<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Síguenos en:
Tendencias | PUBLICADO EL 04 julio 2022

Insólito: mujer alquiló su vientre y poco antes de dar a luz los padres adoptivos se arrepintieron

Los padres adoptivos, originarios de Reino Unido, se habrían separado durante el embarazo.

  • A las 8 semanas la mujer se enteró que no era uno, sino dos bebés que venían a bordo. FOTO: COLPRENSA
    A las 8 semanas la mujer se enteró que no era uno, sino dos bebés que venían a bordo. FOTO: COLPRENSA
  • A las 8 semanas la mujer se enteró que no era uno, sino dos bebés que venían a bordo. FOTO: COLPRENSA
    A las 8 semanas la mujer se enteró que no era uno, sino dos bebés que venían a bordo. FOTO: COLPRENSA
EL COLOMBIANO

Una historia insólita se presentó en Canadá. La protagonista es Cathleen Mackenzie, una mujer canadiense que trabaja alquilando su vientre y a quien dejaron viendo un chispero.

Mackenzie, quien asegura que ha tenido nueve embarazos tras alquilar su vientre, conoció una pareja británica que varias veces trató sin éxito tener un hijo.

Luego de acordar un monto mensual a recibir por parte de la pareja, la canadiense accedió a alquilarles su vientre.

Cuenta ella que todo iba normal hasta que en la semana 8 del embarazo se enteró que tendría gemelos y allí empezó a cambiar en la relación con la pareja británica, cuyos nombres son Alice y James.

Un mes más tarde la noticia ellos dejaron de enviarle dinero y se esfumaron. No respondían mensajes, ni llamadas e incluso bloquearon a Mackenzie.

Unas semanas después la mujer se enteró de que la pareja británica había terminado su relación, aunque James le dijo que quería tener a los gemelos porque era su sueño.

No obstante, a las 27 semanas, cerca de dar a luz, el hombre se echó para atrás y dejó a Mackenzie en aprietos.

Por fortuna, a días de dar a luz ella consiguió una nueva pareja dispuesta a tener a los gemelos, quienes la contactaron a través de un amigo.

Para fortuna de la canadiense, finalmente los “nuevos” padres adoptivos se hicieron cargo de los bebés, quienes nacieron a las 33 semanas.

.