<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Síguenos en:
Ciclismo | PUBLICADO EL 18 agosto 2022

No es la primera vez que investigan a Nairo Quintana desde que está en el Arkea

El ciclista decidió asumir de lleno su defensa por la descalificación del Tour de Francia. Otras veces el equipo francés fue investigado por las autoridades del ciclismo mundial.

  • Nairo Quintana era uno de los favoritos para salir campeón de la ronda ibérica, carrera que ya había ganado en 2016. FOTO getty
    Nairo Quintana era uno de los favoritos para salir campeón de la ronda ibérica, carrera que ya había ganado en 2016. FOTO getty
  • Nairo Quintana era uno de los favoritos para salir campeón de la ronda ibérica, carrera que ya había ganado en 2016. FOTO getty
    Nairo Quintana era uno de los favoritos para salir campeón de la ronda ibérica, carrera que ya había ganado en 2016. FOTO getty
Brandon Martínez González

El mundo del pedalismo y el propio Nairo Quintana quedaron sorprendidos por la decisión de la Unión Ciclista Internacional (UCI) de descalificarlo del último Tour de Francia por, presuntamente, incurrir en una infracción por ingerir tramadol, analgésico que sirve para disminuir los dolores y que no marca positivo para dopaje. En la carrera, Quintana fue sexto.

El hecho, que se reveló el miércoles, se convirtió en una novela que apenas empieza y cuyo primer capítulo se dio horas después del anuncio, cuando Nairo aseveró que jamás en esa prueba, ni en su vida, ha utilizado tramadol.

Quintana aseguró en un comunicado que compartió en redes sociales que con su equipo de abogados estaba agotando los recursos para asumir su defensa y les ratificaba a los aficionados que estaría en Vuelta a España.

Un par de horas después confirmó que apelaría la decisión de la UCI ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS por sus siglas en inglés), proceso que se deberá realizar en los próximos diez días hábiles.

En la víspera sus seguidores tenían la certeza de que el colombiano estaría en la última grande del ciclismo que comienza este viernes con una contrarreloj de 23.3 km en Utrecht, Países Bajos.

Pero en la mañana del jueves el panorama era completamente diferente. Nairo compartió un video en el que dijo: “han pasado algunas horas desde el anuncio y he podido reflexionar durante la noche. Ahora mismo no tengo cabeza para estar en la competencia. No me encuentro en condiciones; prefiero volver a casa y organizar mi defensa en estos 10 días para demostrar que no tengo ningún problema”.

La noticia de inmediato generó revuelo. Nairo Quintana, uno de los favoritos a pelear el podio de la competencia española, se bajó de la posibilidad de aspirar a su tercera grande y convertirse en el único colombiano en lograr este hito. Fue, en apariencia, una decisión personal del boyacense. Sin embargo, según el diario El País de España, fue desde el Arkea Samsic que bajaron a Nairo del bus.

Las directivas del equipo francés le habían preguntado a Javier Guillén, director de la Vuelta a España si había algún problema con que el boyacense participara en la carrera, a lo que el dirigente respondió que no.

No obstante, los focos de los medios de comunicación estaban puestos sobre la situación y desde el equipo asumieron que, de haber consumido el medicamento, el ciclista lo hizo de manera voluntaria y sin prescripción del escuadrón.

Una situación que se repite

Pero quedan muchas dudas sobre la mesa: ¿Qué está pasando en el equipo Arkea con Nairo? ¿quién tiene la razón?, ¿por qué de un día para otro el ciclista tomó la decisión de bajarse de la Vuelta a España cuando 24 horas atrás había confirmado que sí estaría?

De momento todo es un misterio. El ciclista se mantiene firme en la posición de que nunca ha utilizado el medicamento, algo que desde el Movistar, su anterior equipo, creen que es cierto, pues dijeron a la prensa española que cuando el colombiano estaba en sus filas y el fármaco no era prohibido, él era uno de los pocos que no lo utilizaba, mientras que el Arkea parece no darle el beneficio de la duda.

Aunque esta no es una situación nueva para el cuadro francés, pues desde que Quintana salió del Movistar en septiembre de 2019 y firmó contrato con el Arkea, le han hecho pesquisas buscando medicamentos o pruebas que lo relacionaran con dopaje, algo que no había sucedido antes.

El caso más recordado se dio en 2020 durante el Tour de Francia, cuando las autoridades del país galo requisaron las pertenencias de Quintana y sus compañeros en la búsqueda de alguna irregularidad. Esa vez detuvieron dos personas del equipo y “El Cóndor” y su hermano fueron a interrogatorio.

De momento lo único claro es que Nairo tendrá que demostrar su inocencia desde los estrados, a la espera de que se solucione su situación para saber qué pasará con él en los próximos meses de cara a las competencias de cierre del año.

Brandon Martínez González

Estudiante de periodismo de la Universidad de Antioquia. Interesado en el periodismo narrativo y los deportes.

Si quiere más información:

.