negocios | Publicado el

El 2019, ¿un buen año para emprender en Colombia?

ElColombiano
Cerca del 98 % de los emprendimientos que mueren cada año pertenecen a la categoría de microempresas, según Confecámaras. Foto bertinadvogados.com.br

Ante un escenario económico mundial de menor crecimiento, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) advirtió que el mayor riesgo para América Latina durante 2019 sería una reducción abrupta del financiamiento externo. No obstante, ello puede representar un momento idóneo para ser creativo y encontrar oportunidades en medio de posibles crisis.

La situación sería desfavorable para Venezuela, Nicaragua y Argentina, que debido a la crisis política y las restricciones monetarias tendrán un mal año con una proyección de crecimiento de -10 %, -2 % y -1,8 %, respectivamente. Mientras que para Colombia se estima un 3,3 %, 0,6 puntos porcentuales más de lo que se espera haya cerrado en 2018.

“Frente a un contexto regional que no parece ser sumamente auspicioso, es probable que muchas personas decidan emprender y atreverse a hacer sus propios negocios durante 2019, o, por otra parte, desarrollar ideas que puedan llevar a cabo en los próximos años”, expresó James Hernández, presidente de la consultora organizacional Trust Corporate.

A lo interno

El profesor de Economía en la Universidad Nacional, Raúl Ávila, dijo que bajo el escenario de 2019, una alternativa grande es emprender, dado que se avizora un panorama económico prudente para el país, aunque a su juicio las oportunidades de negocio en sectores tradicionales no son tan fuertes. “Los emprendedores deberían pensar en sectores innovadores, en el uso de tecnologías de información y comunicación (TICs). En la Ley de Financiamiento se establecieron varias exenciones fiscales que podrían ayudar, pero falta una rápida reglamentación que incentive la llegada de empresas líderes en economía naranja”, apuntó.

La reforma tributaria, que busca 7 billones de pesos para el Presupuesto General de la Nación de 258,9 billones y que entró en vigencia el 1° de enero, le puso las cosas más fáciles en materia de impuestos a algunos emprendimientos, pues las rentas provenientes del desarrollo de industrias de valor agregado tecnológico y actividades creativas estarán exentas de renta por siete años.

Sin embargo, para disfrutar de ese beneficio las nuevas empresas deben cumplir con ciertos requisitos, entre ellos, estar domiciliadas en Colombia, ser constituidas antes del 31 de diciembre de 2021, tener mínimo tres trabajadores y con una inversión no menor a 4.400 UVT, es decir, 150,7 millones de pesos (ver Informe).

Pero para el profesor de Economía en la Eafit, Alejandro Torres, hace falta más que incentivos tributarios para impulsar el emprendimiento en Colombia. “Hay que generar otra serie de mecanismos que les permitan mantenerse en el mercado y crecer, pues en el país se maneja una tasa de mortalidad muy alta (cerca del 98 % de los emprendimientos que mueren cada año pertenecen a la categoría de microempresas, según Confecámaras). Eso se explica, en gran medida, porque las empresas surgen no como una idea de negocio promisorio a futuro sino con la necesidad inmediata de generar ingresos”, subrayó.

Según los especialistas consultados, el escenario económico en el país y las nuevas reglas legales generan un ambiente más amigable para los emprendedores nacionales.

Contexto de la Noticia

iNNpulsa, entidad adscrita al Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, abrió el 9 de enero una convocatoria para empresas escalables de las industrias culturales y creativas, para que se postulen y fortalezcan sus negocios en economía naranja. La invitación está abierta hasta el 28 de febrero y está publicada en la sección de convocatorias de www.innpulsacolombia.com.


Powered by