<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Antioquia | PUBLICADO EL 25 junio 2021

Las razones que tienen atascada la red de ciclorrutas del Oriente

  • En el tramo de la vía a Guarne los trabajos permanecen frenados luego una suspensión del contrato. FOTO Jaime Pérez
    En el tramo de la vía a Guarne los trabajos permanecen frenados luego una suspensión del contrato. FOTO Jaime Pérez
  • En el tramo de la vía a Guarne los trabajos permanecen frenados luego una suspensión del contrato. FOTO Jaime Pérez
    En el tramo de la vía a Guarne los trabajos permanecen frenados luego una suspensión del contrato. FOTO Jaime Pérez
Por Jacobo Betancur Peláez

Desde 2017 se busca habilitar una red que una a cuatro municipios. Ya van $56.937 millones invertidos.

Tramos interrumpidos por derrumbes, zanjas, terrenos privados y estructuras inconclusas hacen parte del panorama en la Ciclorruta de Oriente, un proyecto de 67 kilómetros con el que se pretende conectar a cuatro municipios de esa subregión del departamento.

Transcurridos cuatro años de una promesa a la que se le han asignado al menos $56.937 millones, los ciclistas que recorren las vías de este territorio aún deben sortear el paso de automóviles, motos y vehículos pesados para desplazarse entre el valle de San Nicolás.

De acuerdo con la información del Instituto Departamental de Deportes de Antioquia (Indeportes), con corte al pasado 16 de junio de 2021, los dos tramos de ese proyecto no superaban el 60 % de ejecución.

Una promesa inconclusa

El proyecto de la cicloinfraestructura de Oriente nació el 5 de abril de 2017, cuando Indeportes firmó el Convenio Marco de Asociación 005 con el Instituto para el Desarrollo de Antioquia (Idea), con el objeto de estructurar técnica y financieramente un paquete de obras en al menos tres subregiones del departamento (Ver Paréntesis).

Aunque durante ese año las proyecciones apuntaban a construir cerca de 500 kilómetros en todo el departamento, esa meta se redujo a 143,5 kilómetros, de los cuales 67 estarían ubicados en la subregión del Oriente y conectarían a Guarne, Rionegro, El Retiro y La Ceja.

Para construir el tramo entre Rionegro y Guarne, calculado en 23,7 kilómetros, Indeportes firmó en 2017 un convenio interadministrativo con la Empresa de Vivienda e Infraestructura de Antioquia, por $34.458 millones.

Así mismo, en 2019, el instituto firmó otro contrato por $19.756 millones con la Empresa de Desarrollo Sostenible de Oriente (Edeso) para construir dos tramos ubicados entre la Transversal 2, la Estación de Policía de Llano Grande y la parcelación Lago Grande, y uno entre el Mall Carabanchel y el sector La Fe. Esta última obra, con una longitud aproximada de 13,9 kilómetros.

En respuesta a un requerimiento enviado por este diario, Indeportes Antioquia informó que el tramo entre Rionegro y Guarne, a mediados de este mes, reportaba un avance general del 58,43 %. Entre tanto, el tramo construido por la Edeso tenía un avance del 42,34 %.

Los obstáculos

Para conocer las razones detrás de ese retraso, EL COLOMBIANO hizo un recorrido por la zona.

Tramos abandonados en la vía entre Rionegro y Guarne, vías partidas por predios en los que aún no se trabaja y la ausencia de obreros hicieron parte del panorama encontrado.

Luego de revisar documentos asociados a los contratos y un informe de interventoría entregado por Indeportes en respuesta a un derecho de petición, los rezagos en la gestión predial y modificaciones en los diseños emergen como algunos de los factores que explican la situación.

En el caso del contrato firmado por la Edeso, que por ahora es el único que se ejecuta, el componente predial, ajustes en los diseños y afectaciones por la temporada invernal fueron los principales problemas que consignó la interventoría del proyecto en su último informe, a cargo del Colegio Mayor de Antioquia y actualizado a marzo de 2021.

Cabe recordar que a pesar de iniciar su ejecución el 3 de julio de 2019, este convenio tuvo dos periodos de suspensión. El primero, entre el 25 de marzo y el 31 de mayo de 2020, y el segundo entre el 30 de diciembre y el 30 de enero de este año.

Aunque en esa última fecha se firmó un acta de reinicio y se extendió el plazo para culminar la obra hasta el 31 de julio, solo hasta el 19 de febrero el contratista reactivó oficialmente los trabajos.

“Se reitera (que) el avance de la gestión predial es lento”, aparece en las conclusiones del informe, en donde se insta al contratista a avanzar de forma más ágil en esa tarea y conciliar con los propietarios de los predios que se sobreponen al trazado de la vía.

Según precisó el documento, para esa fecha este componente registraba un avance del 42,64 % y un retraso en la programación del 35 %.

En materia de diseños, el informe revela que desde diciembre de 2020, cuando se firmó una de las prórrogas del contrato, el equipo técnico tomó la decisión de que el tercer tramo (que iba del Mall Carabanchel al sector La Fe) no fuera ejecutado, una modificación que aún no había sido incluida en el contrato.

Así mismo, a raíz de la temporada invernal, el informe menciona la posibilidad de nuevas modificaciones en los diseños.

“En el mes de marzo se han presentado fuertes lluvias, por lo cual se ha realizado seguimiento a las cotas de inundación (...) esto con el fin de evaluar la situación llenos, u obras hidráulicas necesarias para garantizar así la estabilidad de la ciclorruta” (sic), se lee en el documento.

En el caso del convenio firmado por Viva, que acumula al menos nueve modificaciones desde 2017, el pasado 14 de abril esa entidad acordó con Indeportes y los municipios de Guarne y Rionegro frenar por dos meses la ejecución de los trabajos.

“(...) Se requiere ajustar condiciones técnicas asociadas a los trámites ambientales, además de ajustes, a estudios y diseños del proyecto”, aparece en un acta de suspensión.

Reactivar los trabajos

Mientras el cierre de esta edición el convenio con Viva se mantenía suspendido, de acuerdo con la documentación disponible en el Servicio Electrónico de Contratación Pública (Secop), la Alcaldía de Rionegro y la gerencia de Indeportes aseguraron que emprendieron una estrategia para agilizar los trabajos.

Rodrigo Hernández Alzate, alcalde de Rionegro, señaló que este mes se desarrolló una reunión con ese instituto para resolver los problemas administrativos con los que carga la obra desde 2019.

“Con el equipo técnico van a haber unas mesas técnicas que nos ayudarán a avanzar en la ejecución. Son cerca de 12 kilómetros de ciclorruta y con toda seguridad la vamos a sacar adelante en el menor tiempo posible”, prometió el mandatario

42,3 %
era el avance general del contrato a cargo de la Edeso, el único que se ejecuta.

Contexto de la Noticia

Paréntesis Así van los otros proyectos

La ciclorruta de Oriente no es la única del departamento que presenta retrasos. En la subregión del Occidente se firmó un contrato en 2017 por $18.820 millones para construir una estructura de las mismas características entre Puente Real y el Puente de Occidente . Según información de Indeportes, con corte al pasado 16 de junio, ese corredor presentaba un avance general del 88,5 %, siendo el componente predial el que menor avance registraba. Así mismo, en la subregión de Urabá, se firmaron dos contratos en 2017 y 2018. El primero para una ciclorruta en el municipio de Carepa y el segundo para una que conecte a los municipios de Chigorodó, Carepa, Apartadó y Turbo. Mientras el primero era el único con un avance general del 100 %, el segundo tenía un avance del 95 %, siendo el componente de obra el más retrasado.

Jacobo Betancur Peláez

Comunicador social y periodista de la Universidad Pontificia Bolivariana, especializado en la investigación de temáticas locales. También cubro temas relacionados con salud, historia y ciencia.

.