<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
language COL arrow_drop_down

Petro canceló reunión clave con Claudia López para definir el futuro del metro de Bogotá

La cita se canceló por temas de la agenda presidencial. Ambos mandatarios definirán si el sistema masivo será subterráneo o elevado.

  • El presidente, Gustavo Petro, se reunirá este martes con la alcaldesa de Bogotá, Claudia López. FOTOS: Cortesía y Colprensa
    El presidente, Gustavo Petro, se reunirá este martes con la alcaldesa de Bogotá, Claudia López. FOTOS: Cortesía y Colprensa

El presidente Gustavo Petro canceló la reunión que tenía programada para este lunes con la alcaldesa de Bogotá, Claudia López. Dicho encuentro era clave para definir el futuro de una de las obras de infraestructura más importantes del país: el metro de la capital.

La cita estaba pactada para este 23 de enero a las 4 de la tarde y tenía como objetivo estudiar una serie de peticiones que le había hecho el Gobierno Nacional a los contratistas chinos.

Desde finales del año pasado se había conocido que Petro pidió hacer las cotizaciones necesarias para estimar cuánto costaría hacer uno de los tramos subterráneos, y no elevados, como quedó pactado inicialmente.

Dicha solicitud ha sido uno de los pendientes del presidente Petro desde su paso por la Alcaldía de Bogotá, en donde siempre defendió que el metro debía ser subterráneo para disminuir costos y ayudar al medioambiente.

“Por agenda del señor presidente nos acaban de cancelar la reunión prevista para hoy sobre el metro de Bogotá. Quedó reprogramada para este miércoles al final de la tarde”, trinó la alcaldesa a las 3:45 p.m., apenas 15 minutos antes de que se cumpliera el plazo para la reunión.

Lea también: “El presidente quiere metro ya”: Ministro de Transporte sobre metro de Bogotá

Por ahora, se ha alcanzado a conocer que las opciones para que se pueda incluir un tramo subterráneo significaría entre $6 billones y $15 billones más e implicarían, además, una demora en las obras de entre 3 y 6 años.

Daniela Osorio Zuluaga

Comunicadora Social - Periodista de la UdeA. Amo leer historias y me formé para contarlas.

Te puede interesar