<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Antioquia | PUBLICADO EL 17 octubre 2021

Betania: tercera masacre en menos de un año

  • 18 personas han muerto desde noviembre en Betania en medio de mantanzas en fincas cafeteras. FOTO edwin bustamante
    18 personas han muerto desde noviembre en Betania en medio de mantanzas en fincas cafeteras. FOTO edwin bustamante
  • 18 personas han muerto desde noviembre en Betania en medio de mantanzas en fincas cafeteras. FOTO edwin bustamante
    18 personas han muerto desde noviembre en Betania en medio de mantanzas en fincas cafeteras. FOTO edwin bustamante
Por el colombiano

Cinco personas fueron asesinadas en la localidad, azotada por el microtráfico. Tres de las víctimas son venezolanos.

En un lapso de apenas once meses el municipio de Betania, Suroeste antioqueño, sufrió la tercera masacre. Cinco personas fueron asesinadas en la madrugada de este domingo en la finca La Bogotana de la vereda La Primavera.

Entre las víctimas se encontraron tres ciudadanos venezolanos, uno de ellos que trabajaba allí hace un año y dos hermanos que llegaron hace dos semanas para laborar en la cosecha cafetera. De las otras dos personas asesinadas se supo ayer que uno de ellos era hermano del administrador de la finca.

Los cuerpos tuvieron que esperar varias horas para ser recuperados por las autoridades pues los responsables de la matanza dejaron tras su huida un artefacto explosivo.

Tras el consejo extraordinario de seguridad que presidió el secretario de Seguridad, Jorge Castaño, se anunció una recompensa de $50 millones por información que conduzca a la captura y judicialización de los responsables de la masacre.

El general Herman Alejandro Bustamante, director de Seguridad Ciudadana, destacó que entre las conclusiones del consejo de seguridad está “la solicitud a las instancias de justicia encargadas del sistema penitenciario de Colombia para avanzar en el traslado y aislamiento de aquellos delincuentes que hoy están cometiendo actividades ilegales y homicidios en la región”.

El oficial aseguró que hasta la fecha en medio del plan de seguridad en el Suroeste se han capturado 289 personas, se han adelantado 190 allanamientos y se ha esclarecido el 32% de los hechos delictivos en la región.

Además, según dijo, las autoridades han respondido oportunamente a 30 alertas que impidieron que se perpetraran en los últimos meses masacres y asesinatos selectivos en municipios del Suroeste.

El general Bustamante reiteró que aumentarán las capacidades de inteligencia y de marcación de las fincas en las distintas veredas del Suroeste, donde posiblemente haya mayores situaciones de riesgo.

Las autoridades también indicaron que divulgarán las siluetas de los más buscados del Suroeste.

No obstante, anuncios similares hizo en noviembre de 2020 el entonces ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, luego de una masacre que dejó 10 víctimas en una finca de la vereda La Julia, a 5 kilómetros del casco urbano de Betania.

Y aunque por estos hechos fueron judicializados tres hombres y un menor de edad, las causas de fondo detrás de la violencia en Betania y todo el Suroeste siguen sin solución. En enero, dos meses después de la matanza que cobró 10 vidas, tres personas fueron ultimadas en otra finca del municipio.

Detrás de la violencia hay un enfrentamiento entre el Clan del Golfo y bandas locales fortalecidas por grupos curtidos en el mundo criminal como La Terraza. Para los primeros, que además de controlar el microtráfico en la zona su interés es mantener bajo su poder el corredor que comunica con el Chocó, clave para mover la droga que desde el Pacífico colombiana es enviada al exterior.

Para los segundos su prioridad son las plazas de vicio que encuentran su bonanza durante las cosechas cafeteras.

A esto hay que sumarle que al interior del Clan del Golfo hay facciones enfrentadas como las de alias Carne Rancia y alias La R., vinculadas preliminarmente por las autoridades en la masacre perpetrada en la madrugada de este domingo

Contexto de la Noticia

radiografía Cómo se mueve el microtráfico

Según un investigador de la Fiscalía consultado por EL COLOMBIANO en días pasados, en época normal, una libra de marihuana cripa se vende en $4.500.000 en las fincas del Suroeste, y de ahí extraen 250 dosis; pero durante temporada de cosecha, su valor se eleva hasta los $10 millones.

Instalar una plaza de vicio en una finca cafetera, sobre todo en las más grandes de la subregión, que llegan a albergar hasta mil andariegos en sus campamentos les permite a las bandas vender dosis de bazuco a $5.000, cripa a $12.000 y cocaína a $12.000, precios que duplican a los de la ciudad.

.