<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

Violencia policial: en el primer semestre de 2023 se denunciaron 99 casos, según ONG

Según la ONG Temblores, la mayoría de casos (68) corresponden a violencia física. Los más afectados por casos de abuso a manos de las autoridades son los hombres cisgénero.

  • La ONG alertó que hay casos en los que los uniformados no están identificados, hurtan pertenencias, extorsionan, aceptan sobornos o realizan requisas irregularmente, entre otros. FOTO: JAIME PÉREZ
    La ONG alertó que hay casos en los que los uniformados no están identificados, hurtan pertenencias, extorsionan, aceptan sobornos o realizan requisas irregularmente, entre otros. FOTO: JAIME PÉREZ
30 de agosto de 2023
bookmark

La ONG Temblores, especializada en la defensa de los derechos humanos y procesos de transformación social, denunció que durante el primer semestre del año se registraron al menos 99 casos de violencia policial que dejaron 126 víctimas.

Según el organismo, la mayoría de casos (68) corresponden a violencia física, seguida de violencia homicida (12) e inclusive, violencia sexual (5). “En un mismo hecho de violencia policial pueden confluir múltiples violencias, por ejemplo, violencia física en medio de una detención arbitraria. Asimismo, un mismo caso puede implicar a más de una víctima”, explicó la ONG.

Temblores, que en 2020 creó la “Plataforma Grita” para visibilizar casos de violencia policial, alertó que solo durante el segundo trimestre –entre abril y junio–, hubo reporte de 45 casos de procedimientos irregulares, 44 hechos de hostigamiento, 26 detenciones arbitrarias, 22 casos de violencia judicial y administrativa, y 19 hechos de violencia por discriminación.

Los casos de violencia judicial y administrativa hacen referencia a allanamientos, montajes judiciales, comparendos injustificados, retención de documentos y retención de objetos. “Es decir, se trata del uso arbitrario de facultades administrativas y judiciales para castigar a las personas”, recalcó Temblores.

El total de víctimas es de 126. Los más afectados son los hombres cisgénero, de los que se cuentan 63 casos. Las mujeres cis fueron 42 y las trans fueron dos. Hasta el momento, de 19 víctimas no se tiene información.

Las cifras, en todo caso, representaron una disminución frente a la violencia policial registrada en 2022 y 2021, escenarios en los que el país estaba en medio de protestas. El año pasado, solo entre el 1 de enero y el 30 de abril hubo 161 casos de violencia policial que dejaron un saldo de 299 víctimas, lo que representó, según Temblores, 1,3 casos de violencia policial al día.

Al finalizar 2022, el dato fue de 341 casos de violencia policial, teniendo en cuenta una tendencia a la baja que llegó hasta junio y luego se disparó en octubre. De esos casos, 66 ocurrieron en el contexto de protesta social y hubo 552 víctimas. En 2021 la cifra fue mayor, con 5.808 eventos de violencia policial, aunque no hubo un consolidado exacto de víctimas.

No obstante, en el reporte de este año faltaron algunos datos tenidos en cuenta en ocasiones anteriores, como la georreferenciación de los casos, la inclusión de categorías como violencia verbal y números de personas heridas luego de casos de violencia física o más especificidad al momento de referirse a la violencia por discriminación.

Para la organización, aún es necesario implementar mecanismos para enfrentar ese tipo de violencias, sobre todo en un contexto en el que la Policía está sostenida por la directiva permanente 09, firmada por el ministro de Defensa, Iván Velásquez. El documento estableció los lineamientos de la “Transformación Policial + Humana”, con los que se busca orientar el “fortalecimiento del carácter civil de la Policía Nacional, así como la profesionalización del servicio”.

La directiva implementa “un nuevo modelo de servicio de policía orientado a las personas, de carácter preventivo y dirigido al logro de la convivencia ciudadana, el respeto a los derechos humanos y la integridad policial”.

Según Temblores, aún es necesario incluir “estrategias para reducir y sancionar disciplinariamente los casos de procedimientos irregulares y hostigamientos policiales”. Lo anterior, teniendo en cuenta que hay casos en los que los uniformados no están identificados, supuestamente hurtan pertenencias, extorsionan, aceptan sobornos o realizan requisas irregularmente, entre otros.

El empleo que busca está a un clic

Te puede interesar

Las más leídas

Te recomendamos

Utilidad para la vida

Regístrate al newsletter

Acepto el tratamiento y uso del dato Personal por parte del Grupo EL COLOMBIANO*