<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Síguenos en:
Antioquia | PUBLICADO EL 12 enero 2022

Alcalde de Caucasia defendió las corralejas y criticó a los medios

  • Jéfferson Sarmiento, alcalde de Caucasia (de camiseta rosa), disfrutando de las corralejas. FOTO CORTESÍA
    Jéfferson Sarmiento, alcalde de Caucasia (de camiseta rosa), disfrutando de las corralejas. FOTO CORTESÍA
  • Jéfferson Sarmiento, alcalde de Caucasia (de camiseta rosa), disfrutando de las corralejas. FOTO CORTESÍA
    Jéfferson Sarmiento, alcalde de Caucasia (de camiseta rosa), disfrutando de las corralejas. FOTO CORTESÍA
JUAN FELIPE ZULETA VALENCIA

El alcalde de Caucasia, Jefferson Sarmiento, quien se había negado a responderle a los medios los cuestionamientos por las corralejas que él autorizó en su municipio y dejaron como saldo animales muertos y decenas de personas heridas, apareció finalmente.

En entrevista en Consejo de Redacción en Teleantioquia, este miércoles, el mandatario local no solo hizo una defensa a ultranza de las corralejas sino que cargó contra los medios de comunicación que informaron sobre el maltrato animal presentado durante el evento y los problemas en servicios hospitalarios que dejaron la cantidad de lesionados, en un municipio que, para colmo, apenas supera el 50% de la población con al menos una dosis de la vacuna contra la covid.

“En los últimos 15 días los medios han hablado de dos cosas: de la revocatoria del alcalde de Medellín y de las corralejas que hizo el alcalde”, replicó en tono airado el mandatario, y recalcó que aunque él no las organizó sí otorgó el permiso aludiendo a “derechos fundamentales” de la población, sin precisar a cuáles derechos se refería puntualmente.

Sarmiento, en reiteradas ocasiones durante la entrevista, se declaró apasionado por las correlejas y aseveró que hacen parte de las tradiciones sabaneras del municipio y la región.

Además, también confrontó a los animalistas, de quienes sugirió que centraban su atención en situaciones como las corralejas y no en el tráfico de especies silvestres en otras regiones del departamento por temor de enfrentar a las mafias detrás de estos delitos y que, por tal razón, ocupaban su activismo en contra de actividades avaladas institucionalmente.

Según Sarmiento, las corralejas del 29 de diciembre al 3 de enero, dejaron $2.300 millones de derrama al municipio, ante lo cual aseguró que el evento respondió a la solicitud que hizo el Gobierno Nacional de reactivar las economías locales.

También aseguró que sí cumplió con la Ordenanza 18 de la Gobernación, pues mitigaron los riesgos contra los animales. Sin embargo, el informe oficial apunta que hubo que tres toros y un caballo muertos, además de 22 personas heridas. En redes, además, quedó evidencia de decenas de situaciones de maltrato e incumplimientos de las medidas de protección a los animales.

Sarmiento dijo que fue carne de cañón en redes por ser un alcalde de 24 años y por defender “sus ideales”, y que si no salió a responderle a los medios –como EL COLOMBIANO que lo buscó con insistencia– fue por no tener un conflicto con la Gobernación, con quien estaba en desacuerdo por la administración departamental condenó la realización del evento.

Sarmiento tiene en trámite en su contra tres quejas disciplinarias ante Procuraduría. La misma Gobernación de Antioquia, a través de su gerencia de Protección Animal, denunció ante este medio que el alcalde y sus funcionarios quisieron engañar a la administración departamental enviando reportes de que no se habían presentado muertos ni heridos, cuando las evidencias muestran todo lo contrario.

Las redes, los animalistas y los mismos ciudadanos con sus denuncias en redes forzaron a que Sarmiento tuviera que reconocer y entregar el informe sobre los excesos y maltratos a los animales, aunque tal como lo hizo en la entrevista con Teleantioquia, les restó importancia.

Juan Felipe Zuleta Valencia

Soy periodista porque es la forma que encontré para enseñarle a mi hija que todos los días hay historias que valen la pena escuchar y contar.

.