<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Síguenos en:
Política | PUBLICADO EL 17 noviembre 2022

Bancada “goda” de Petro no le jala a proyecto de educación sexual

El Pacto Histórico choca con el Conservador por un articulado que tildan de “ideología de género”.

  • Este es el proyecto de ley sobre educación sexual.
    Este es el proyecto de ley sobre educación sexual.
  • Este es el proyecto de ley sobre educación sexual.
    Este es el proyecto de ley sobre educación sexual.

Si bien conservadores y liberales están aliados con el Pacto Histórico en el Capitolio, no todo le sale a pedir de boca al presidente Gustavo Petro. Apareció otro tema, después de los impuestos a las iglesias, que tiene a los congresistas tradicionales divididos.

Se trata del debate del proyecto de ley 229 que busca promover la educación integral en sexualidad en los colegios, lo que implementaría programas de formación en salud reproductiva en todas las instituciones de educación públicas y privadas.

Es tal la discordia que al cierre de esta edición seguían en debate en la Cámara de Representantes dos ponencias que pretendían hundirlo con la bandera de “#ConMisHijosNoTeMetas”, en medio de una pulla entre los conservadores y los del Pacto sobre las implicaciones de hablarle –o no– de sexualidad a los niños, niñas y jóvenes.

Ese articulado está en trámite desde la legislatura anterior y para este periodo 2022 quedó abanderado por la bancada de Petro, bajo la vocería de la representante del Pacto Susana Boreal y el de la Alianza Verde Alejandro García. Es más, la otra ponente es la palenquera Dorina Hernández Palomino, quien pertenece al movimiento Soy Porque Somos de la vicepresidenta Francia Márquez.

El proyecto busca que se imparta educación sexual en todos los grados escolares, incluso en las universidades, para abordar cuestiones como los derechos sexuales y reproductivos, la promoción de decisiones saludables, la prevención de embarazos no deseados y de enfermedades de transmisión sexual.

Esos puntos prendieron las alarmas de los católicos y cristianos del Congreso, quienes creen que hablarle de esos temas a los menores de edad terminaría promoviendo la “ideología de género” en las aulas.

Es tal la discordia que hasta el expresidente Álvaro Uribe se pronunció asegurando que esa idea “destruye valores” y los conservadores le pidieron asesoría en este tema al “Trump” de Argentina, el diputado Javier Milei, quien dio la misma pelea en el Parlamento de su país.

Desde el Capitolio los 57 congresistas de la bancada por la vida y la familia se están moviendo desde comienzos de noviembre para hundir el articulado, liderados por el representante conservador, Luis Miguel López, un paisa que promueve los valores de marianos desde su escaño.

La tarea que se trazó López no es tan sencilla. El proyecto de ley tiene el visto bueno del Gobierno, ya los ministerios de Hacienda y de Educación emitieron un concepto favorable sobre este y sus ponentes aseguraron que sí está entre las tantas prioridades del Ejecutivo para los agitados trámites que hacen por estos días en el Congreso.

Las posturas sobre la “ideología de género” versus la educación sexual dejan ver que la alianza con los godos se le está yendo por las ramas a los del Pacto Histórico. Mientras representantes conservadores como Juan Carlos Wills son autores del articulado, otros como López se niegan a respaldarlo aunque es de las entrañas del Pacto.

En ese combo también están los de Colombia Justa Libres, el Mira y el ala cristiana del Partido Liberal con senadoras como Karina Espinosa, otra colectividad de la bancada de Gobierno en la que el progresismo de los proyectos del Ejecutivo termina en fugas de votos.

Esos mismos congresistas consiguieron que se cayera el impuesto a las ganancias de las iglesias que había quedado en la reforma tributaria durante el debate en Cámara, pero que terminó hundiéndose en la conciliación por falta de respaldo de la Casa de Nariño. ¿Qué pasará con este de educación sexual?

Los mismos ponentes del proyecto de ley reconocen que los votos conservadores y liberales están partidos. Por eso, ya hubo una reunión de los tradicionalistas con esos voceros para encontrar un punto medio porque el interés de la bancada de Petro es que sus proyectos se sigan aprobando pos mayorías aplastantes como la que dio paso a la “paz total”.

Esa negociación estaría en que se incluya un artículo que deje en manos de la comunidad educativa –padres, profesores y directivas– la decisión de si quieren o no impartir esa formación, chutándole la batalla entre formación e ideología a todas las instituciones educativas del país

Si quiere más información:

.