<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

Vaper: riesgosa sustancia “sin ley” que más consumen los jóvenes

Encuesta muestra que el vapeador es la sustancia más usada por jóvenes en Colombia y aún no se regula su uso.

  • Vaper: riesgosa sustancia “sin ley” que más consumen los jóvenes
22 de noviembre de 2023
bookmark

El tabaco tradicional pasó de moda y en su reemplazo llegó una sustancia casi peor: los vapeadores o cigarrillos electrónicos que carecen de regulación en Colombia y que ya son la sustancia número uno consumida por jóvenes y adolescentes.

El panorama es tan alarmante, que los ministerios de Justicia y de Salud realizaron un Estudio Nacional de Consumo de Sustancias Psicoactivas durante 2022 y midieron por primera vez la cantidad de estudiantes entre séptimo y once grado que ya han probado algún tipo de vapeo o que lo consumen de manera regular.

El resultado fue contundente: el 22,7% de los jóvenes encuestados consumía algún tipo de vapeador o cigarrillo electrónico con nicotina y lo había probado entre los 12 y los 18 años de edad, o incluso antes.

Una cifra escandalosa si se tiene en cuenta que dobla la cantidad de estudiantes que consume cigarrillo (11,1%) y que se posiciona como la sustancia adictiva más consumida por estudiantes en el país, solo superada por el alcohol.

Así las cosas, los jóvenes están consumiendo mucho más vaper que cigarrillo o marihuana, las otras dos sustancias que siempre dominaban la tabla. La cifra que sí sigue imponiéndose, como es tendencia en todo el país, es la de consumo de alcohol o bebidas embriagantes, un ítem en el que el 47,75% respondió haberlo hecho alguna vez o repetirlo constantemente.

Pero, ¿cuáles son los riesgos de los vapeadores y por qué su uso preocupa a las autoridades del país?

“Hay que regular el vapeo”: OMS

En un principio, los vapeadores eran considerados como una “alternativa” o “salida sana” a la adicción generada por el tabaco o cigarrillo tradicional, pero los estudios fueron haciendo lo suyo y desde 2018 la Organización Mundial para la Salud empezó a emitir alertas sobre los niveles de adicción de ese producto y su repercusión negativa para los pulmones y la faringe, entre otras condiciones médicas.

Tal como publicó esa autoridad mundial en un informe de 2022, “los jóvenes vapeadores tienen hasta tres veces más probabilidades de empezar a fumar en el futuro”, por lo que su consumo puede estimular la adicción a la nicotina y a otras sustancias mezcladas en las fragancias de sabores que los adolescentes suelen consumir.

Justo por eso, la OMS aplaudió a los países que prohibieron su uso e instó a las demás naciones a seguir ese ejemplo o “regular de manera contundente la venta y el acceso de este tipo de dispositivos y sustancias”.

Le puede interesar: Tabaco o cigarrillos electrónicos: ¿por qué vapear tampoco es una opción?

Dada la cantidad de pacientes con lesiones asociadas y la falta de estudios concluyentes sobre su real daño, países como Argentina, Brasil, México, Nicaragua, Panamá, Uruguay y Venezuela ya prohibieron o restringieron su uso al límite. Pero, ¿por qué en Colombia no ha ocurrido igual?

Desde que se convirtieron en un problema, el Congreso ha tenido dos grandes debates con el vaper: uno en 2020 que pretendía aumentarle el impuesto a ese y todos los productos del tabaco, y otro en 2022 que impondría varias restricciones a la venta y consumo.

Infográfico

Pese a eso, ninguno de los dos prosperó y hoy el país continúa siendo uno de los más laxos y permisivos en el tema.

“Esta falta de acuerdo ha permitido que el mercado dicte el consumo, obstaculizando así progresos y la implementación de medidas efectivas”, resumió la organización Échele Cabeza que insiste en que el vapeo debe ser prohibido para menores de edad y regulado para adultos.

Por ahora, los vapeadores siguen captando consumidores jóvenes que no dimensionan la capacidad de daño real y que, como alertó la OMS, podrían generar dependencia a la nicotina y otras sustancias. “El Congreso tiene que regular esto y otras drogas o estaremos condenados a seguir en una cadena de consumidores sin las normas claras”, concluyó el ministro de Justicia, Néstor Osuna.

El empleo que busca está a un clic

Te puede interesar

Las más leídas

Te recomendamos

Regístrate al newsletter

Acepto el tratamiento y uso del dato Personal por parte del Grupo EL COLOMBIANO*