<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Síguenos en:
Mundo | PUBLICADO EL 19 noviembre 2022

EE. UU. concedió inmunidad a príncipe heredero saudí en el caso de asesinato de periodista

  • En la imagen Mohamed Bin Salmán, príncipe heredero de Arabia Saudita, vinculado con el asesinato del periodista opositor Jamal Khashoggi. FOTO: EFE
    En la imagen Mohamed Bin Salmán, príncipe heredero de Arabia Saudita, vinculado con el asesinato del periodista opositor Jamal Khashoggi. FOTO: EFE
  • En la imagen Mohamed Bin Salmán, príncipe heredero de Arabia Saudita, vinculado con el asesinato del periodista opositor Jamal Khashoggi. FOTO: EFE
    En la imagen Mohamed Bin Salmán, príncipe heredero de Arabia Saudita, vinculado con el asesinato del periodista opositor Jamal Khashoggi. FOTO: EFE
EFE

El Gobierno estadounidense desvinculó el pasado viernes de la tensión existente en los lazos bilaterales con Arabia Saudí la decisión de recomendar la inmunidad para el príncipe heredero del reino, Mohamed bin Salmán, en el caso abierto contra él en EE. UU. por el asesinato del periodista Jamal Khashoggi.

El portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Kirby, dijo en una llamada con la prensa que se trata de “una determinación legal, no tiene absolutamente nada que ver con los méritos del propio caso“.

“Es una determinación legal requerida por el Departamento de Estado y proporcionada por el Departamento de Justicia a petición del tribunal”, apuntó.

En la noche del jueves, la cartera de Justicia de EE. UU. presentó un documento legal ante la corte federal del Distrito de Columbia, donde el Gobierno de Washington recomienda declarar a Bin Salmán inmune, dada su condición de primer ministro saudí, en el caso contra él por la muerte de Khashoggi, asesinado en 2018 en el consulado saudí de Estambul.

En septiembre, el rey saudí, Salmán bin Abdulaziz, nombró como primer ministro a su hijo y príncipe heredero, en un movimiento que lo blindó ante cualquier pleito en EE. UU., donde la novia de Khashoggi, Hatice Cengiz, había presentado una demanda contra él.

Meses antes, en julio, Biden había visitado el país árabe para convencerlo de que aumentara la producción de petróleo para reducir los precios en un contexto de carestía derivada por la guerra en Ucrania, pero en octubre Riad decidió alinearse con Rusia en la OPEP+ y optó por disminuirla.

Ante esa decisión, la administración de Biden dijo que iba a revaluar sus lazos con Arabia Saudí. Así las cosas, Kirby admitió este viernes que las relaciones con el reino siguen siendo tensas en la actualidad.

“Nada ha hecho cambiar el punto de vista del presidente de que esa revisión (de los lazos) sea necesaria”, dijo el portavoz, quien destacó que Biden está al tanto del proceso legal en EE. UU. contra Bin Salmán y del documento judicial presentado por su Gobierno.

Kirby subrayó que “el presidente ha sido muy, muy claro vocalmente sobre el asesinato brutal y bárbaro del señor Khashoggi”.

En su escrito judicial, el Gobierno estadounidense “informa al tribunal de que el acusado Mohamed bin Salmán, primer ministro del reino de Arabia Saudí, es el líder del Gobierno y, en consecuencia, es inmune a este pleito“.

Desde el Departamento de Estado, el viceportavoz de la cartera de Exteriores, Vedant Patel, explicó en una rueda de prensa que EE. UU. aplica ese principio a los jefes de Estado y de Gobierno de otros países.

No tiene nada que ver con los méritos del caso, la determinación de inmunidad es legal. EE. UU. ha aplicado de forma coherente y a lo largo de sus Administraciones estos principios de jefes de Estado, de Gobierno y a cancilleres mientras ocupan el cargo”, indicó Patel.

El viceportavoz de Exteriores remarcó que esta es una práctica que no se ha roto y es algo que EE. UU. espera que hagan otros países.

Preguntado sobre qué ocurriría en el caso del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, Patel apuntó que EE. UU. no lo considera como jefe de Estado o de Gobierno.

Según la CIA, está demostrado que Bin Salman “aprobó una operación en Estambul para capturar o matar“ al periodista saudí porque se le percibía como un disidente cuyas actividades socavaban la monarquía.

Khashoggi escribió columnas para The Washington Post y otros medios que criticaban al príncipe heredero, quien, como gobernante de facto, incluso antes de que su padre lo convirtiera en primer ministro, llevó a cabo duras medidas contra rivales y disidentes.

Si quiere más información:

.