<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Síguenos en:
Música | PUBLICADO EL 04 julio 2022

Karen Lizarazo rompió el machismo vallenato

Karen Lizarazo es hoy la figura más femenia más representativa del género. Rompió esquemas. Está estrenando álbum.

  • Karen Lizarazo está estrenando el álbum Sin miedo al éxito, donde canta una canción de música popular; mesero, al lado de Francy. FOTO Cortesía Universal Music
    Karen Lizarazo está estrenando el álbum Sin miedo al éxito, donde canta una canción de música popular; mesero, al lado de Francy. FOTO Cortesía Universal Music
  • Karen Lizarazo está estrenando el álbum Sin miedo al éxito, donde canta una canción de música popular; mesero, al lado de Francy. FOTO Cortesía Universal Music
    Karen Lizarazo está estrenando el álbum Sin miedo al éxito, donde canta una canción de música popular; mesero, al lado de Francy. FOTO Cortesía Universal Music
Jaime Horacio Arango D.

Fue luego de un concierto de Kaleth Morales en Agua Chica, Cesar (dónde ella nació), que Karen Lizarazo decidió que iba a ser cantante vallenata.

Ese fue uno de los pocos shows que el intérprete logró dar en su vida, a los 20 años de edad, tras su inesperada muerte en un accidente de tránsito.

Ella, que creció en medio de las influencias de las cantaoras del Magdalena, los boleros que su abuela paisa le cantaba, el vallenato propio del Cesar y el rock en español que incursionó con fuerza en los años noventa, escogió el camino del acordeón, la caja y la guacharaca.

A los 16 años se fue a vivir a Bucaramanga (donde hoy reside) y allí se graduó como abogada. En esa ciudad, primero en la universidad, luego en los bares y ferias de los pueblos consolidó su carrera.

Complejo

“Al principio fue complejo, sentía mucha angustia y desazón, pero nunca dudé en cantar vallenatos con un estilo más juvenil y fresco que cruzara fronteras” reconoce al recordar que al principio en sus presentaciones le apagaban el sonido para que no siguiera cantando, mientras que los acordeoneros y músicos se negaban a actuar a su lado por el simple hecho de ser mujer.

Eso no fue obstáculo para ganarse un nombre en el medio, de convencer a los detractores que pensaban que el vallenato no era un género para las mujeres.

Karen se convirtió en la primera mujer en los últimos 25 años, tras la muerte de Patricia Teherán, que se logró afianzar en la escena vallenata, donde no solo impuso un estilo musical más fresco, sino una estética diferente, nada de lentejuelas, medias veladas y tacones, sino con una pinta más urbana (short y chaqueta de jean, tenis de plataforma, correa de taches y pañoleta en la cabeza).

El ahora

Sin miedo al éxito es el título de su álbum, del que está promocionando el sencillo Mesera, una canción dúo con Francy en la que conjugan sonidos vallenatos con música popular.

“Es mi primer disco, es un proyecto muy arriesgado, en el que escribí 5 de las 12 canciones, además soy la productora, y eso me tiene muy emocionada”, dice con el orgullo de ser hoy una de las grandes figuras de un género que por muchos años estuvo cerrado para las mujeres.

Lo que pasó con Poncho

Desde los inicios de su carrera, cuando no querían cantar a a su lado o le apagan los equipos, a Karen le ha tocado sortear el machismo. Acerca de los actos en los que Poncho Zuleta intentó múltiples veces darle un beso, mientras ella lo evitaba confesó se sintió muy mal.

“Nunca en mi vida había pasado por una situación así y espero por Dios que nunca más le vuelva a ocurrir a otra mujer”, contó la artista, que también es abogada.

Jaime Horacio Arango Duque

Periodista, apasionado por el cine, la televisión y el fútbol. Egresado de la U. de A, y envigadeño de nacimiento y residencia.

.