<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Síguenos en:
Tendencias | PUBLICADO EL 06 enero 2021

¿Los tres reyes realmente si se llamaban Baltasar, Gaspar y Melchor?

  • El Día de Reyes se celebra fervorosamente en España, Alemania, México y Argentina. FOTO EFE
    El Día de Reyes se celebra fervorosamente en España, Alemania, México y Argentina. FOTO EFE
  • El Día de Reyes se celebra fervorosamente en España, Alemania, México y Argentina. FOTO EFE
    El Día de Reyes se celebra fervorosamente en España, Alemania, México y Argentina. FOTO EFE
Jaime Horacio Arango D.

La llegada de los Reyes Magos al pesebre en Belén, donde nació Jesús, estaba anunciada con muchos siglos de anticipación.

Lo hizo Isaías, en el Antiguo Testamento, en el capítulo 60, donde predice el arribo de los reyes (no habla de cuántos) para rendirle tributo al Mesías, tema del que también se ocupa el Salmo 72 de La Biblia. Su presencia también está asociada con los tres hijos de Noé (Sem, Cam y Jafet)

Sobre sí realmente eran magos o no, la teóloga Pilar Pérez, asesora del canal Televid, relata que más que con la magia se asociaban con la ciencia. “Eran personas con sabiduría, científicos. De cierta manera era reconocer al Mesías a través del conocimiento”, dice la académica, que aclara que en las escrituras no se habla del lugar de donde provenían, aunque intuye que venían de Asia y África, que eran los territorios de los que se tenía conocimiento.

La teóloga también cuenta que en el Nuevo Testamento (Mateo fue el único de los evangelistas que narra este hecho) no citan sus nombres, de ahí que Baltasar, Gaspar y Melchor pueden provenir de la tradición popular. “Eran personas sencillas, del común, cargadas de sabiduría”, recalca que también está claro si Baltasar era de tez negra.

Sobre las ofrendas que llevaron ante Jesús, María y José, Pilar Pérez cuenta que abrir esos cofres, donde llevaban la mirra, el oro y el incienso, simboliza “abrir el corazón y entregar todo lo que tiene”.

El oro simboliza la riqueza visible, lo que se puede entregar materialmente; la mirra (sustancia aromática) simboliza el poder de la curación, mientras que el incienso (que es utilizado en todas las religiones) “permite materializar lo que es invisible”, resalta la asesora de Televid.

Aunque de ellos no se vuelve a hablar en La Biblia, hay referencias por fuera de esta escrituras que fueron nombrados obispos y que murieron como mártires en el año 70 D.C., lo que hace suponer que tenían más de 100 años al momento de fallecer.

Sobre la costumbre de dejar regalos el 6 de enero (La Biblia dicen que llegaron una semana después del nacimiento de Jesús) se cree que la costumbre se instaló en España en la segunda mitad del siglo XIX.

El 6 de enero, en el mundo cristiano, se celebraba el día de la Epifanía, es decir, el momento en el que Jesús se dio a conocer al mundo. Así como los Reyes Magos habían dado obsequios, ahora se los dejaban a los niños.

Jaime Horacio Arango Duque

Periodista, apasionado por el cine, la televisión y el fútbol. Egresado de la U. de A, y envigadeño de nacimiento y residencia.

.