<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Síguenos en:
Cultura | PUBLICADO EL 29 junio 2022

Más vale tarde que nunca: Biblioteca británica recupera libro tras 76 años

En la mayoría de los casos, quienes devuelven el material bibliográfico son los hijos o nietos de los usuarios que lo prestaron.

  • Las historia de las bibliotecas suelen estar impregnadas de la magia de lo insólito. Foto: EL COLOMBIANO.
    Las historia de las bibliotecas suelen estar impregnadas de la magia de lo insólito. Foto: EL COLOMBIANO.
  • Las historia de las bibliotecas suelen estar impregnadas de la magia de lo insólito. Foto: EL COLOMBIANO.
    Las historia de las bibliotecas suelen estar impregnadas de la magia de lo insólito. Foto: EL COLOMBIANO.
EL COLOMBIANO

Tras 76 años, el ejemplar de This way to the tomb, de Ronald Duncan regresó a los estantes de la Biblioteca Kingsley and Local Studies, en Bradford, Inglaterra a finales de junio de este año. Según los registros de la institución el libro debió ser devuelto el 17 de julio de 1946. Charlie Studdy, el hijo de la usuaria Eileen Hoyle que lo prestó hace más de siete décadas, encontró el ejemplar mientras ordenaba la biblioteca personal de la familia.

El hallazgo causó una sorpresa mayúscula en los funcionarios de la Biblioteca y los familiares de la difunta usuaria. Además porque estuvo en los estantes de la biblioteca en 1946 menos de un mes y solo había sido prestado una vez antes de que Eileen lo sacara.

Hasta la cuenta de Twitter del distrito de Bradford en Inglaterra @bradfordmdc celebró el regreso del libro: “Finalmente fue devuelto”.

La página oficial del distrito www.bradford.gov.uk detalló además que lo primero que dijo el señor Studdy cuando halló el libro fue: “Estoy más que feliz de enviárselos, pero menos entusiasta de pagar cualquier multa”.

La multa es otra historia también con final feliz. De aplicarle la tarifa de sanción por la tardanza —15 peniques diarios según la moneda de la época— el hijo Eileen Hoyle debería pagar más de 4.300 dólares (cerca de 18 millones de pesos). Las directivas de la Biblioteca decidieron revocar la multa y recuperar un libro que habían dado por perdido.

Otros casos

Estos olvidos de décadas no son para nada inusuales. En su cuenta de Instagram la Biblioteca Pública de Vancouver, Canadá, registró un hecho similar: al revisar las devoluciones de libros, los funcionarios encontraron un ejemplar de The Telescope, de Harry Edward Nea, prestado hace 51 años. Dentro del volumen venía, además, un mensaje sucinto: “De su biblioteca. Mil disculpas por la pequeña tardanza. 51 años. Pero en muy buen estado. Gracias”.

Los encargados de la Biblioteca de Vancouver decidieron no sancionar a la usuaria. La publicación fue comentada en tono jocoso por los internautas. Algunos se preguntaron si el contenido del libro conservaría vigencia tras los acelerados cambios en las tecnologías.

Pero hay más casos: el récord en estas tardanzas lo ostenta el libro New Chronicles of Rebecca que duró por fuera de la Biblioteca de Boise, en Idaho, 110 años.

El libro, publicado en 1907, regresó en 2021 en buen estado y se convirtió en una de las atracciones para los lectores frecuentes de la institución. En este caso, de nuevo, no se aplicó una sanción. Es más, en 2019 la biblioteca dejó de cobrarle a los usuarios morosos por sus retrasos.

No está de más que le dé una mirada a sus libros, a lo mejor tiene alguno que tenía que devolver y no lo hizo

.