Colombia | Publicado el

José Aldemar Rodríguez, el presunto responsable del atentado

1/1
Esta era la camioneta que explotó en la Escuela de Policía General Santander, en Bogotá. Foto: Cortesía

Como José Aldemar Rojas Rodríguez fue identificado el presunto conductor de la camioneta modelo 93 que estalló en el interior de la Escuela de Policía General Santander, en Bogotá. Así lo anunció el Fiscal Néstor Humberto Martínez desde el lugar de los hechos, donde murieron, producto de la explosión, 9 personas y 40 más resultaron heridas.

Según Martínez, Aldemar habría ingresado a la instalación policial en su camioneta, de matrícula LAF 565, alrededor de las 9:30 de la mañana del jueves. Distintas versiones que se conocieron después de la explosión señalan que el vehículo entró abruptamente a la Escuela, pero esto no fue confirmado por el Fiscal.

La explosión se produjo minutos después. Martínez señaló que la camioneta contenía 80 kilogramos de Pentolita, un producto explosivo de alta potencia utilizado para la fabricación de cargas explosivas. En el momento del atentado, se desarrollaba en la Escuela una ceremonia de ascenso de oficiales.

El último rastro de la camioneta en los registros de tránsito data de junio de 2018, en la ciudad de Arauca, en el departamento del mismo nombre al este de Colombia. Allí, según señaló el Fiscal, el carro fue sometido a una inspección electromecánica.

Según la Fiscalía, este sería José Aldemar Rojas Rodríguez:

 José Aldemar Rodríguez, el presunto responsable del atentado

Las primeras imágenes televisadas del atentado muestran ambulancias y caos por doquier. En el transcurso de la mañana la cifra de muertos, que inicialmente fue de 4 personas, aumentó a 9; las personas heridas, más de 40, fueron trasladadas al Hospital Central de Bogotá, donde las autoridades comenzaron a pedir donación de sangre.

Esta información se conoce tras el inicio de una investigación que pretende dar con los autores intelectuales del atentado. El fiscal Martínez y el presidente Iván Duque anunciaron que tienen desplegadas todas las fuerzas de inteligencia del Estado para dar con los responsables. “No quedará impune”, prometió el mandatario.

Mientras los hechos de la mañana se desarrollaban, miles de personas se manifestaban vía redes sociales en contra del terrorismo, del que Bogotá ha sido víctima recurrente. El último ataque que la ciudad recuerda data de febrero de 2017, cuando un atentado del Eln en el barrio La Macarena dejó un uniformado del Esmad muerto y varios heridos.

Juan Diego Quiceno Mesa

Periodista por elección, hincha del DIM por designio divino. Tan pesimista como soñador, tan confiado como realista. Hijo querido, nieto adorado y amigo intenso.

  Otras Noticias

 Continúa Leyendo


Powered by Sindyk Content
Arriba