<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Mundo | PUBLICADO EL 09 septiembre 2021

EE. UU. y China chocan por el nuevo gobierno talibán

  • Casi todos miembros del gobierno interino afgano pertenecen a la etnia pastún, una de las más de 50 que hay en el país. FOTO AFP
    Casi todos miembros del gobierno interino afgano pertenecen a la etnia pastún, una de las más de 50 que hay en el país. FOTO AFP
  • Casi todos miembros del gobierno interino afgano pertenecen a la etnia pastún, una de las más de 50 que hay en el país. FOTO AFP
    Casi todos miembros del gobierno interino afgano pertenecen a la etnia pastún, una de las más de 50 que hay en el país. FOTO AFP
Por Afp y Efe

Los norteamericanos dicen que deberán ganarse su legitimidad, mientras que los asiáticos celebran el anuncio.

El recién designado gobierno de Afganistán, de línea dura y sin mujeres pese a que los talibanes prometieron que sería representativo, se enfrentará al reto de convencer de sus buenas intenciones a la comunidad internacional.

En el poder desde mediados de agosto, los talibanes anunciaron este miércoles la composición de un gobierno interino dos décadas después de haber impuesto un régimen fundamentalista y brutal en el país entre 1996 y 2001.

Todos los miembros de este ejecutivo, dirigido por Mohammad Hasan Akhund, un excolaborador cercano del fundador del movimiento, el mulá Omar, son talibanes. Y casi todos pertenecen a la etnia pastún.

Varios de los nuevos ministros, algunos de los cuales estuvieron en el anterior régimen talibán, figuran en las listas de sancionados de la ONU. Cuatro de ellos, incluso, pasaron por la cárcel estadounidense de Guantánamo. Abdul Ghani Baradar, cofundador del movimiento, es viceprimer ministro, y el mulá Yaqub, hijo del mulá Omar, titular de Defensa.

La cartera de Interior, por su parte, fue designada a Sirajuddin Haqqani, líder de la red Haqqani, la facción más violenta de los talibanes y calificada de terrorista por Washington.

Más resistencia que respaldo

Tras el anuncio del nuevo gobierno, el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, advirtió a los talibanes que deben “ganarse” su legitimidad ante la comunidad internacional, a la que Estados Unidos movilizó para ofrecer una respuesta coordinada a la crisis afgana.

“Los talibanes buscan una legitimidad internacional. Toda legitimidad, apoyo, deberá ganarse”, dijo el Secretario.

Esa misma postura la tomó Rusia, desde donde aseguraron que seguirán "muy de cerca" los pasos que dé el gobierno talibán para definir su postura oficial al respecto.

"Monitorearemos de cerca los acontecimientos", dijo Dmitri Peskov, portavoz del Kremlin, quien también descartó que por ahora se mantengan conversaciones con los talibanes.

"Se mantienen contactos en Kabul a través de nuestra embajada. Son contactos necesarios para la seguridad de nuestros diplomáticos y para otros asuntos técnicos.

De momento no planeamos mantener otro tipo de conversaciones", aclaró Peskov.

En contraste con estas dos potencias, China envió un mensaje más conciliador tras la formación del gobierno afgano.

“Este es un paso necesario hacia la restauración del orden en Afganistán y la reconstrucción después de la guerra", expresó Wang Wenbin, uno de los portavoces de Exteriores de la nación asiática.

El funcionario confió además en que "se cree un gobierno abierto e inclusivo, combata el terrorismo de manera decidida y mantenga buenas relaciones con sus vecinos"

26
días completan los talibanes en el poder afgano tras la caída de Kabul el 15 de agosto.

Contexto de la Noticia

PARA SABER MÁS No hay presencia de mujeres

La Unión Europea lamentó que el nuevo gobierno no Afgano no sea “inclusivo ni representativo” del país, tal y como habían prometido.

En ese sentido, EE. UU. señaló la ausencia de mujeres y se dijo “preocupado” por esto. Al respecto, Pramila Patten, de ONU Mujeres, consideró que su ausencia “ponía en duda el compromiso –de los talibanes– para proteger y respetar los derechos” de las afganas.

Durante el anuncio del gobierno, el portavoz talibán, Zabihullah Mujahid, dijo que el gabinete “no estaba completo” y que intentarían “tomar gente de otras partes del país”.

.