<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

No pasaba hace 20 años: alcalde de municipio de Norte de Santander renunció y salió del país por amenazas de grupos armados

Se trata del alcalde de Playa de Belén, Ider Humberto Álvarez García, quien presentó su carta de renuncia ante las constantes amenazas y ataques de grupos ilegales que le impidieron ejercer su cargo en el municipio. Desde el año pasado estaba despachando desde Cúcuta.

  • Ider Humberto Álvarez García renuncia a la alcaldía de la Playa de Belén ante amenazas de grupos armados. FOTO: TOMADA DE INSTAGRAM @ideralvarez82
    Ider Humberto Álvarez García renuncia a la alcaldía de la Playa de Belén ante amenazas de grupos armados. FOTO: TOMADA DE INSTAGRAM @ideralvarez82
03 de agosto de 2023
bookmark

El municipio de la Playa de Belén, en el centro occidente de Norte de Santander y jurisdicción de la provincia de Ocaña, amaneció sin alcalde ante la renuncia del mandatario local, Ider Humberto Álvarez García, un hecho que, según la Federación Colombiana de Municipios, Fedemunicipios, no ocurría hace 20 años.

El gobernante municipal venía despachando desde el año pasado desde Cúcuta por las amenazas que sobre él habían hecho grupos al margen de la ley que delinquen en el Catatumbo.

Al finalizar julio, tras no poder retornar a despachar al municipio que lo eligió por la falta de garantías, decidió presentar su carta de renuncia ante el gobernador Silvano Serrano, quien el pasado lunes se la aceptó.

Lea aquí: ELN patrulló y se tomó fotos con niños en un corregimiento de Tibú

En la carta que Álvarez le dirigió al gobernador, le informa que a raíz de la situación de riesgo que sufre él y su familia, decidió dejar su cargo y salir del país.

En marzo del año pasado, Álvarez ya venía siendo víctima de los grupos ilegales, cuando salió ileso de un atentado armado que ocurrió en el sector La Virgen, de La Playa de Belén, pero su conductor quedó herido.

A raíz de estos hechos de inseguridad que atentaron contra su vida, el mandatario decidió salir del municipio y ejercer sus funciones desde Ocaña y Cúcuta, y aunque recientemente el ministro de Defensa, Iván Velásquez, le dio la orden a la Fuerza Pública para garantizarle la seguridad a los alcaldes de Norte de Santander y que pudieran gobernar desde sus territorios, eso no se logró.

Siga leyendo: Mujeres enseñan valores en la zona de guerra del Catatumbo

Un segundo atentado que sufrió Álvarez se produjo el pasado 4 de junio, cuando el mandatario quiso regresar a la población para celebrar el Día del Campesino y una feria de emprendedores, pero fue recibido con disparos de fusil desde los cerros aledaños, lo que de inmediato obligó su salida de esa población.

Ante la situación, Fedemunicipios le insistió al presidente Gustavo Petro proteger a los gobernantes municipales, en especial ante las próximas elecciones regionales.

“(Reiteramos el) pedido al Gobierno Nacional de reforzar la seguridad del país, especialmente la de los mandatarios locales, y de brindar garantías para el ejercicio electoral que se realizará el próximo 29 de octubre”, afirmaron desde la entidad.

Fedemunicipios también reprochó que la política de “Paz total” del mandatario no esté mostrando resultados para proteger a quienes son elegidos popularmente en sus poblaciones.

“En conjunto con la Defensoría del Pueblo se realizó un encuentro con alcaldes y alcaldesas de las zonas más afectadas por la violencia en la actualidad, donde los mandatarios locales denunciaron la difícil situación que se vive en la ‘Colombia Profunda’ y a la fecha la situación no ha cambiado; al contrario, vemos como el país está retrocediendo en materia de seguridad y los mandatarios locales vuelven a ser objetivo militar de los grupos armados ilegales que están ‘cogobernando’ en algunas regiones”, agregaron.

Y es que, en una entrevista que el mandatario concedió al diario La Opinión en junio manifestó que desde comienzos de su mandato se opuso a las pretensiones de algunos grupos al margen de la ley de entregar recursos para dejarlo gobernar. En ese entonces aseguró que los pocos dineros para solventar las necesidades de los habitantes de la región no los podía destinar a esas personas.

También puede leer: Seis ciudades colombianas, en el ranking de las más peligrosas del mundo en 2022

“Es triste vivir una situación tan apremiante, ya que quiero volver a terminar el mandato otorgado por la voluntad del pueblo, pero los violentos no me dejan”, reiteró Álvarez en aquel entonces.

Álvarez también fue extorsionado por disidencias de las Farc y el Ejército de Liberación Nacional (ELN), quienes le exigieron hasta 150 millones de pesos por no acabar con su vida.

“Los grupos al margen de la ley no dan muestras de paz, por lo tanto, resulta muy complejo retar a los grupos para poder ejercer nuestro oficio. Yo no seré un mártir de una guerra sin sentido; se debe garantizar la seguridad de toda la comunidad en los territorios, que estemos cómodos y tranquilos”, agregó Álvarez en su carta de renuncia.

El gobernador de Norte de Santander deberá iniciar el trámite para nombrar al nuevo alcalde de ese municipio.

El empleo que busca está a un clic

Te puede interesar

Las más leídas

Te recomendamos

Utilidad para la vida

Regístrate al newsletter

Acepto el tratamiento y uso del dato Personal por parte del Grupo EL COLOMBIANO*