<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Síguenos en:
Colombia | PUBLICADO EL 31 octubre 2020

Caso Colmenares: 10 años y a la espera de resolver una apelación

Fallos contradictorios, exámenes legales y versiones mediáticas a través de novelas y documentales han marcado el expediente de la muerte, en Halloween, de Luis Andrés.

  • Colmenares falleció en el Parque El Virrey, en Bogotá, luego de una celebración de Halloween. Las tres personas que inicialmente fueron acusadas como responsables están libres. FOTO Colprensa
    Colmenares falleció en el Parque El Virrey, en Bogotá, luego de una celebración de Halloween. Las tres personas que inicialmente fueron acusadas como responsables están libres. FOTO Colprensa
  • Colmenares falleció en el Parque El Virrey, en Bogotá, luego de una celebración de Halloween. Las tres personas que inicialmente fueron acusadas como responsables están libres. FOTO Colprensa
    Colmenares falleció en el Parque El Virrey, en Bogotá, luego de una celebración de Halloween. Las tres personas que inicialmente fueron acusadas como responsables están libres. FOTO Colprensa
Por Colprensa

La muerte de Luis Andrés Colmenares, ocurrida hoy hace una década durante una confusa noche de Halloween, que terminó en tragedia en la zona rosa de Bogotá, ha movilizado en este tiempo a la justicia, pero aún no cierra este caso.

Series de televisión, documentales y especiales periodísticos, con todo tipo de conjeturas se han hecho en la última década, pero la verdad judicial no llega para su padre, Luis Alonso, su madre, Oneida, ni el resto de su familia.

Lo que ha dejado el proceso, hasta ahora, han sido tres sindicados, Laura Moreno, Jessy Quintero y Carlos Cárdenas, compañeros de universidad que terminaron presos, pero al final ellas resultaron absueltas en primera instancia y, en el caso de Cárdenas, libre de cargos por apelaciones.

Así ha sido el caso

El proceso también ha dejado dos autopsias; dos fallos absolutorios, pero que plantean hipótesis distintas sobre si se trató de un homicidio o de un accidente, y una apelación, en manos del Tribunal Superior de Bogotá, que debería poner punto final a la controversia, pero que ha tardado más de tres años en llegar. El primer fallo señaló que fue un accidente.

El 22 de febrero de 2017, la Juez 11 de Conocimiento de Bogotá, Paula Astrid Jiménez Monroy, absolvió a Laura Moreno y a Jessy Quintero, por lo delitos de falso testimonio y homicidio en calidad de coautoría y encubrimiento.

La jueza aseguró que la muerte de Colmenares fue accidental, resultado de una caída, y en la misma no hubo participación de terceros.

Entretanto, el otro fallo, del Tribunal Superior de Bogotá, que fue dictado en octubre de 2014, absolvió a Cárdenas, compañero de estudios de Colmenares, pero advirtió que la muerte del joven universitario sí se pudo haber producido de manera violenta en la noche de los hechos.

Cárdenas resultó involucrado en el proceso por su relación con Moreno. La Fiscalía consideró que podía ser responsable de los delitos de homicidio y soborno, por testimonios que lo ubicaban en los alrededores del lugar donde falleció Luis Andrés.

Finalmente, el tribunal consideró que esta versión no era suficientemente contundente para probar la responsabilidad de Cárdenas, pero sí le dio credibilidad a las pruebas forenses que en ese momento mostraban que “el traumatismo craneoencefálico que afectó a Luis Andrés Colmenares Escobar se produjo en razón del comportamiento violento desplegado por terceras personas”.

22
de febrero de 2017: Laura Moreno y Jessy Quintero son declaradas inocentes.

Contexto de la Noticia

PARA SABER MÁS ¿qué dice la familia?

Oneida, madre de Luis Andrés, está en un proceso de sanación, que incluyó la creación de una fundación con el nombre de su hijo, que busca ayudar a las madres que perdieron un ser querido.“La fundación es para que no pasen por lo mismo que me sucedió a mí al comienzo del proceso de mi hijo”, dijo. Por ahora el siguiente capítulo está en manos del magistrado José Jairo Agudelo, de la Sala Penal del Tribunal Superior de Bogotá, quien deberá redactar la ponencia del fallo que resuelva la apelación.

.