<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Síguenos en:
Mundo | PUBLICADO EL 21 julio 2022

Se calientan los ánimos entre China y Estados Unidos por visita de Pelosi a Taiwán

  • La presidenta de la Cámara de EE.UU., Nancy Pelosi, viajaría a Taiwán, algo que no le agrada a Xi Jinping. FOTO Getty, Colprensa y Cortesía
    La presidenta de la Cámara de EE.UU., Nancy Pelosi, viajaría a Taiwán, algo que no le agrada a Xi Jinping. FOTO Getty, Colprensa y Cortesía
  • La presidenta de la Cámara de EE.UU., Nancy Pelosi, viajaría a Taiwán, algo que no le agrada a Xi Jinping. FOTO Getty, Colprensa y Cortesía
    La presidenta de la Cámara de EE.UU., Nancy Pelosi, viajaría a Taiwán, algo que no le agrada a Xi Jinping. FOTO Getty, Colprensa y Cortesía

Un posible viaje a Taiwán de la presidenta de la Cámara estadounidense, Nancy Pelosi, fue el detonante para que China manifestara que si la visita se concreta, le responderá de manera enérgica al gobierno de Joe Biden.

El motivo de la discordia es que los asiáticos liderados por Xi Jinping consideran que ese encuentro afectaría la soberanía e integridad china, pues Taiwán es un país que se gobierna por sí solo pese a que ellos lo reclaman como parte de su territorio.

Asimismo, está en el centro del huracán entre las potencias porque Washington es el principal suministrador de armas de Taiwán, y sería su mayor aliado militar en caso de conflicto bélico con China.

La alerta, por ahora, flota en un mar de incertidumbre, pues es la prensa la que reveló las intenciones del viaje, cosa que Pelosi no ha salida ni a conformar ni a desmentir. De concretarse sería en agosto, y pasaría a ser la primera visita en 25 años que una presidenta de la Cámara haga a la isla.

El solo poner un pie en Taiwán tensionaría las relaciones entre las dos potencias mundiales, pues el manejo a las fuerzas separatistas taiwanesas está en el centro del conflicto que durante años han sostenido China y Estados Unidos, rencilla que estuvo a punto de estallar cuando en abril pasado Pelosi iba a aterrizar en Taiwán.

Esa vez, por cuenta del contagio por covid-19, la presidenta de la Cámara canceló su agenda. Pero ahora todo parece listo para que retome la iniciativa a la que China le tiene los ojos puestos encima para reaccionar. Sumado a eso, el clima se calentó porque este miércoles el ejército chino denunció el paso de un destructor estadounidense –el USS Benfold– por el estrecho de Taiwán, acto que fue calificado como una provocación.

Por tal motivo, desde el Comando del Ejército Popular se ordenó a las fuerzas navales y aéreas mantener el control de todo el estrecho en disputa.

Si quiere más información:

.