<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Síguenos en:
Economía | PUBLICADO EL 14 agosto 2022

“Medallo” juega en el millonario negocio del arte digital

La capital antioqueña estará inmortalizada en los NFT, piezas que ganarán valor entre coleccionistas.

  • En estas imágenes se muestran los cinco NFT creados por César Suárez (de gorra en la esquina inferior izquierda), los mismos que próximamente retratarán lo mejor de Medellín, tal como ya lo hicieron con Nueva York. FOTO CORTESÍA SVENIR
    En estas imágenes se muestran los cinco NFT creados por César Suárez (de gorra en la esquina inferior izquierda), los mismos que próximamente retratarán lo mejor de Medellín, tal como ya lo hicieron con Nueva York. FOTO CORTESÍA SVENIR
  • En estas imágenes se muestran los cinco NFT creados por César Suárez (de gorra en la esquina inferior izquierda), los mismos que próximamente retratarán lo mejor de Medellín, tal como ya lo hicieron con Nueva York. FOTO CORTESÍA SVENIR
    En estas imágenes se muestran los cinco NFT creados por César Suárez (de gorra en la esquina inferior izquierda), los mismos que próximamente retratarán lo mejor de Medellín, tal como ya lo hicieron con Nueva York. FOTO CORTESÍA SVENIR

Los NFT son piezas de arte que, de unos años para acá, se han convertido en activos de inversión. Y aunque a muchos no les cabe en la cabeza como una imagen digital puede costar millones de dólares, este mercantilismo puede equipararse al negocio tradicional de las pinturas, en el que un cuadro genuino puede convertirse rápidamente en una fortuna para sus propietarios.

César Suárez es un cucuteño de 27 años que actualmente reside en Suecia. Y estando allí, se le ocurrió la idea de mostrar el mejor lado de cada ciudad en el mundo. Para ello le dio vida a cinco personajes con gustos, afinidades e intereses particulares. Ellos son los encargados de visibilizar esos atractivos especiales mediante distintas escenas.

Esas láminas se convierten en productos coleccionables y la idea es crear una comunidad de aficionados que pague por ellas. Eso sí, la condición para tenerlas es haber estado en las ciudades que los personajes también visitan.

Ese es el valor agregado de los primeros NFT con sello colombiano y es por esa razón que su inventor ha atraído inversiones por más de US$160.000.

Usted se preguntará cómo el creador puede saber que quien compra las láminas lo hace desde la ciudad que representa una colección. Es muy sencillo: estos activos digitales cuentan con una tecnología de geolocalización. Y si alguien que está en Medellín e intenta comprar la colección de Nueva York, el sistema impide la transacción.

Básicamente, con estas figuras se emula la compra de los recuerdos. Es decir, así como un turista compra una camiseta que diga: “Yo Amo a Amsterdam”, puede adquirir estos NFT y armar su propio álbum con ellos.

La primera colección fue lanzada en julio del año pasado y el destino elegido para iniciar fue Nueva York, cuyas calles y locaciones más insignes quedaron grabadas en 250 láminas; un trabajo creativo que le tomó más de un mes al equipo de César. Estas piezas todavía están disponibles en paquetes por tres, con un costo de US$39, equivalentes a unos $163.000 al cambio de hoy.

Los personajes

Observe la foto principal que le presentamos en estas páginas; ahí puede ver en el extremo izquierdo un oso polar de camisa naranja, shorts y tenis al estilo urbano. Su nombre es Nice Guy, un rapero, deportista y activista.

En diálogo con este diario, César explicó que quiso personificar a un conservacionista en este oso debido a la situación crítica que vive su especie por el derretimiento de los polos. El creador afirmó que su obra busca generar conciencia frente a temas como el cambio climático.

Al lado, aparece Chica La Tirana, una tiranosaurio que igualmente simboliza la amenaza de extinción a la que se autosomete el ser humano cuando no respeta la naturaleza. Ella es la encargada de visitar e inmortalizar las mejores zonas para comer en las ciudades que visita.

En la mitad está Techno Push, un pulpo amante a la moda, las tendencias y la vida nocturna. Él se especializa en retratar los mejores sitios para la fiesta y capta la atmósfera cosmopolita de cada urbe.

Luego está Zeus, el dios del Olimpo que todos conocemos; precisamente fue elegido por César gracias a la popularidad que tiene en todo en el mundo. Este sujeto es un “tiburón” financiero al que le gusta el dinero y la confortabilidad. Por eso, en la colección de Nueva York se le ve en el célebre distrito financiero de Wall Street.

Y finalmente, está Cleopatra, la soberana egipcia que en este conjunto encarna a las personas interesadas en la cultura. De ahí que sus paseos priorizan museos y sitios con patrimonio arquitectónico.

Vienen a Medellín

La capital antioqueña será una de las próximas seis ciudades que este grupo visitará (ver Qué Sigue) y el propósito es darle todo el sazón paisa a este trabajo. Para ello, César Suárez buscará artistas locales que quieran presentar sus propuestas.

“La idea es que los interesados nos envíen sus portafolios y nos digan qué tipo de arte les gustaría hacer y qué tipo de colección les gustaría realizar referente a la ciudad”, explicó el creador.

De esa manera, muy pronto Medellín será retratada a través de los NFT, un negocio que mueve millones de dólares y, pese a las críticas que recibe, es innegable que algunos de ellos se han convertido en bienes Veblen. Es decir, son artículos costosos que se hacen apetecidos por su exclusividad y su alto valor (ver módulos).

En busca de seguidores

Como se mencionó al principio, la idea de César consiste en crear una comunidad de aficionados que trascienda generaciones. Este tipo de mercado es especial porque, cuanto más se añejan las imágenes, más puede incrementar su valor.

En el caso de los cinco personajes presentados aquí, las colecciones sí traerán varias series de la misma imagen, pero se conserva el principio de la escasez. Contar con láminas limitadas garantiza que el valor incremente mientras crezca el interés por completar las colecciones. En el universo de los nostálgicos, es común que se subasten o vendan piezas difíciles de obtener.

El valor de estas láminas sería progresivo en tanto aumente su popularidad y el concepto gane aceptación, pues son los primeros NFT que buscan resaltar los sitios más interesantes de todas las ciudades del mundo.

250
escenas tuvo la colección de Nueva York que lanzó el colombiano César Suárez.

Los NFT son piezas de arte que, de unos años para acá, se han convertido en activos de inversión. Y aunque a muchos no les cabe en la cabeza como una imagen digital puede costar millones de dólares, este mercantilismo puede equipararse al negocio tradicional de las pinturas, en el que un cuadro genuino puede convertirse rápidamente en una fortuna para sus propietarios.

César Suárez es un cucuteño de 27 años que actualmente reside en Suecia. Y estando allí, se le ocurrió la idea de mostrar el mejor lado de cada ciudad en el mundo. Para ello le dio vida a cinco personajes con gustos, afinidades e intereses particulares. Ellos son los encargados de visibilizar esos atractivos especiales mediante distintas escenas.

Los NFT son piezas de arte que, de unos años para acá, se han convertido en activos de inversión. Y aunque a muchos no les cabe en la cabeza como una imagen digital puede costar millones de dólares, este mercantilismo puede equipararse al negocio tradicional de las pinturas, en el que un cuadro genuino puede convertirse rápidamente en una fortuna para sus propietarios.

César Suárez es un cucuteño de 27 años que actualmente reside en Suecia. Y estando allí, se le ocurrió la idea de mostrar el mejor lado de cada ciudad en el mundo. Para ello le dio vida a cinco personajes con gustos, afinidades e intereses particulares. Ellos son los encargados de visibilizar esos atractivos especiales mediante distintas escenas.

Esas láminas se convierten en productos coleccionables y la idea es crear una comunidad de aficionados que pague por ellas. Eso sí, la condición para tenerlas es haber estado en las ciudades que los personajes también visitan.

Ese es el valor agregado de los primeros NFT con sello colombiano y es por esa razón que su inventor ha atraído inversiones por más de US$160.000.

Usted se preguntará cómo el creador puede saber que quien compra las láminas lo hace desde la ciudad que representa una colección. Es muy sencillo: estos activos digitales cuentan con una tecnología de geolocalización. Y si alguien que está en Medellín e intenta comprar la colección de Nueva York, el sistema impide la transacción.

Básicamente, con estas figuras se emula la compra de los recuerdos. Es decir, así como un turista compra una camiseta que diga: “Yo Amo a Amsterdam”, puede adquirir estos NFT y armar su propio álbum con ellos.

La primera colección fue lanzada en julio del año pasado y el destino elegido para iniciar fue Nueva York, cuyas calles y locaciones más insignes quedaron grabadas en 250 láminas; un trabajo creativo que le tomó más de un mes al equipo de César. Estas piezas todavía están disponibles en paquetes por tres, con un costo de US$39, equivalentes a unos $163.000 al cambio de hoy.

Los personajes

Observe la foto principal que le presentamos en estas páginas; ahí puede ver en el extremo izquierdo un oso polar de camisa naranja, shorts y tenis al estilo urbano. Su nombre es Nice Guy, un rapero, deportista y activista.

En diálogo con este diario, César explicó que quiso personificar a un conservacionista en este oso debido a la situación crítica que vive su especie por el derretimiento de los polos. El creador afirmó que su obra busca generar conciencia frente a temas como el cambio climático.

Al lado, aparece Chica La Tirana, una tiranosaurio que igualmente simboliza la amenaza de extinción a la que se autosomete el ser humano cuando no respeta la naturaleza. Ella es la encargada de visitar e inmortalizar las mejores zonas para comer en las ciudades que visita.

En la mitad está Techno Push, un pulpo amante a la moda, las tendencias y la vida nocturna. Él se especializa en retratar los mejores sitios para la fiesta y capta la atmósfera cosmopolita de cada urbe.

Esas láminas se convierten en productos coleccionables y la idea es crear una comunidad de aficionados que pague por ellas. Eso sí, la condición para tenerlas es haber estado en las ciudades que los personajes también visitan.

Ese es el valor agregado de los primeros NFT con sello colombiano y es por esa razón que su inventor ha atraído inversiones por más de US$160.000.

Usted se preguntará cómo el creador puede saber que quien compra las láminas lo hace desde la ciudad que representa una colección. Es muy sencillo: estos activos digitales cuentan con una tecnología de geolocalización. Y si alguien que está en Medellín e intenta comprar la colección de Nueva York, el sistema impide la transacción.

Básicamente, con estas figuras se emula la compra de los recuerdos. Es decir, así como un turista compra una camiseta que diga: “Yo Amo a Amsterdam”, puede adquirir estos NFT y armar su propio álbum con ellos.

La primera colección fue lanzada en julio del año pasado y el destino elegido para iniciar fue Nueva York, cuyas calles y locaciones más insignes quedaron grabadas en 250 láminas; un trabajo creativo que le tomó más de un mes al equipo de César. Estas piezas todavía están disponibles en paquetes por tres, con un costo de US$39, equivalentes a unos $163.000 al cambio de hoy.

Los personajes

Observe la foto principal que le presentamos en estas páginas; ahí puede ver en el extremo izquierdo un oso polar de camisa naranja, shorts y tenis al estilo urbano. Su nombre es Nice Guy, un rapero, deportista y activista.

En diálogo con este diario, César explicó que quiso personificar a un conservacionista en este oso debido a la situación crítica que vive su especie por el derretimiento de los polos. El creador afirmó que su obra busca generar conciencia frente a temas como el cambio climático.

Al lado, aparece Chica La Tirana, una tiranosaurio que igualmente simboliza la amenaza de extinción a la que se autosomete el ser humano cuando no respeta la naturaleza. Ella es la encargada de visitar e inmortalizar las mejores zonas para comer en las ciudades que visita.

En la mitad está Techno Push, un pulpo amante a la moda, las tendencias y la vida nocturna. Él se especializa en retratar los mejores sitios para la fiesta y capta la atmósfera cosmopolita de cada urbe.

Luego está Zeus, el dios del Olimpo que todos conocemos; precisamente fue elegido por César gracias a la popularidad que tiene en todo en el mundo. Este sujeto es un “tiburón” financiero al que le gusta el dinero y la confortabilidad. Por eso, en la colección de Nueva York se le ve en el célebre distrito financiero de Wall Street.

Y finalmente, está Cleopatra, la soberana egipcia que en este conjunto encarna a las personas interesadas en la cultura. De ahí que sus paseos priorizan museos y sitios con patrimonio arquitectónico.

Vienen a Medellín

La capital antioqueña será una de las próximas seis ciudades que este grupo visitará (ver Qué Sigue) y el propósito es darle todo el sazón paisa a este trabajo. Para ello, César Suárez buscará artistas locales que quieran presentar sus propuestas.

“La idea es que los interesados nos envíen sus portafolios y nos digan qué tipo de arte les gustaría hacer y qué tipo de colección les gustaría realizar referente a la ciudad”, explicó el creador.

Luego está Zeus, el dios del Olimpo que todos conocemos; precisamente fue elegido por César gracias a la popularidad que tiene en todo en el mundo. Este sujeto es un “tiburón” financiero al que le gusta el dinero y la confortabilidad. Por eso, en la colección de Nueva York se le ve en el célebre distrito financiero de Wall Street.

Y finalmente, está Cleopatra, la soberana egipcia que en este conjunto encarna a las personas interesadas en la cultura. De ahí que sus paseos priorizan museos y sitios con patrimonio arquitectónico.

Vienen a Medellín

La capital antioqueña será una de las próximas seis ciudades que este grupo visitará (ver Qué Sigue) y el propósito es darle todo el sazón paisa a este trabajo. Para ello, César Suárez buscará artistas locales que quieran presentar sus propuestas.

“La idea es que los interesados nos envíen sus portafolios y nos digan qué tipo de arte les gustaría hacer y qué tipo de colección les gustaría realizar referente a la ciudad”, explicó el creador.

De esa manera, muy pronto Medellín será retratada a través de los NFT, un negocio que mueve millones de dólares y, pese a las críticas que recibe, es innegable que algunos de ellos se han convertido en bienes Veblen. Es decir, son artículos costosos que se hacen apetecidos por su exclusividad y su alto valor (ver módulos).

En busca de seguidores

Como se mencionó al principio, la idea de César consiste en crear una comunidad de aficionados que trascienda generaciones. Este tipo de mercado es especial porque, cuanto más se añejan las imágenes, más puede incrementar su valor.

De esa manera, muy pronto Medellín será retratada a través de los NFT, un negocio que mueve millones de dólares y, pese a las críticas que recibe, es innegable que algunos de ellos se han convertido en bienes Veblen. Es decir, son artículos costosos que se hacen apetecidos por su exclusividad y su alto valor (ver módulos).

En busca de seguidores

Como se mencionó al principio, la idea de César consiste en crear una comunidad de aficionados que trascienda generaciones. Este tipo de mercado es especial porque, cuanto más se añejan las imágenes, más puede incrementar su valor.

Luego está Zeus, el dios del Olimpo que todos conocemos; precisamente fue elegido por César gracias a la popularidad que tiene en todo en el mundo. Este sujeto es un “tiburón” financiero al que le gusta el dinero y la confortabilidad. Por eso, en la colección de Nueva York se le ve en el célebre distrito financiero de Wall Street.

Y finalmente, está Cleopatra, la soberana egipcia que en este conjunto encarna a las personas interesadas en la cultura. De ahí que sus paseos priorizan museos y sitios con patrimonio arquitectónico.

Vienen a Medellín

La capital antioqueña será una de las próximas seis ciudades que este grupo visitará (ver Qué Sigue) y el propósito es darle todo el sazón paisa a este trabajo. Para ello, César Suárez buscará artistas locales que quieran presentar sus propuestas.

“La idea es que los interesados nos envíen sus portafolios y nos digan qué tipo de arte les gustaría hacer y qué tipo de colección les gustaría realizar referente a la ciudad”, explicó el creador.

De esa manera, muy pronto Medellín será retratada a través de los NFT, un negocio que mueve millones de dólares y, pese a las críticas que recibe, es innegable que algunos de ellos se han convertido en bienes Veblen. Es decir, son artículos costosos que se hacen apetecidos por su exclusividad y su alto valor (ver módulos).

En busca de seguidores

Como se mencionó al principio, la idea de César consiste en crear una comunidad de aficionados que trascienda generaciones. Este tipo de mercado es especial porque, cuanto más se añejan las imágenes, más puede incrementar su valor.

En el caso de los cinco personajes presentados aquí, las colecciones sí traerán varias series de la misma imagen, pero se conserva el principio de la escasez. Contar con láminas limitadas garantiza que el valor incremente mientras crezca el interés por completar las colecciones. En el universo de los nostálgicos, es común que se subasten o vendan piezas difíciles de obtener.

El valor de estas láminas sería progresivo en tanto aumente su popularidad y el concepto gane aceptación, pues son los primeros NFT que buscan resaltar los sitios más interesantes de todas las ciudades del mundo.

En el caso de los cinco personajes presentados aquí, las colecciones sí traerán varias series de la misma imagen, pero se conserva el principio de la escasez. Contar con láminas limitadas garantiza que el valor incremente mientras crezca el interés por completar las colecciones. En el universo de los nostálgicos, es común que se subasten o vendan piezas difíciles de obtener.

El valor de estas láminas sería progresivo en tanto aumente su popularidad y el concepto gane aceptación, pues son los primeros NFT que buscan resaltar los sitios más interesantes de todas las ciudades del mundo.

Luego está Zeus, el dios del Olimpo que todos conocemos; precisamente fue elegido por César gracias a la popularidad que tiene en todo en el mundo. Este sujeto es un “tiburón” financiero al que le gusta el dinero y la confortabilidad. Por eso, en la colección de Nueva York se le ve en el célebre distrito financiero de Wall Street.

Y finalmente, está Cleopatra, la soberana egipcia que en este conjunto encarna a las personas interesadas en la cultura. De ahí que sus paseos priorizan museos y sitios con patrimonio arquitectónico.

Vienen a Medellín

La capital antioqueña será una de las próximas seis ciudades que este grupo visitará (ver Qué Sigue) y el propósito es darle todo el sazón paisa a este trabajo. Para ello, César Suárez buscará artistas locales que quieran presentar sus propuestas.

“La idea es que los interesados nos envíen sus portafolios y nos digan qué tipo de arte les gustaría hacer y qué tipo de colección les gustaría realizar referente a la ciudad”, explicó el creador.

Luego está Zeus, el dios del Olimpo que todos conocemos; precisamente fue elegido por César gracias a la popularidad que tiene en todo en el mundo. Este sujeto es un “tiburón” financiero al que le gusta el dinero y la confortabilidad. Por eso, en la colección de Nueva York se le ve en el célebre distrito financiero de Wall Street.

Y finalmente, está Cleopatra, la soberana egipcia que en este conjunto encarna a las personas interesadas en la cultura. De ahí que sus paseos priorizan museos y sitios con patrimonio arquitectónico.

Vienen a Medellín

La capital antioqueña será una de las próximas seis ciudades que este grupo visitará (ver Qué Sigue) y el propósito es darle todo el sazón paisa a este trabajo. Para ello, César Suárez buscará artistas locales que quieran presentar sus propuestas.

“La idea es que los interesados nos envíen sus portafolios y nos digan qué tipo de arte les gustaría hacer y qué tipo de colección les gustaría realizar referente a la ciudad”, explicó el creador.

Contexto de la Noticia

¿qué sigue? estas son las ciudades en carpeta

Luego de sacar la colección de Nueva York, César Suárez tiene en la mira a Miami, Londres, Amsterdam y Dubai. Mientras que en Colombia, por ahora le dará prioridad a Bogotá y Medellín. En adelante, las colecciones solo incluirían 60 escenas de los personajes en cada urbe. Detrás de las ilustraciones, hay un grupo de seis artistas con diferentes nacionalidades. De hecho, uno de los grandes objetivos de César consiste en crear también una comunidad de jóvenes artistas capaces de plasmar las costumbres, los hábitos y la cosmovisión de sus personajes. Tampoco descarta la creación de nuevas figuras.

así nacieron los nft

La historia de los NFT es difícil de rastrear, pero muchos expertos coinciden en que su raíz se encuentra en los colorcóin (2012), unas criptomonedas derivadas del bitcóin que fueron utilizadas para representar, manejar o transferir propiedades. En 2016, apareció en escena un personaje llamado rare pepe, una rana que se popularizó y fue uno de los primeros experimentos de arte en el blockchain. Para 2017 se fortaleció la Ethereum Name Services, la plataforma en la que se desarrollaron más y más NFT y que permitió crear las billeteras digitales en las que son guardados por sus propietarios.

Bored, los más famosos

Actualmente existen miles de NFT, pero sin duda los más populares son los Bored Ape Yacht Club, cuyo nombre en español podría traducirse como el Club Náutico de los Monos Aburridos. Son dibujos de primates creados en la blockchain de Ethereum y uno solo de ellos puede rebasar los US$400.000. Tenerlos ya es señal de estatus. Y de hecho, se realizan fiestas en las que solo pueden estar los propietarios de estas piezas digitales. Al principio, solo existían 10.000 láminas de los Bored Ape, pero los creadores expandieron la oferta. Aunque los primeros son los más valiosos en el mercado.

¿Cómo funciona esto?

Los NFT son piezas de arte digital que se distinguen por ser auténticas. Ahora bien, para garantizar que solo exista un propietario, las imágenes son creadas en la cadena de bloques, llamada blockchain, y en cada uno de esos bloques está guardada la información del propietario y el certificado de autenticidad. Pese a que se les consideran activos de inversión, hay grandes detractores de ellos como Bill Gates, quien los califica como un producto para la especulación. Lo cierto es que son una tendencia global y todos los días hay usuarios que los compran y los venden esperando acumular ganancias.

Hay un récord en valor

Everydays: The First 5000 Days, fue una colección de 5.000 imágenes NFT creada por Mike Winkelmann, también conocido como “Beeple”. Este lote se subastó en 2021 y alcanzó un valor de US$69 millones, por lo que su autor se convirtió en el tercero vivo en crear las obras más caras. Solo lo superan Jeff Koons y David Hockney. Los temas de la colección cubren áreas como la obsesión y el miedo de la sociedad por la tecnología, el deseo y el resentimiento por la riqueza y la inestable historia política de Estados Unidos. Esta fue la primera obra de arte digital subastada por la prestigiosa casa Christie’s.

Juan Camilo Quiceno Ramírez

Soy afortunado por que me gano la vida haciendo lo que amo. Fanático de la salsa brava y los timbales. Amo a mi familia.

Si quiere más información:

.