<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Síguenos en:
Independiente Medellín | PUBLICADO EL 24 enero 2022

David González prefiere “untarse del calor del pueblo”, que ubicarse en un palco

El cuidapalos retornó al escenario, pero ahora en rol de fanático. Hinchas y excompañeros, reaccionaron.

  • “Ahora me corresponde a mi pasar esta herencia a mis hijos así como algún día mi padre lo hizo conmigo...”, indicó González, en su mensaje en redes. FOTO @Davidgonzalez01
    “Ahora me corresponde a mi pasar esta herencia a mis hijos así como algún día mi padre lo hizo conmigo...”, indicó González, en su mensaje en redes. FOTO @Davidgonzalez01
  • “Ahora me corresponde a mi pasar esta herencia a mis hijos así como algún día mi padre lo hizo conmigo...”, indicó González, en su mensaje en redes. FOTO @Davidgonzalez01
    “Ahora me corresponde a mi pasar esta herencia a mis hijos así como algún día mi padre lo hizo conmigo...”, indicó González, en su mensaje en redes. FOTO @Davidgonzalez01

Una multitud de reacciones generó la presencia de David González en el Atanasio Girardot y su mensaje, luego de visitar este escenario, en compañía de sus hijos.

El exguardameta acudió al partido entre Medellín y Tolima, de la primera fecha de la Liga Betplay 1 y registró el hecho en sus redes, con una fotografía, acompañada de una reflexión, que conmovió tanto a los hinchas, como a algunos de sus excompañeros.

“Hoy regreso al lugar donde el sueño empezó, ese lugar donde se funden las pasiones y las frustraciones de una cantidad de ciudadanos distintos, pero con un amor en común, ese lugar donde se hace uso del lenguaje sin filtros ni adornos, de cantidades de olores que van desde un pedazo de comida hasta el olor del “humo”, pasando por el del berrinche de los muros esquinados y donde priman los colores rojos como el de mi corazón...”, indicó en su cuenta de Instagram.

Cúmulo de sentimientos

Gonzáles compartió con EL COLOMBIANO las sensaciones de su retorno al estadio.

“Después de un año estar retirado fue algo especial porque fue un tiempo en el que me aleje del fútbol. Sentí que necesitaba un respiro, no estaba disfrutando sentarme a ver un partido en televisión, no me estaba moviendo”, contó.

Pero ese distanciamiento que tuvo con el fútbol y con su equipo del alma, fue fugaz.

“Este año sentí la necesidad de regresar, de volver a encontrar ese amor, esa pasión que sentí desde niño. Obviamente, con el equipo del que soy hincha y volver al estadio me ayuda a despertar esas emociones a sentirme hincha y dejar de un lado el hacer parte de la industria para disfrutarlo como un ciudadano normal”, expresó.

Retornar al Atanasio con sus hijos, hace que David se devuelva en el tiempo y recuerde cuando él lo hacía en compañía de su padre: “Papá me llevaba al estadio a ser hincha de Medellín, sin importar que el equipo no fuera campeón, hoy en día parece que eso es lo único que verdaderamente le importa al hincha”, expresó.

González también se refirió al mensaje que publicó en sus redes y que generó interacción de los hinchas y de varios excompañeros, entre ellos Germán Cano, Mauricio Molina y Eduard Atuesta.

“Siempre he tratado de poder expresar las cosas que uno siente, yo he encontrado un poquito en la escritura y en la palabra, entregar lo que originalmente se piensa, sin maquillaje, sin intereses; la gente se identifica con eso. Cuando uno lee algo que siente sincero, puede llegar a tocar un poquito las fibras. Esto no se pone para mí para ganar likes en una plataforma”, explicó.

Tras el mensaje, muchos hinchas manifestaron que su lugar no debía estar en la tribuna, pues un ídolo tendría que tener un lugar privilegiado para ver el partido, postura con la que no coincide él. “No estoy esperando nada, mejor así. Yo no pido palcos, de hecho prefiero que los niños disfruten de una tribuna, como sucedió el domingo cuando nos tocó llegar a la casa, llenos de ese extintor rojo, con pelo y ropa roja; eso son cosas que forman y que los niños se van a acordar toda la vida. Uno metido en un palco es como viendo la realidad detrás de un vidrio, sin untarse del calor del pueblo”, concluyó

Jaider Escobar Buitrago

De niño soñé ser periodista deportivo. Soy sonsoneño, especialista en comunicación y un apasionado de mi profesión.

.