<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Síguenos en:
Independiente Medellín | PUBLICADO EL 13 noviembre 2019

“Me encantaría quedarme en el DIM no un año, sino más”: David

El desempeño de David González también fue vital para que el Poderoso alzara una nueva copa en el fútbol colombiano. La afición aguarda una decisión sobre su futuro.

  • La familia de David González siempre recordará este momento. “Eso es lo que más me llena”, dijo. Su hijo Matías (de 8 años) le sigue los pasos, le encanta el fútbol y tapar. FOTO Juan A. Sánchez
    La familia de David González siempre recordará este momento. “Eso es lo que más me llena”, dijo. Su hijo Matías (de 8 años) le sigue los pasos, le encanta el fútbol y tapar. FOTO Juan A. Sánchez
  • La familia de David González siempre recordará este momento. “Eso es lo que más me llena”, dijo. Su hijo Matías (de 8 años) le sigue los pasos, le encanta el fútbol y tapar. FOTO Juan A. Sánchez
    La familia de David González siempre recordará este momento. “Eso es lo que más me llena”, dijo. Su hijo Matías (de 8 años) le sigue los pasos, le encanta el fútbol y tapar. FOTO Juan A. Sánchez

Es el jugador más ganador de la institución con cuatro títulos en los 106 años que el DIM cumplirá mañana. El arquero David González asegura que aún tiene mucho por dar. Ama el Equipo del Pueblo, con el que este año vivió una intensa campaña.

¿Qué reflexiones hace hoy del título de Copa Águila?

“Se siente igual que la primera, todos los logros son igual de importantes. Aunque este tiene el ingrediente de haberle dado vuelta a una situación compleja que se vivió durante el semestre, a muchas cosas que hubo en contra, a la demanda de nuestra propia hinchada por mejores resultados y mejor juego. Y poder voltear todo eso llena de orgullo”.

¿Cuál fue el momento más difícil y cómo lo superaron?

“Cuando un sector de la hinchada se metió con dos o tres compañeros, eso dolió en el interior del grupo. Sin embargo, debo resaltar la madurez y la entereza de los afectados para aceptar esas críticas y ponerles el pecho. Salir adelante nos hizo juntar más como grupo, como amigos y eso terminó dando frutos”.

¿Qué influyó para esos altibajos?, pues el DIM debería estar aún vivo en Liga.

“Hay rachas en las que los resultados no llegan. En las cinco primeras fechas solo hicimos 10 puntos, después nos fuimos la misma cantidad de jornadas perdiendo y reponerse de eso es complicado. Con esa cosecha y terminar con 31 unidades y eliminados de Liga por falta de un punto, duele. Al mismo tiempo uno dice que el esfuerzo que hicimos fue espectacular. La clasificación se perdió al comienzo”.

¿Qué aportó el técnico Bobadilla para subir el nivel?

“El desempeño fue fenomenal, los números son buenísimos. Lo que hizo Aldo fue darle confianza a una idea que implantó desde el primer día, realizó dos o tres cambios tácticos y logró que el equipo se ciñera a esa propuesta. Eso llenó de seguridad a los futbolistas, a sentir que jugando con cierto patrón se tenían más ventajas: se les hacía daño a los rivales, se creaban opciones de gol y nos marcaban menos tantos. El cuerpo técnico le supo inyectar mística al grupo para buscar hasta el último minuto la clasificación a los cuadrangulares y con levantar la Copa que desde el principio soñamos”.

¿Que Aldo haya sido arquero lo beneficia a usted?

“Totalmente, fue un alivio grande tener una persona que sabe en realidad cuándo un arquero se equivoca y cuándo no; la gente habla porque no conoce bien la posición. Él sabe eso, me transmitió confianza y eso ayudó para levantar, para seguir liderando al resto de compañeros y para que termináramos con ese buen cierre de campaña”.

El fútbol es un deporte grupal, pero ¿usted resaltaría algún compañero?

“El colectivo tiene que funcionar para que las individualidades aparezcan. Cuando es una sola persona la que trata de levantar al equipo no funciona, eso se termina cayendo. El grupo entero creció y el nivel de muchos jugadores también gracias a esto. Te podría hablar de todos: el atrevimiento de Jesús Murillo para salir desde atrás, la tenacidad de Andrés Cadavid, los inconvenientes que tuvimos con los laterales izquierdos y cómo todos intentaron hacer bien la labor. El nivel de Arregui, Didier, Ricaurte, Quiñones, Cano, todos hicimos parte de un colectivo que mejoró para darle un título a la institución”.

¿Qué representa ser el más ganador del club?

“Un orgullo muy grande, aunque no deja de ser más que un número. Pero es una cifra que la gente va a recordar por muchos años hasta que, inevitablemente, haya alguien que la iguale o la pase. Pero llena de alegría, de confianza, de saber que se ha dejado huella y se ha dado todo por el equipo que uno ha querido”.

¿Mantiene su deseo de seguir con el DIM?

“Mi idea ha sido estar en este elenco hasta que llegue el momento de retirarme. Lo que siento y hago por el Medellín nadie lo puede cuestionar, me encantaría poder quedarme aquí, pero esta es una institución y yo no dejo de ser un empleado. Obviamente, no soy yo quien toma las decisiones y no puedo obligar al club a que me contrate si de pronto no estoy en los planes para el próximo año. De todas maneras no sé lo que pueda pasar. Esta semana me sentaré a hablar con los directivos para conocer su idea, la mía es clara: seguir aquí no solo un año, sino por más. Ellos toman la última decisión”.

Wilson Díaz Sánchez

Comunicador social periodista de la U. de A. Sigo el fútbol profesional y aficionado, la gimnasia, el voleibol y las otras disciplinas del ciclo olímpico. Redactor de El Colombiano

.