<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Síguenos en:
Mundo | PUBLICADO EL 21 diciembre 2021

Río de Janeiro: investigan a médico colombiano tras muerte de una mujer que se practicó una hidrolipoclasia

  • La mujer tenía 39 años y fue identificada como Maria Jandimar Rodrigues. FOTO TWITTER
    La mujer tenía 39 años y fue identificada como Maria Jandimar Rodrigues. FOTO TWITTER
  • La mujer tenía 39 años y fue identificada como Maria Jandimar Rodrigues. FOTO TWITTER
    La mujer tenía 39 años y fue identificada como Maria Jandimar Rodrigues. FOTO TWITTER
EFE

Un médico de nacionalidad colombiana es investigado por las autoridades de Río de Janeiro, tras la muerte de una paciente a la que le realizó un procedimiento estético, confirmaron fuentes oficiales este martes.

La comisaría 27 de Policía Civil de Río de Janeiro informó en correo enviado a Efe que la clínica en que se realizó el procedimiento fue cerrada provisionalmente el lunes y que el acusado ya fue interrogado y presentó sus certificados como médico especializado en cirugía plástica.

Los hechos ocurrieron el viernes pasado, cuando el cuerpo de María Jandimar Rodrigues, de 39 años, fue encontrado sin vida en el estacionamiento del centro comercial donde funciona la clínica del galeno.

De acuerdo con las autoridades, el cuerpo fue hallado horas después de que la víctima, una empleada del servicio doméstico, hubiera visitado al médico colombiano Brad Alberto Castrillón SanMiguel para una sesión de hidrolipoclasia.

La hidropoclasia es un tratamiento estético utilizado para eliminar celulitis y grasa localizada, que solo requiere anestesia local y que puede ocasionar hematomas y dolores temporales en las zonas tratadas, pero cuyos riesgos son mínimos y poco frecuentes, según expertos.

Hasta el momento, se desconoce la causa de la muerte de la mujer y el reporte oficial de los peritos solo estará listo dentro de una semana, según lo informado por la Policía.

La información de las autoridades señala que los documentos presentados por el galeno comprueban que contaba con autorización para efectuar dicho procedimiento y que su consultorio también tenía el visto bueno de las entidades sanitarias correspondientes.

La Policía también dijo que el médico había sido denunciado anteriormente ante las autoridades, pero no por asuntos profesionales, sino por una amenaza contra su exmujer.

Versiones publicadas en varios medios locales señalan negligencia por parte del médico colombiano y testimonios de otras pacientes han relatado problemas en sus cuerpos, como quemaduras en la piel e, incluso, hospitalizaciones por infección en las zonas de los procedimientos.

Según lo narrado el día de los hechos por el diario O Globo, Wagner Vinicius Moraes de Carvalho, compañero de la víctima hace seis años, aseguró que ella pagó 4.000 reales (unos 700 dólares) por tres sesiones y que el viernes pasado había ido al consultorio del médico colombiano para que realizara la segunda sesión.

Agregó que desde la primera sesión, que fue en la espalda, su mujer se quejaba constantemente de dolores y que el galeno intentó huir del lugar de los hechos cuando vio la gravedad del estado de la paciente.

De acuerdo con las versiones de prensa, el galeno ha negado las acusaciones y asegura que prestó auxilio a la paciente cuando registró el estado de gravedad, que hubo testigos de eso y que una ambulancia estuvo en el lugar de los hechos.

“Es importante enfatizar que no hubo omisión de auxilio y mucho menos intento de fuga”, aseguró en una nota a la prensa el abogado Hugo Novais, quien representa al médico.

Brad Alberto Castrillón SanMiguel se graduó como médico en 2007, tras completar sus estudios de medicina en la Universidad San Martin (Colombia) y su título fue revalidado en Brasil por la Universidad Federal de Río de Janeiro (UFRJ) en 2017.

Entre otros estudios adelantados en Brasil, Castrillón SanMiguel cursó una especialización en cirugía plástica en la Universidad Federal Fluminense, que terminó en febrero de 2021, título que le permitía realizar procedimientos como la hidrolipoclasia.

.