<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Colombia | PUBLICADO EL 27 septiembre 2021

Iban por $100.000 millones en caso MinTic

  • La declaración de Juan Carlos Cáceres es una de las pruebas que tiene la Fiscalía para entender el entramado de corrupción en el caso de MinTic. FOTOS capturada del video de semana
    La declaración de Juan Carlos Cáceres es una de las pruebas que tiene la Fiscalía para entender el entramado de corrupción en el caso de MinTic. FOTOS capturada del video de semana
  • La declaración de Juan Carlos Cáceres es una de las pruebas que tiene la Fiscalía para entender el entramado de corrupción en el caso de MinTic. FOTOS capturada del video de semana
    La declaración de Juan Carlos Cáceres es una de las pruebas que tiene la Fiscalía para entender el entramado de corrupción en el caso de MinTic. FOTOS capturada del video de semana
Por el colombiano

Juan Carlos Cáceres, de Novotic, empresa de la UT Centros Poblados, prendió el ventilador y dijo que la idea era quedarse con el 10% del contrato.

En una hora y 12 minutos de declaraciones a la Fiscalía, Juan Carlos Cáceres, presidente de Novotic –fundación que hace parte de la Unión Temporal Centros Poblados–, pasó a ser pieza clave dentro del escándalo de MinTic por la pérdida de $70.000 millones de anticipos.

Este contratista destapó el ventilador afirmándole a los fiscales que lo escucharon que así “genere cosas con diferentes personas”, su interés es decir la verdad dentro del contrato que al principio vio como algo “inalcanzable”, pero para el que luego terminó aliándose con el también implicado Emilio Tapia para quedarse con “un 10% del billón de pesos” que costaba el proyecto. O sea, con $100.000 millones.

El pacto se concretó en la casa de Tapia, en Barranquilla, hasta donde viajó Cáceres a inicios de 2020 a comentarle su idea. El trato que salió de ahí es que Tapia se encargaba de conseguir empresas para la parte financiera, y Cáceres, con Novotic, hacía lo técnico.

Estas declaraciones hacen parte de un video revelado por la Revista Semana este domingo. En él, Cáceres advirtió a los investigadores que nunca fue conocedor de las garantías falsas que terminaron por reventar este escándalo. De hecho, subrayó que se vino a dar cuenta de ellas hace poco, estando en Estados Unidos.

“Cuando veo Twitter, el tema de la ministra (Karen Abudinen) y la Fiscalía, que la garantía falsa. Inmediatamente llamé a Luis Fernando (representante de la UT). Le dije ‘¿qué pasó?’, y me dice: ‘hablamos aquí personalmente’”.

Por eso fue enfático en que sus palabras son con el ánimo de aclarar todo, y que en caso de que la Fiscalía le encuentre algo irregular, pueda tener el derecho al principio de oportunidad para despejar el tema.

La relación con Tapia

El presidente de Novotic relató al ente acusador que su cercanía con Emilio Tapia no es de mucho tiempo atrás. Según él, se dio el año pasado en plena pandemia, cuando ambos coincidieron en el mismo negocio de traer tapabocas del extranjero.

Para ese momento, Cáceres ya tenía en mente la idea de crear un proyecto para quedarse con la licitación de MinTic. Por eso empezó a llamar a empresas y a ver la disponibilidad de redes que tenía cada uno en los departamentos a los que tocaba llevar conectividad a zonas rurales.

“Empieza a mirar uno los pliegos. Le decía a Robert Gómez, representante legal (de Novotic), si eso estaba muy alto, si era viable o no”. Así fue como terminó llamando a varias personas del sector de las telecomunicaciones hasta dar con Tapia.

El plan para ganar

Cáceres, contratista que afirma tener experiencia acreditable en el sector, tildó de “sueño inalcanzable” ganarse el contrato de MinTic, que en sus términos iniciales hablaba de llevar 7.277 centros digitales a 15 departamentos del país.

Para participar de su licitación, a Novotic le faltaba algo: el patrimonio. Por eso, detalla Cáceres, le pidió una cita a Tapia: “Me dijo que podíamos buscar empresas para el patrimonio y mirábamos a ver si nos lo ganábamos”.

Tapia, partícipe del Carrusel de la Contratación en Bogotá, habría empezado entonces a mover sus contactos y finalmente le relacionó a su nuevo socio tres empresas que cumplían con el perfil: ICM Ingenieros, Intec de la Costa, y Omega Buildings Constructora.

A las citas para estructurar el proyecto asistieron, según Cáceres, representantes de estas empresas con los que no tuvo mayor contacto, dentro de ellos estaba Alfredo Amín, señalado de haber elaborado el acta de conformación de la Unión Temporal que terminó firmando Carlos Páramo.

Así las cosas, los encargados de las garantías terminaron siendo los de Intec de la Costa, empresa que en los papeles de integración de la unión aparece con un 15%, al igual que Omega Buildings. Mientras que ICM Ingenieros y Novotic se quedaron con el porcentaje más grande: 35% cada una.

Sin embargo, en la declaración revelada ayer, Cáceres contó que a pocos días de ganar, tras bambalinas, el negocio que pactó con Tapia fue que Novotic tenía el 50%, y las tres restantes se quedaban con la otra mitad.

Para consumarlo, contó Cáceres, les faltaba elegir al representante legal, por lo que él propuso que fuera Luis Fernando Duque. Las partes aceptaron y pusieron a Jorge Pino Ricci como abogado. Finalmente se ganaron la licitación y eso fue “una cosa extraordinaria”, relató.

Las ganancias

Una vez enterados, según Cáceres, empezaron a hacer las cuentas de ganancias a sacar durante los 11 años y seis meses de ejecución del contrato.

“Uno gana por las camionetas. En esto se hizo un renting firmado por las cuatro compañías, esto es que se necesitan unos 50 carros, y al renting usted le paga $3.2 millones, pero en el costo del proyecto está en $4 millones”, resaltando que las utilidades dependían de en qué departamento se negociara, pues “salen caras en Quibdó; es más sencillo en Bolívar y Magdalena”.

En lo que tiene que ver con las ganancias por equipos tecnológicos, Cáceres comentó que en ellos “se va viendo la utilidad en que ojalá varios de estos no se quemen. Ese margen no se ve ahorita, se ve en el cuarto año, cuando empiece la operación”.

En cuanto a la tajada grande que se iban a repartir, subrayó que “lo normal de este negocio era ganarnos un 10% del billón”, y reiteró que los encargados de las pólizas fueron Intec de la Costa y Luis Fernando Duque (ver Paréntesis).

Por estas declaraciones, el contratista le manifestó a los fiscales que es mentira que la plata fue robada, y que al no saber “de quiénes son las tres empresas” con las que se alió, tiene miedo por lo que le pueda pasar a su vida

10%
del valor del contrato por $1 billón pretendían como tajada los contratistas, dijo Cáceres.
35%
de participación tiene la fundación Novotic en la Unión Temporal Centros Poblados.

Contexto de la Noticia

Paréntesis la situación de otros implicados

Agentes del CTI de la Fiscalía capturaron hace ocho días a otros tres involucrados en el escándalo de MinTic. Se trata de Luis Fernando Duque, representante legal de la Unión Temporal; Juan José Laverde, representante de Rave Seguros; y Emilio Tapia, quien fue partícipe del Carrusel de la Contratación y en este caso contactó a Juan José Cáceres, de Novotic, con las otras empresas que finalmente terminaron conformando la Unión Temporal Centros Poblados. A Tapia, quien se encuentra en una clínica de Barranquilla, un juez de control de garantías le negó la solicitud de casa por cárcel que pidió.

.