<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Economía | PUBLICADO EL 28 noviembre 2020

“Es importante que más personas tributen”

  • Rosario Córdoba, presidenta del Consejo Privado de Competitividad (CPC) habla de tareas para el desarrollo. FOTO cortesía cpc
    Rosario Córdoba, presidenta del Consejo Privado de Competitividad (CPC) habla de tareas para el desarrollo. FOTO cortesía cpc
  • Rosario Córdoba, presidenta del Consejo Privado de Competitividad (CPC) habla de tareas para el desarrollo. FOTO cortesía cpc
    Rosario Córdoba, presidenta del Consejo Privado de Competitividad (CPC) habla de tareas para el desarrollo. FOTO cortesía cpc
Por diego vargas riaño

Rosario Córdoba, presidenta del Consejo de Competitividad, habla sobre las acciones pendientes de Colombia para avanzar en esta materia.

El año pasado Colombia ocupó el puesto 57 entre 141 territorios evaluados por el Foro Económico Mundial en su Índice de Competitividad Global, al obtener 63 de 100 puntos posibles, y gracias a que mejoró en 10 de 12 pilares evaluados frente a 2018.

No obstante, estos avances no fueron suficientes porque se requieren mayores impulsos en materia fiscal, laboral y de capital humano, entre otros. Justamente, esta semana el Consejo Privado de Competitividad (CPC) presentó un informe de cómo va el país en esta materia y expuso ocho recomendaciones para el desarrollo. En entrevista con EL COLOMBIANO, Rosario Córdoba, su presidenta, habla de estos desafíos del orden nacional.

¿Qué tantos avances había en competitividad en el país y cómo afectó la pandemia en este sentido?

“Este año el Foro Económico Mundial no ha sacado datos de competitividad, entonces lo que tenemos son los de antes de la pandemia, 2019. Lo que ahí vemos es que, como país, avanzamos en 10 de los 12 pilares que el FEM mide. Retrocedimos en calidad de las instituciones, y en mercado de productos, qué tanto le afectan los impuestos y qué tan cerrado es. Si bien progresamos, esos pasos no eran lo suficientemente fuertes en el resto de pilares como para afrontar la situación que se nos vino”.

¿Por qué?

“Vemos que la pandemia evidenció todas las vulnerabilidades de Colombia desde la perspectiva económica y social. Hay determinantes de la productividad en los que pese a haber avanzado no ha sido suficiente, como adopción de TIC. En capital humano la pandemia ha cambiado muchas cosas, ese tránsito rápido hacia la digitalización provoca que haya gente que necesita competencias en este sentido y el reto es prepararla. Pero también hay quienes tuvieron que salirse del mundo presencial al virtual para educarse, y no todos tienen un acceso efectivo a esa conectividad, lo que hace que estemos perdiendo capital humano”.

¿Qué avances permitió la pandemia?

“El virus nos llevó a cosas que no hubiéramos imaginado. Hacer teletrabajo, mejorar las conexiones a internet y potenciar el comercio electrónico. También la focalización del gasto público, pudimos encontrar a tres millones de familias vulnerables que no recibían ningún tipo de ayuda. En salud fuimos capaces de mejorar la disponibilidad de las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI). Tenemos que aprovechar eso que hicimos y seguir profundizando”.

¿De qué se tratan las recomendaciones que hizo el CPC para avanzar en competitividad?

“La pandemia enfatizó la importancia de trabajar en una agenda de competitividad en el país. Hay tareas pendientes, la primera es la estabilidad fiscal. Colombia necesita recaudar más. Como porcentaje del PIB el recaudo es muy bajo y la caída de los ingresos y aumento del gasto este año hacen que sea insuficiente para proveer los recursos que el país necesita para desarrollarse. Es importante que más personas formen parte del sistema tributario, en Colombia muy pocos tributan y se requiere que quienes pueden pagar, que son muchos más, se incorporen.

Otro tema es el mercado laboral, el país tiene una informalidad del 63 %, pese a que la tasa de desempleo es alta, lo que quiere decir que las personas que están empleadas no tienen un trabajo de calidad, no son formales y no tienen acceso a la seguridad social.

En pensiones, necesitamos que más habitantes accedan a esta (solo uno de cada cuatro lo logra) y tener un sistema que no sea regresivo como lo es hoy, sino progresivo, en el sentido que favorezca con subsidios a los que más lo necesiten”.

¿Qué más se requiere?

“Competencias pertinentes para aumentar la productividad laboral y promover la movilidad social. Hay que entender qué hemos perdido por la pandemia en términos de capital humano y que la gente tenga la competencia necesaria para vivir en el siglo 21 y acceder a trabajos de calidad (ver ‘En un minuto’).

En sostenibilidad ambiental Colombia debe entender que hay que trabajar en reducir las emisiones y esto lo logramos con reforestación.

Además, debemos tener instituciones que generen confianza entre los sectores sociales y que lleven a una buena cantidad de políticas públicas. Lo otro es conectividad digital, tener regiones en las que todos accedan a las mismas oportunidades.

Por último entrar a las cadenas globales de valor, aprovechar oportunidades como las diferencias entre Estados Unidos y China y analizar los productos en los que tenemos ventajas competitivas y podríamos llevar a Norteamérica”.

Contexto de la Noticia

En un minuto aprendizaje de la emergencia

¿Qué lección le deja el 2020?

“La necesidad de trabajar por ser más productivos a nivel empresarial y sectorial, con esto se tiene la capacidad de enfrentar las crisis. Las compañías han hecho un esfuerzo enorme por reducir gastos y ser eficientes para compensar las caídas que han tenido en los mercados en términos de participación. Esta es una de las principales lecciones”.

¿Qué otros retos hay?

“El cómo avanzar en el ecosistema de innovación, en particular cuando este aspecto es tan relevante para ser más competitivos”.

Diego Andrés Vargas Riaño

En mis bolsillos hay una grabadora y unos audífonos; en mi mente, amor por el periodismo.

.