<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

Sangre, gritos y mucho miedo: armados intentaron “rematar” a un paciente en hospital del Meta

Médicos y pacientes resultaron heridos y con ataques de pánico. Por ahora se suspendieron los servicios de consultas y urgencias en esa sede médica.

  • La incursión armada ocurrió en la madrugada del lunes en Barranca de Upía, Meta. FOTO: Capturas de Pantalla
    La incursión armada ocurrió en la madrugada del lunes en Barranca de Upía, Meta. FOTO: Capturas de Pantalla
  • Sangre, gritos y mucho miedo: armados intentaron “rematar” a un paciente en hospital del Meta
31 de octubre de 2023
bookmark

Los médicos de una sede rural de Barranca de Upía, en Meta, vivieron un día de terror en medio de ataques armados, disparos y crisis de ansiedad.

Tal como se conoció en varios videos publicados por el personal de salud, en la madrugada del lunes hombres armados llegaron al sitio con la intención de “rematar” a un paciente que ya había llegado con heridas graves.

Le puede interesar: Atención: atentado contra patrulla dejó dos policías muertos y otros dos gravemente heridos en Meta

Las imágenes son aterradoras: paredes y pisos llenos de sangre y enfermeras y médicos intentando cerrar la puerta por donde querían ingresar los sicarios.

“Ya no más, por favor. Ya no más. Tenemos mucho miedo”, se le escuchaba decir a una de las empleadas del hospital en lo que fue diagnosticado como una crisis de ansiedad postraumática.

En medio de ese forcejeo entre los criminales, el personal de salud y los pacientes, dos de los médicos se tuvieron que encerrar dentro de uno de los baños del centro por más de una hora.

“Llegaron a dañar las puertas para poder agredirnos y matarnos, no sé. Tuvimos que salir corriendo como Dios nos ayudó y estamos aquí encerrados a la merced de Dios, porque sinceramente no sabemos qué está pasando afuera”, dijo.

Según esos dos médicos, mientras grababan esa denuncia para recibir ayuda afuera aún se escuchaban tiros y gritos de personas.

“Había muchas personas con cuchillos, muchos salieron agredidos”, dijo la médica, quien también aseguró que su compañero había sido herido por los sicarios y tenía una posible fractura en el brazo.

En medio del caos, los médicos aprovecharon para reclamar condiciones dignas y de seguridad para ejercer su trabajo como médicos rurales, un requisito obligatorio en Colombia para obtener el título profesional.

Sangre, gritos y mucho miedo: armados intentaron “rematar” a un paciente en hospital del Meta

“A esto es a lo que se somete el médico rural del servicio social obligatorio, a prestar un servicio con calidad humana sin garantías. Porque qué va a hacer un pobre guardia de seguridad solo contra 20 personas que estaban armadas con armas blancas; el hombre se paró, también por él es que estamos vivos”, dijo el médico.

Por ahora, las autoridades del Meta no se han pronunciado sobre el hecho ni han brindado información de los sicarios y la respectiva investigación judicial.

Lo que sí está claro, es que en ese centro de salud de Barranca de Upía quedaron suspendidas las consultas externas y de urgencia hasta nueva orden. Esto último, mientras logran garantizar las condiciones de seguridad.

Hasta ahora, se desconoce si el paciente que intentaron asesinar sufrió más lesiones o continuó vivo.

“Mientras Gustavo hace cuentas alegres de unas elecciones donde salió derrotado; hombres fuertemente armados irrumpieron en el centro de salud de Upía, Meta, para asesinar a un paciente crítico”, criticó la senadora María Fernanda Cabal.

El empleo que busca está a un clic

Te puede interesar

Las más leídas

Te recomendamos

Utilidad para la vida

Regístrate al newsletter

Acepto el tratamiento y uso del dato Personal por parte del Grupo EL COLOMBIANO*