<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Paz y derechos humanos | PUBLICADO EL 10 agosto 2020

Nuevo bombardeo contra el Clan del Golfo deja tres muertos en Ituango

  • Material de guerra incautado tras el bombardeo. FOTO CORTESÍA EJÉRCITO
    Material de guerra incautado tras el bombardeo. FOTO CORTESÍA EJÉRCITO
  • Material de guerra incautado tras el bombardeo. FOTO CORTESÍA EJÉRCITO
    Material de guerra incautado tras el bombardeo. FOTO CORTESÍA EJÉRCITO
RICARDO MONSALVE GAVIRIA

Esta vez las bombas lanzadas desde los A29 SúperTucano de la Fuerza Aérea Colombiana estaban dirigidas contra un campamento del Clan del Golfo que se encontraba en los límites de Antioquia y Córdoba.

El resultado de ese ataque estratégico de las Fuerzas Armadas, en el que también hubo participación del Avión Fantasma (C47) de la Fuerza Aérea y varios helicópteros Black Hawk del Ejército y la Policía, fue de tres presuntos integrantes del grupo armado ilegal muertos y la incautación de material bélico como 3 fusiles, uno de ellos con mira de precisión, munición y radios de comunicación.

Los hechos ocurrieron en la vereda Santo Tomás del municipio de Ituango, muy cerca de la frontera con el municipio cordobés de Puerto Libertador, zona donde actualmente hay presencia de la subestructura Rubén Darío Ávila el cual está al mando de alias “Veterino” y que al parecer sería la responsable de numerosos ataques a la población civil en municipios del sur de Córdoba como San José de Uré.

Relación con el “plan mil”

Para el general Juan Carlos Ramírez, comandante de la Séptima División del Ejército, este resultado contra el Clan del Golfo, en el que hubo una coordinación con Fiscalía, Policía y Fuerzas Armadas, es una prueba de que el Ejército mantiene su presencia y operaciones en las zonas más distantes de Ituango, también es un golpe directo a las intenciones de expansión que tendría el Clan del Golfo en este municipio y que hasta hace un mes y medio se denunciaba con la supuesta llegada de mil combatientes de ese grupo considerado narcoparamilitar.

Lea sobre la denuncia: Advierten arribo de mil hombres armados a Ituango

“Este grupo armado pretende atacar a la población civil de Ituango y de Puerto Libertador en Córdoba. Esta operación afecta también las intenciones de esa estructura de controlar la cadena de narcotráfico en el paso entre el Nudo de Paramillo y la subregión de Urabá. Hay que recordar que también son los responsables de desplazamiento forzado y reclutamiento forzado”, dijo el general Ramírez.

A propósito del supuesto plan del Clan del Golfo de entrar con mil hombres armados al municipio de Ituango, EL COLOMBIANO conoció información de Inteligencia Militar en la que desestiman que a esa zona llegue esa cantidad de personas con armamento.

Se reconoce que sí hay un plan denominado “expansión”, pero que no compromete esa cantidad de hombres. “Quieren tener más presencia por la importancia de la zona para los corredores y conexiones con otras regiones, pero sus refuerzos no son superiores a 10 o 15 hombres”, añade la fuente consultada por este diario.

Para el Ejército, el Clan del Golfo no cuenta con más de 80 combatientes en la zona donde recientemente ocurrió el bombardeo.

La Rubén Darío Ávila

La subestructura Rubén Darío Ávila del Clan del Golfo (Autodefensas Gaitanistas de Colombia), hace parte de la Estructura Roberto Vargas Gutiérrez y está conformada por dos cabecillas: alias Veterino, por quien se ofrecen hasta 50 millones de pesos y “Vicente” o “Bigotes”, como segundo cabecilla. Las autoridades también buscan a otros “líderes” de esta estructura como lo son alias Víctor y Termineitor”, quienes son cabecilla militares; “Cortico”, cabecilla político y “Faisán”, cabecilla urbano.

Sobre “Veterino”, EL COLOMBIANO conoció que su verdadera identidad es Henry de Jesús Durango y que es natural del municipio de Carepa, Antioquia.

Esta subestructura del Clan del Golfo tiene presencia en los municipios de Ituango, Antioquia y en el sur de Córdoba como Montelíbano, Puerto Libertador, Puerto Escondido y partes de San José de Uré. En esas zonas mantiene una disputa territorial con otros grupos armados ilegales como las disidencias del Frente 18 de las Farc y los Caparros, organizaciones ilegales que, incluso, están aliadas para dicha pelea.

Este es el segundo bombardeo contra el Clan del Golfo en menos de una semana. El pasado tres de agosto la Fuerza Pública reportó la muerte de cinco combatientes de esa estructura armada ilegal en el departamento de Chocó: Bombardeo al Clan del Golfo dejó cinco muertos en Urabá

Ricardo Monsalve Gaviria

Periodista. Magíster en Comunicación de la Defensa y los Conflictos Armados de la Universidad Complutense de Madrid

.