colombia | Publicado el

A interrogatorio jueces que dejaron en libertad a condenados por corrupción

ElColombiano
FOTO COLPRENSA

Tras la inspección judicial que se llevó a cabo en los Juzgados Cuarto y Primero de Ejecución de Penas y Medidas de Seguridad de Barranquilla, la Fiscalía llamó a interrogatorio a los funcionarios judiciales que le concedieron la libertad al contratista Guido Nule Marino, condenado por el denominado carrusel de la contratación.

La polémica se generó desde el pasado 28 de diciembre cuando el juzgado cuarto le otorgó la libertad por el cumplimento de las tres cuartas partes de su pena. Sin embargo, lo que es irregular para la Fiscalía es que los funcionarios judiciales no habrían observado a cabalidad los requisitos exigidos por la ley.

“Específicamente no se encuentra que se haya pagado o se haya asegurado la indemnización a las víctimas de que trata el artículo 64 del Código Penal”, dijo la vicefiscal María Paulina Riveros.

La delegada de la Fiscalía aseguró que los despachos fueron los encargados de emitir decisiones que hoy tienen fuera de prisión a Emilio José Tapia Aldana quien tiene detención domiciliaria; Guido Alberto Nule Mariño, quien se encuentra en las playas de Barú, y Mauricio Antonio Galofre Amin, quien fue responsable de afectar las finanzas públicas de la capital del país en que la que se registró una defraudación superior a los 500.000 millones de pesos.

La investigación

En este caso, la Fiscalía demostró la participación de Tapia Aldana, Nule Marino y Galofre Amin, de quienes además señaló que cumplieron un papel determinante en el millonario desfalco.

Por su parte, el ente acusador descubrió que Guido Nule “era el controlante de hecho de las empresas contratistas del grupo Nule”. En su contra pesan dos sentencias: una de nueve años y seis meses de prisión, por peculado por apropiación, y la otra de ocho años y seis meses, por cohecho por dar u ofrecer y fraude procesal.

En contra de Tapia Aldana, la Fiscalía dijo que era el intermediario de recibir y entregar las coimas del entonces alcalde Samuel Moreno Rojas y su hermano Iván.

A Tapia le figuran tres condenas en su prontuario criminal: 42 meses, por concierto para delinquir; ocho años y dos meses por cohecho e interés indebido en la celebración de contratos, y a cinco años por enriquecimiento ilícito de particulares.

En cuanto a Galofre Amin la Fiscalía recordó que era el jefe de licitaciones del Grupo Nule. Las sentencias que pesan en su contra son por peculado por apropiación (11 años y nueve meses) y por cohecho por dar u ofrecer, fraude procesal, falsedad en documento privado e interés indebido en la celebración de contrato (seis años y ocho meses).


Powered by