<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Colombia | PUBLICADO EL 31 octubre 2020

Horacio Serpa, el liberal que siempre quiso ser presidente

  • El líder liberal Horacio Serpa era un enamorado de su esposa Rosita Moncada de Serpa. Los más cercanos coinciden en que ella fue su compañera de lucha. FOTO Colprensa
    El líder liberal Horacio Serpa era un enamorado de su esposa Rosita Moncada de Serpa. Los más cercanos coinciden en que ella fue su compañera de lucha. FOTO Colprensa
  • Horacio Serpa fue copresidente de la Asamblea Nacional Constituyente, su aporte más importante al país. FOTO Colprensa
    Horacio Serpa fue copresidente de la Asamblea Nacional Constituyente, su aporte más importante al país. FOTO Colprensa
  • El líder liberal Horacio Serpa era un enamorado de su esposa Rosita Moncada de Serpa. Los más cercanos coinciden en que ella fue su compañera de lucha. FOTO Colprensa
    El líder liberal Horacio Serpa era un enamorado de su esposa Rosita Moncada de Serpa. Los más cercanos coinciden en que ella fue su compañera de lucha. FOTO Colprensa
  • Horacio Serpa fue copresidente de la Asamblea Nacional Constituyente, su aporte más importante al país. FOTO Colprensa
    Horacio Serpa fue copresidente de la Asamblea Nacional Constituyente, su aporte más importante al país. FOTO Colprensa
Olga Patricia Rendón M. y Leonardo Botero Fernández

Horacio Serpa fue copresidente de la Asamblea Nacional Constituyente, juez,

alcalde, concejal, diputado, ministro, congresista y tres veces candidato presidencial.

Al medio de día de ayer, el senador Horacio José Serpa anunció la muerte de su padre, el líder liberal Horacio Serpa Uribe, quien murió a los 77 años, tras una larga enfermedad.

“Fue un gran luchador, un hombre combativo, un adalid de nuestras ideas y, por eso, su partida nos duele tanto”, señaló el expresidente Cesar Gaviria, hoy presidente del Partido Liberal.

Una vida de servicio público

Su amigo Ramiro Bejarano lo recuerda como “un hombre de provincia que escaló a punta de esfuerzo, batalla política, inteligencia y libertad”. Serpa Uribe nació el 4 de enero de 1943, en Bucaramanga (Santander), y fue de los pocos líderes en trasegar por los tres poderes públicos.

Tan pronto se graduó como abogado inició como juez promiscuo y ascendió a varios cargos judiciales en su departamento; fue desde la judicatura que se dio cuenta de que su verdadero interés estaba en la política y se hizo miembro de las juventudes del Movimiento Revolucionario Liberal fundado por Alfonso López Michelsen.

En 1970 fue designado como alcalde de Barrancabermeja. También fue concejal de ese municipio, diputado y secretario de Educación de Santander. En 1974 llegó a la Cámara de Representantes como suplente de Rogerio Ayala, cuatro años más tarde fue elegido para el mismo cargo como titular y repitió en 1982.

Para 1986 Serpa alcanzó una curul en el Senado, para entonces era amigo de Ernesto Samper Pizano, a quien había conocido como jefe de debate en la campaña presidencial de Alfonso López Michelsen.

En 1988 fue designado como Procurador General de la Nación tras el asesinato de Carlos Mauro Hoyos y dos años después recibió la invitación para conformar el último gabinete de Virgilio Barco como ministro de Gobierno.

Lea más: Murió el político liberal, Horacio Serpa

Un entusiasta constituyente

Pese a que fue elegido como senador en 1990, renunció para atender la convocatoria a la Asamblea Nacional Constituyente, en la cual fue copresidente junto con el líder conservador Álvaro Gómez Hurtado y el exguerrillero del M-19 Antonio Navarro Wolf.

“Serpa nos ayudó a construir ese consenso fundamental para hacer una buena constitución completa, que valiera la pena”, recuerda Navarro.

Para la excongresista Piedad Córdoba, Serpa fue muy importante “en la construcción de la Constitución, que trajo nuevas oportunidades políticas al país y también trató de modernizar el partido liberal, aunque no lo consiguió. Fue una persona que siempre estuvo en la lucha por una Colombia diferente”.

Además, el exministro Rodrigo Pardo asegura que Serpa fue el más entusiasta constituyente, quien pudo generar el equilibrio entre dos orillas tan opuestas como lo eran Gómez y Navarro.

Quizá le interesa: Así reaccionó el país a la muerte de Horacio Serpa

La etapa más difícil

Para las elecciones de 1994, Horacio Serpa fungió como jefe de debate de Samper, quien ganó la presidencia y lo nombró como su ministro de Gobierno.

Esta fue quizá la etapa más dura en la vida pública del líder liberal. Durante el mandato de Samper fue vinculado al proceso 8.000 en el que el presidente y varios de sus lugartenientes fueron acusados de recibir dinero ilícito del Cartel de Cali. Aunque en contra de Serpa no prosperó ningún proceso penal.

Cecilia López, también ministra de Samper, recuerda que los dos se quedaron hasta el final, “porque sabíamos que teníamos el deber de proteger la institucionalidad ”.

Y desde hace exactamente 25 años ha sido públicamente señalado por la familia de Álvaro Gómez Hurtado como autor intelectual (junto con Samper) de su asesinato. Solo hasta hace un mes pudo sentir descanso, cuando el antiguo secretariado de las Farc reconoció ante la JEP hacer cometido el magnicidio.

“Los últimos hemos sido víctimas de todo tipo de insultos y calumnias de parte de la familia de Álvaro Gómez, y aunque entendemos las razones económicas que los animan en convertir esto en un crimen de Estado, rechazamos categóricamente todas estas ofensas de carácter personal que ofenden la memoria del propio Gómez”, precisó Samper a EL COLOMBIANO.

Terminado el mandato de Samper, Serpa Uribe intentó llegar en tres oportunidades a la Presidencia de la República (1998, 2002 y 2006), sin éxito.

De acuerdo con Rodrigo Pardo, quien fue su compañero de gabinete, “Serpa se equivocó presentándose tantas veces. La primera pudo ganar, a pesar de que cargaba en la espalda con el desprestigio del gobierno de Samper y, aún así, a Pastrana le costó mucho derrotarlo. Pero al seguirlo intentando no entendió que el país ya estaba pensando en otras agendas”.

Navarro y Córdoba coinciden en que Serpa nunca pudo mostrarle al país su verdadera faceta de pacifista. “Sin duda Serpa habría sido un gran presidente”, concluyó Navarro . n

$!Horacio Serpa fue copresidente de la Asamblea Nacional Constituyente, su aporte más importante al país. FOTO Colprensa
Horacio Serpa fue copresidente de la Asamblea Nacional Constituyente, su aporte más importante al país. FOTO Colprensa

Contexto de la Noticia

Reacciones Recuerdos de quienes lo conocieron

“Lamentamos el fallecimiento de Horacio Serpa Uribe. Mi solidaridad con su familia y con los santandereanos. Hoy la patria ha perdido a uno de sus grandes caballeros de la política”.

Iván Duque, presidente de Colombia

“Lamentamos muchísimo la partida de Horacio Serpa. Un colombiano ejemplar, un gran liberal y siempre un noble caballero. Nuestras sinceras condolencias a su querida familia”:

Juan Manuel Santos, expresidente de Colombia.

“Con el fallecimiento de Horacio Serpa concluye un ciclo al que nunca le intuí final. Me unió con él una amistad de mucho tiempo, coincidencias y agudas diferencias. Le expresé mi respeto y mi afecto”:

Álvaro Uribe Vélez, expresidente de Colombia

“Adiós, Horacio Serpa. Un gran abrazo a Rosita, a Horacio José, a toda su familia. Buscó sin desmayo la paz en Colombia. Descanso eterno”.

Humberto de la Calle

Exjefe negociador con las Farc

Se fue Horacio Serpa, expresidente de la Asamblea Constituyente del 91 y uno de los grandes artífices del Estado social de derecho que ha consolidado el espíritu de nuestra Constitución.

Fernando Carrillo, procurador general

Olga Patricia Rendón Marulanda

Soy periodista egresada de la Universidad de Antioquia. Mi primera entrevista se la hice a mi padre y, desde entonces, no he parado de preguntar.

Leonardo Botero Fernández

Periodista de la UPB y especialista en Creación Narrativa de la Universidad Central (Bogotá). Escribo.

.