<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

Falleció el actor Robert Blake, el recordado “Baretta” de la televisión de los 70

También se le recuerda por la película A sangre fría de 1967.

  • Imagen de archivo del actor tomada en 2004. FOTO Efe
    Imagen de archivo del actor tomada en 2004. FOTO Efe

El actor Robert Blake, más recordado por el juicio de asesinato que afrontó a principios del milenio, falleció este jueves a los 89 años en la ciudad de Los Ángeles, Estados Unidos.

Según información de medios locales, el actor de la serie Baretta (1975-1978) murió después de una larga enfermedad cardíaca y el deceso fue confirmado por su sobrina.

En la vida real el actor fue acusado en 2001 de haber matado a su segunda esposa, Bonny Lee Bakley, de dos disparos mientras se encontraba sentada en el automóvil de Blake afuera de un restaurante.

En 2005, el actor fue declarado inocente en un juicio penal después de se reconocieran diversos episodios del turbio pasado de la asesinada.

Sin embargo, meses más tarde Blake fue declarado responsable de haber causado intencionadamente el asesinato de su esposa en un juicio civil y condenado a pagar 30 millones de dólares a los cuatro hijos de Bakley.

Nacido en Nueva Jersey en 1933, Blake comenzó su carrera aún siendo un niño en filmes como Bridal Suite (1939) y la serie de cortometrajes de MGM Our Gang.

Se formó como actor en los años 50 y obtuvo papeles importantes en cintas como The Purple Gang (1959), This Property is Condemned (1966) o Corky (1972).

Actuó en numerosas series de televisión, pero fue Baretta la que marcó su carrera tras interpretar al icónico detective Tony Baretta que se saltaba las normas.

En el cine, su trabajo más destacado fue su interpretación del asesino psicópata Perry de A sangre fría, la cinta basada en la novela homónima de Truman Capote.

Blake fue parte de más de 160 producciones audiovisuales de cine y televisión y la última producción de la que el actor fue parte, fue la película de David Lynch, Lost Highway (1997).

Su carrera se vio tan afectada por las acusaciones de asesinato que el actor se declaró en bancarrota y en 2012 publicó sus memorias en un libro titulado Tales of a Rascal: What I Did for Love.

Te puede interesar

Las más leídas

Regístrate al newsletter