<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Colombia | PUBLICADO EL 18 junio 2021

Principal sospechoso de atentado en Cúcuta niega responsabilidad

  • Por dar con los autores del atentado en Cúcuta, el Gobierno nacional ofrece $500 millones. FOTO Cortesía
    Por dar con los autores del atentado en Cúcuta, el Gobierno nacional ofrece $500 millones. FOTO Cortesía
  • Por dar con los autores del atentado en Cúcuta, el Gobierno nacional ofrece $500 millones. FOTO Cortesía
    Por dar con los autores del atentado en Cúcuta, el Gobierno nacional ofrece $500 millones. FOTO Cortesía
Carlos López

En medio de la reconstrucción y los análisis por parte de las autoridades al atentado en la Brigada 30, que dejó 36 personas heridas el pasado martes, el Ejército de Liberación Nacional (Eln) negó ser el autor del ataque.

Así lo indicó a través de un corto comunicado en video en el que informa que “ninguna estructura del Eln tiene que ver con el ataque que se presentó el pasado martes 15 de junio que se presentó en la ciudad de Cúcuta, Norte de Santander”. Las palabras salieron tras algunos señalamientos a esta guerrilla, pues es uno de los grupos armados ilegales que confluyen en la zona.

De hecho, el ministro de Defensa, Diego Molano, minutos después de la explosión, por orden presidencial viajó a Cúcuta a atender lo ocurrido, y desde esa ciudad mencionó la hipótesis de que el Eln sería uno de los autores que estarían involucrados en estos hechos. Esa misma versión fue manejada por el fiscal general Francisco Barbosa.

El atentado dejó a tres personas heridas de gravedad, una intervenida inmediatamente en un quirófano. Del total, 34 personas eran militares y dos eran civiles, fue el balance entregado en la noche del martes por el ministro Diego Molano.

La recompensa para dar con los responsables de estos hechos ascendió a $500 millones, y vino acompañada de más refuerzos a la frontera con Venezuela y un estricto consejo de seguridad en el que participaron altos mandos de las Fuerzas Militares. Por el momento, fueron removidos de sus cargos algunos militares, mientras se terminan de adelantar las respectivas instalaciones.

El último antecedente de un ataque de tal magnitud en una base de alguna Fuerza se dio precisamente a manos del Eln, en la Escuela de Cadetes General Santander, en enero de 2019, ubicada en Bogotá. Allí murieron 22 policías y el autor material, que también se dirigía en una camioneta (en el caso de Cúcuta alcanzó a salir de las instalaciones militares).

Ese atentado que el propio Eln se adjudicó fue el inicio de la suspensión por parte del Gobierno del presidente Iván Duque a las negociaciones que en ese momento se cursaban en La Habana, Cuba con el Eln. A diferencia de esa ocasión, en lo ocurrido en Cúcuta este grupo se desmarcó de la autoría.

En la noche de ayer, en la vía que conduce a Medellín con la costa Caribe, en el sector Crucecitas, en Puerto Valdivia, Antioquia, una bandera del Eln quedó tras la quema de varios vehículos (cinco tractomulas y tres buses de las empresas Expreso Brasilia y Coonorte). Según la Policía Nacional, la vía tuvo que cerrarse para atender la emergencia.

“Lo único que vimos es que estas personas salieron de una montañita que hay acá cerca y pararon los carros amenazándonos con armas largas de fuego. Después procedieron a prender fuego”, le contó un testigo a EL COLOMBIANO.

Carlos López

Soy comunidador social y periodista. Me interesan, entre muchas cosas, temas de conflicto armado, medio ambiente y derechos humanos.

.