<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Síguenos en:
Colombia | PUBLICADO EL 01 octubre 2022

Petro llamó al orden a su gabinete y le pidió hablar un mismo idioma

El presidente llegó tarde a la primera reunión en la que citó a todo su equipo de gobierno. Pidió buscar la paz.

  • El director del Dapre, Mauricio Lizcano, la vicepresidenta Francia Márquez y el presidente Gustavo Petro en el Consejo de Ministros que tuvo lugar en la Hato Grande, en Sopó. FOTO Cortesía
    El director del Dapre, Mauricio Lizcano, la vicepresidenta Francia Márquez y el presidente Gustavo Petro en el Consejo de Ministros que tuvo lugar en la Hato Grande, en Sopó. FOTO Cortesía
  • El director del Dapre, Mauricio Lizcano, la vicepresidenta Francia Márquez y el presidente Gustavo Petro en el Consejo de Ministros que tuvo lugar en la Hato Grande, en Sopó. FOTO Cortesía
    El director del Dapre, Mauricio Lizcano, la vicepresidenta Francia Márquez y el presidente Gustavo Petro en el Consejo de Ministros que tuvo lugar en la Hato Grande, en Sopó. FOTO Cortesía

El presidente Gustavo Petro llamó a rendir cuentas a su equipo de gobierno, y les pidió que todas sus comunicaciones y acciones miren hacia un mismo objetivo: el cambio.

Esa fue la principal solicitud que les hizo a sus ministros, consejeros y directores de departamento en el Consejo de Ministros que se llevó a cabo el viernes en la Casa Presidencial de Hato Grande, en Sopó. Esa cita, más que un encuentro del gabinete, fue la primera ocasión en 55 días en la que citó en un mismo lugar a los funcionarios directivos.

“Aquí logramos unificar, volver coherente un mensaje que sigue siendo el mismo por el cual nosotros llegamos a ser gobierno: el cambio. Aquí el eje central de la actividad del gobierno es que vamos a cambiar el país”, aseguró el mandatario al terminar la reunión.

Además de concretar ese cambio, en las prioridades está la paz total que Gustavo Petro quiere que sea uno de los legados de su mandato. El reclamo del presidente a su gabinete es que se tengan “políticas públicas coherentes para el cambio de Colombia”.

No obstante, esas línea están en construcción con los acercamientos que ha tenido la Presidencia con diez grupos al margen de la ley, entre estos el ELN y las disidencias de las Farc. El mensaje de Petro al Consejo de Ministros fue claro: alinear los discursos, mirar el cambio como un objetivo y empezar a mostrar resultados para cuando se cumplan los 100 días del Ejecutivo, fecha que se conmemora el 15 de noviembre.

Ese Consejo de Ministros tuvo un formato casi similar al de los retiros espirituales de los congresistas del Pacto Histórico. La cita fue convocada tras los desordenes que se han registrado en las agendas que salen de la Casa de Nariño, como el cronograma que se había trazado para los Diálogos Regionales Vinculantes que tuvo que ser replanteado.

En el fondo ya se hacía evidente que hasta ahora las dependencias del gobierno estaban lanzando discursos individuales, con anuncios unilaterales que provocaron hasta jalones de orejas de congresistas del Pacto Histórico a ministros como Irene Vélez, de la cartera de Minas y Energía.

En la reunión no todo fue color de rosa. El gabinete tuvo que esperar a Petro durante cuatro horas porque el mandatario estaba terminando su agenda en temas de seguridad en Santa Marta. Es más, hasta empezaron la conversación sin él, y guiada por al asesor Antoní Gutiérrez-Rubí, a la espera de que Petro arribara hacia las 4 de la tarde.

El presidente lleva varios incumplimientos, como la llegada tarde a la cena con su homólogo de Estados Unidos, Joe Biden, y el jueves, incluso, había dejado esperando al gremio de los taxistas que lo esperaban en un hotel cercano a Colferias.

Contexto de la Noticia

¿Qué sigue? Contrareloj para los 100 días

El presidente quiere definir cuál va a ser su legado para Colombia como mandatario y quiere que se vean resultados para el 15 de noviembre, cuando se cumplen los primeros 100 días de su mandato. Sin embargo, el tiempo le juega en contra porque ya van 55 días desde que llegó a la Casa de Nariño y su agenda se ha centrado en anuncios, salvo unas cuantas ejecuciones como la reapertura
de la frontera con Venezuela y los acercamientos con el ELN.

Si quiere más información:

.