<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Editoriales | PUBLICADO EL 16 julio 2021

Variantes de la economía global

Infográfico
 Variantes de la economía global

El FMI había anticipado que la recuperación de la economía mundial iba a ser frágil y muy dependiente del rumbo de la crisis de salud, en particular, de las amenazas que representan las variantes del virus.

El Fondo Monetario Internacional lo había anticipado en abril, la recuperación de la economía mundial iba a ser frágil y muy dependiente del rumbo de la crisis de salud, en particular, de las amenazas que representan las variantes del virus y la posibilidad de que su propagación lleve a nuevas medidas de distanciamiento social.

A pesar de ello, hay algunos signos alentadores, como por ejemplo los precios del petróleo, que han alcanzado picos históricos, así como los de otras materias primas como el carbón y el cobre, jalonados por la recuperación de la demanda. El mercado laboral en Estados Unidos y la Unión Europea mejora como respuesta a una economía más vigorosa.

Sin embargo, hay mucha desconfianza frente a las verdaderas posibilidades de esa recuperación. Esta depende en buena parte del avance de las campañas de vacunación, que ha sido desigual por diferentes razones. Aquellos países que han tenido problemas en la aplicación de las dosis arriesgan no solo en la salud de su población, sino también en su economía si tienen que adoptar medidas restrictivas.

En la Unión Europea, donde inicialmente se tuvieron problemas de suministro de la vacuna, se observa un aumento de los contagios por la presencia de la llamada variante Delta, que está preocupando a las autoridades locales que evalúan implantar nuevas medidas de confinamiento, en medio de la temporada de verano cuando hay una mayor circulación de personas en el territorio comunitario.

Sobre la incertidumbre externa causada por la pandemia, advierte la Oficina de Estadísticas de China al divulgar el dato de crecimiento económico de ese país para el segundo trimestre de 2021. En ese período, el crecimiento anual trimestre a trimestre de la economía china fue relativamente modesto (7,9 %), menor al esperado (8,5 %); con la producción y las exportaciones todavía afectadas por los efectos de la pandemia del Covid-19, y una aceleración reducida frente al trimestre anterior (1,3 %).

Otro elemento que puede afectar la recuperación global es que los gobiernos y los bancos centrales retiren las políticas de apoyo a las economías. Una de las preocupaciones es reducir los estímulos fiscales, que en algún momento se tendrá que hacer, sin frenar a las economías. De otro lado, la presencia de la inflación es cada vez más amenazante en varios países, y esto puede llevar a cambios en las estrategias de política monetaria para contener las presiones de demanda.

Para casi todo el mundo, es determinante un cambio en la política de la FED, por esa razón el dato de inflación para el mes de junio en Estados Unidos con un crecimiento de 5,4 % respecto al año anterior, alarmó a los mercados muy nerviosos ante la posibilidad de un cambio en la postura de política de la FED. Ante la preocupación, el presidente de la FED debió salir a explicar que, en relación con la inflación, se está observando un fenómeno transitorio asociado a la apertura de la economía y que sería un error retirar de forma apresurada el estímulo monetario, pero que si las circunstancias lo ameritan y es necesario hacerlo se hará.

El posible aumento de las tasas de interés de política de la FED seguirá pendiendo como una espada de Damocles sobre las economías emergentes, generando presión a la baja en el valor de sus monedas y riesgo de inestabilidad financiera. Si además no se ha vacunado, las cosas se pueden poner muy difíciles

.