<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Síguenos en:
Colombia | PUBLICADO EL 09 mayo 2022

Diez asesinados deja paro armado del Clan del Golfo

Cinco uniformados y tres civiles entre las víctimas de la oleada terrorista.

  • Las Fuerzas Militares patrullan las áreas de influencia del Clan del Golfo por agua, tierra y aire. FOTO: CORTESÍA DE LA ARMADA.
    Las Fuerzas Militares patrullan las áreas de influencia del Clan del Golfo por agua, tierra y aire. FOTO: CORTESÍA DE LA ARMADA.
  • Las Fuerzas Militares patrullan las áreas de influencia del Clan del Golfo por agua, tierra y aire. FOTO: CORTESÍA DE LA ARMADA.
    Las Fuerzas Militares patrullan las áreas de influencia del Clan del Golfo por agua, tierra y aire. FOTO: CORTESÍA DE LA ARMADA.
Por: Nelson Matta Colorado

Tres militares, tres civiles, dos policías y dos presuntos delincuentes asesinados, así como nueve uniformados heridos, es el balance parcial del Ministerio de Defensa sobre las consecuencias del paro armado.

De acuerdo con esta entidad, los delincuentes han averiado 187 vehículos y afectado seis terminales de transporte con sus intimidaciones.

En su reacción, la Fuerza Pública ha capturado a 177 sospechosos, dos murieron en enfrentamientos y tres más se entregaron de forma voluntaria.

Se han realizado 455 caravanas terrestres con escolta, facilitando la movilidad de 14.599 vehículos, 31.638 pasajeros y 186.933 toneladas de alimentos, hidrocarburos y otros insumos.

Otras 60 caravanas han sido marítimas, con acompañamiento a comunidades de los golfos de Urabá y Morrosquillo, así como en la ruta de Coveñas a Cartagena.

Llama la atención que las cifras del Gobierno, en lo relativo a las afectaciones, difieren con las de la Unidad de Investigación y Acusación de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP).

Según ese organismo, creado como parte del acuerdo de paz con las Farc (2016), se han registrado 24 homicidios a civiles, una cifra que dista bastante de los tres documentados por el MinDefensa.

La Unidad informó que las afectaciones se han presentado en 11 departamentos, incluyendo cinco ataques a misiones humanitarias, 26 bloqueos de vías y 10 constreñimientos a los medios de comunicación.

Se vienen más extradiciones

En el quinto día del paro armado que agobia a varias regiones del país, el presidente Iván Duque visitó el municipio antioqueño de Carepa y, después de un consejo de seguridad, desafió a los criminales que promovieron el bloqueo: “‘Otoniel’ se sentía intocable y está en un calabozo, pudriéndose en Estados Unidos. Hay 16 personas más del Clan del Golfo listas para la extradición, y las vamos a extraditar”.

Entre los detenidos que están pendientes del trámite internacional, aparece Nini Johana Úsuga David (“la Negra”), hermana de “Otoniel”, solicitada por la Corte del Distrito Sur de La Florida, por cargos de narcotráfico. La Corte Suprema de Justicia ya le dio su visto bueno al procedimiento.

Sobre las posibles causas del paro, además de una venganza por la extradición de Dairo Úsuga (“Otoniel”), el Jefe de Estado explicó que “ellos (el Clan) están interesados en hacer demostraciones de zozobra mediática para buscar algún tipo de negociación, aprovechando el certamen electoral. Pero Colombia no cae en esas trampas”.

Recalcó los anuncios que ha venido haciendo el Gobierno sobre las estrategias para frenar a esa organización: dos bloques de búsqueda, con 700 policías y 720 militares, para perseguir a los miembros de la cúpula (“Chiquito Malo”, “Siopas” y “Gonzalito”) y a sus tentáculos, con 15 fiscales especializados; el ataque al aparato financiero con extinciones de dominio; y recompensas de hasta $5.000 millones por los máximos cabecillas.

Egresado de la U.P.B. Periodista del Área de Investigaciones, especializado en temas de seguridad, crimen organizado y delincuencia local y transnacional.

.