<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Síguenos en:
Antioquia | PUBLICADO EL 28 abril 2022

“Hubo errores pero no irregularidades en cuentas de la revocatoria de Medellín”: magistrado del CNE

Para el magistrado Pedro Felipe Gutiérrez, quien salvó su voto, los errores no debieron dar lugar a la suspensión del proceso.

  • Pedro Felipe Gutiérrez, uno de los dos magistrados del CNE con salvamento de voto; Andrés Rodríguez, líder de la revocatoria; y Daniel Quintero, alcalde de Medellín.
    Pedro Felipe Gutiérrez, uno de los dos magistrados del CNE con salvamento de voto; Andrés Rodríguez, líder de la revocatoria; y Daniel Quintero, alcalde de Medellín.
  • Pedro Felipe Gutiérrez, uno de los dos magistrados del CNE con salvamento de voto; Andrés Rodríguez, líder de la revocatoria; y Daniel Quintero, alcalde de Medellín.
    Pedro Felipe Gutiérrez, uno de los dos magistrados del CNE con salvamento de voto; Andrés Rodríguez, líder de la revocatoria; y Daniel Quintero, alcalde de Medellín.
Por EL COLOMBIANO

Tres razones tuvo Pedro Felipe Gutiérrez, magistrado del Consejo Nacional Electoral (CNE), para salvar su voto en el proceso de certificación de los estados contables de la revocatoria en contra del alcalde Daniel Quintero.

Aunque ese órgano tumbó el proceso mediante la Resolución 2124 de este 26 de abril, con siete votos a favor y dos abstenciones, este diario conoció el salvamento de voto del magistrado Gutiérrez, el cual concluyó que en el proceso “no existe irregularidad que pueda dar lugar a la adopción de una medida para la formulación de cargos y mucho menos de suspensión del proceso de revocatoria del mandato”.

En un documento de diez páginas, Gutiérrez se refirió al monto de $47 millones que puso en apuros al comité revocador. Según la Resolución del CNE, la Corporación Medellín Cuenta Conmigo aportó esa suma a la iniciativa, a través de aportes en especie y pagos a terceros, con lo que se habría superado el tope máximo por persona ($23 millones).

Sin embargo, el magistrado vuelve sobre el argumento de los revocadores, quienes sostuvieron que por un error involuntario anexaron en las donaciones de la Corporación Medellín Cuenta Conmigo dos pagos logísticos, correspondientes a $14.700.000 y a $10.300.000, respectivamente.

Esos montos, según el magistrado, no aparecen en las cuentas como contribuciones ni donaciones. Por el contrario, “se tiene que esos valores fueron debitados de la cuenta única bancaria”. Es decir, que fueron gastos.

Tras revisar los aportes de esta Corporación, el magistrado concluyó que alcanzaron la suma de $22.803.938. “No fue correcto concluir que la Corporación aportó a la campaña (...) la suma de $47.803.938, al atribuírsele erróneamente las partidas de $14.700.000 y $10.300.000, cuando en realidad correspondían a gastos en los que incurrió la organización ciudadana para promover la revocatoria del alcalde de Medellín”.

Sobre los gastos no reportados, dice Gutiérrez que el CNE concluyó que la campaña omitió el deber de reportar la totalidad de los pagos contractualmente pactados con los señores Sofía León Rojas y Raúl Bautista.

“A esta conclusión se llega sin tener en cuenta que los contratos celebrados entre la iniciativa ciudadana y los señores son contratos que están condicionados al cumplimiento y ejecución de etapas”, sostuvo el magistrado.

Explicó, en este sentido, que esos contratos se diseñaron por etapas, y que el comité reportó lo que se alcanzó a ejecutar, “pues su contraprestación solamente podía reducirse a lo ejecutado, no a lo que eventualmente pudiera darse”.

El último punto que tocó Gutiérrez tuvo que ver con la firma del auditor. Según la decisión del CNE, se presentó un error en el diligenciamiento de los formularios del aplicativo Cuentas Claras. Ocurrió en el espacio de la firma del auditor, en el que terminó apareciendo la del contador.

“No se le puede exigir a la iniciativa ciudadana una obligación el cumplimiento de la suscripción de documentos, cuando en los formularios del aplicativo Cuentas Claras no se incluye el espacio para la firma del auditor”, concluyó el magistrado.

Sobre el salvamento, se pronunció Andrés Rodríguez, uno de los líderes de la revocatoria. “El magistrado le explica a los demás que la ponencia del señor César Augusto Abreo es errónea, y reconoce que nosotros, a tiempo, pudimos subsanar y corregir los estados contables. Un error que cometimos en un documento y que, posteriormente, explicamos lo sucedido. Es desproporcionada la decisión de los demás magistrados”.

.