<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Síguenos en:
Antioquia | PUBLICADO EL 21 noviembre 2022

“Se han invertido $20.000 millones en emergencias”: director del Dagran

La entidad de atención y gestión del riesgo departamental dispone de un fondo al que aportan las distintas dependencias de la Gobernación. Las lluvias irán hasta marzo.

  • La temporada lluviosa en 2022 ha estado marcada por el fenómeno de La Niña, por lo cual los aguaceros y precipitaciones han sido constantes en todas las regiones. FOTO carlos velásquez
    La temporada lluviosa en 2022 ha estado marcada por el fenómeno de La Niña, por lo cual los aguaceros y precipitaciones han sido constantes en todas las regiones. FOTO carlos velásquez
  • La temporada lluviosa en 2022 ha estado marcada por el fenómeno de La Niña, por lo cual los aguaceros y precipitaciones han sido constantes en todas las regiones. FOTO carlos velásquez
    La temporada lluviosa en 2022 ha estado marcada por el fenómeno de La Niña, por lo cual los aguaceros y precipitaciones han sido constantes en todas las regiones. FOTO carlos velásquez

En lo que va de 2022, según reportes del Dagran —organismo departamental de la gestión y atención del riesgo—, en Antioquia se han presentado 560 eventos asociados a lluvias, los cuales han dejado hasta ahora a 461.245 personas afectadas, con 48.579 familias damnificadas, 173.134 afectadas y 426 viviendas colapsadas totalmente.

El saldo trágico ha corrido por cuenta de las pérdidas de vidas humanas. La última cifra indica que en el departamento han muerto 62 personas por eventos asociados a lluvias, como crecientes súbitas, avenidas torrenciales, avalanchas y deslizamientos.

En la atención de las emergencias generadas por las lluvias en lo que va de este año, la Gobernación ha invertido alrededor de $20.000 millones a través distintas dependencias y secretarías, reveló Jaime Enrique Gómez, el director del Dagran.

Aunque la situación no ha generado un hueco fiscal en las arcas departamentales, el funcionario advirtió que de todos modos “los recursos en la Gobernación son muy limitados, a diferencia de las capitales” que disponen de un presupuesto más alto para estos casos.

Para aliviar la situación, Gómez precisó que el Dagran y en general el ente departamental dispone de una bolsa que se conoce como Fondo Departamental de Gestión de Riesgo de Desastres, al cual llegan recursos transversales de las distintas dependencias que tienen que ver con las afectaciones generadas por los eventos lluviosos y climáticos en general.

Si hay daños en las vías, la encargada de atenderlos es la Secretaría de Infraestructura, igual si hay afectaciones en instituciones educativas u hospitales, casos en los que son las secretarías de Educación o Salud las que deben abocar la atención de los problemas.

“Esta es una herramienta financiera de la que disponen los 125 municipios y es otra de las formas en las que los apoyamos de manera rápida, haciéndoles traslados de recursos para operación, logística o intervenciones que requieran en casos específicos”, señaló Gómez y aclaró que dichas transferencias tienen “un seguimiento muy riguroso por parte del Dagran”.

Lo que se viene

Gómez llamó la atención sobre los impactos que se generan en las distintas regiones. Urabá, por ejemplo, ha sido la más afectada por inundaciones, específicamente en poblaciones como Chigorodó, Carepa y Apartadó, “donde en el año se han presentado desbordamientos que han generado afectaciones”. Allí ha sido necesaria la intervención de los afluentes con maquinaria amarilla, con el fin de recuperar o generar mayor capacidad hidráulica en los ríos. “En Carepa hicimos una intervención de alrededor de dos kilómetros con la limpieza de un caño y el reforzamiento de jarillones para evitar inundaciones en varias veredas”, indicó.

En el Suroeste, en cambio, se han dado grandes afectaciones a las vías por deslizamientos y avalanchas, mientras el Bajo Cauca ha sido más proclive a las inundaciones.

Según el director, lo que se avecina para lo que resta de noviembre y parte de diciembre es una alta pluviosidad, de acuerdo con el Centro Regional de Pronósticos y Alertas del Ideam, por los que se rigen los consejos municipales de gestión de riesgo y el Dagran.

La Niña hasta marzo

En sus últimos boletines, este organismo ha señalado alertas por el alto nivel del río Cauca entre Puente Iglesias (Fredonia) y Anzá, por lo que las poblaciones ribereñas de este cauce deben estar alertas. Igual situación se presenta con el mismo río entre Puerto Valdivia (Norte) y Nechí (Bajo Cauca), donde hay probabilidad de crecientes súbitas de parte de las afluentes del Cauca entre las dos poblaciones.

“El llamado es a los consejos municipales, las alcaldías y las comunidades que están cerca de los ríos, como Caucasia, Cáceres y Nechí, para que estén alertas a la situación”.

En la misma línea de riesgo alto está el río Atrato, donde el Ideam ha emitido alertas por el río Murrí (afluente), con probabilidad de crecientes súbitas en Vigía del Fuerte y Urrao. En la cuenca baja del Nechí hay niveles altos con probabilidad de crecientes súbitas, por lo que recomendó especial atención del tema en el municipio de Nechí y advirtió que se pueden presentar fenómenos similares que ponen en riesgo zonas de El Bagre, Segovia y Zaragoza.

Para atender estas situaciones, Gómez dijo que su entidad trabaja con las alcaldías y los consejos municipales de gestión del riesgo, a los que les pidió levantar la mano en caso de que se presenten signos de alerta, con el propósito de salvar vidas.

El Dagran espera una inyección de $6.000 millones para el Fondo de Atención de Riesgo, con destino especial a la disponibilidad de maquinaria amarilla, que es uno de los recursos con los que más se apoya a las localidades cuando estas no tienen capacidad de atender sus emergencias.

Los pronósticos indican que las lluvias, por la influencia del fenómeno de La Niña, se extenderán hasta marzo de 2023, por lo que diciembre y enero, aunque no son épocas propiamente de lluvias, tendrán precipitaciones y no se puede bajar la guardia, advirtió el director Gómez

Contexto de la Noticia

radiografía Aburrá, azotado por las lluvias

Ayer domingo las lluvias continuaron al orden del día en la región. En el Valle de Aburrá, en horas de la tarde, se presentaron aguaceros de alta intensidad en Caldas, Copacabana, Bello, Envigado y Medellín. El Siata -Sistema de Alerta Temprana- reportó que en la capital las zonas más afectadas fueron los corregimientos Palmitas y Santa Elena, el sector de El Poblado y la zona nororiental. Hubo inundaciones en Moravia. La lluvia se sintió fuerte en Robledo, Laureles, San Javier y La América. En la región cayeron 57 descargas eléctricas en solo media hora.

Edison Ferney Henao Hernández

Periodista y politólogo en formación. Aprendo a escribir y, a veces, hablo sobre política.

Si quiere más información:

.