.

Quizá en eso se parecen, pero antes MTV concentraba la atención del público, probablemente mucho más que lo que hacen estos nuevos formatos por la multiplicidad. Además, el desconectado de MTV tiene un despliegue de producción mucho más grande y exigencias diferentes para los artistas”, porque también están pensados para quedar tanto en video, como en una producción discográfica.

Ahora hay opciones para todos los gustos y desde casa los artistas han podido proponer otras ideas y acercarse de nuevas maneras a sus públicos

43
millones de vistas suma el cover de Fix You que BTS presentó en su Unplugged.
El empleo que busca está a un clic

Te puede interesar

Las más leídas

Te recomendamos

Utilidad para la vida

Regístrate al newsletter

PROCESANDO TU SOLICITUD