<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Síguenos en:
Colombia | PUBLICADO EL 27 noviembre 2021

Sergio Fajardo no se deja sacar de la carrera presidencial

  • El candidato Sergio Fajardo considera que el fallo de la Contraloría, por ahora, no lo saca de la contienda electoral. FOTO Camilo Suárez
    El candidato Sergio Fajardo considera que el fallo de la Contraloría, por ahora, no lo saca de la contienda electoral. FOTO Camilo Suárez
  • El candidato Sergio Fajardo considera que el fallo de la Contraloría, por ahora, no lo saca de la contienda electoral. FOTO Camilo Suárez
    El candidato Sergio Fajardo considera que el fallo de la Contraloría, por ahora, no lo saca de la contienda electoral. FOTO Camilo Suárez

Sergio Fajardo no está dispuesto a dar marcha atrás. Quiere que su nombre y fotografía estén en el tarjetón que el 29 de mayo próximo los colombianos marcarán para elegir al sucesor de Iván Duque en la Casa de Nariño.

Y, por lo mismo, no tiene pensado –hasta ahora– retirar su nombre de la contienda electoral y menos después del fallo de la Contraloría que lo incluye entre los 26 responsables fiscalmente por la emergencia de Hidroituango.

Pero, sin duda, la decisión fiscal, que tiene un global de 4,3 billones de pesos, lo golpea políticamente y abre interrogantes sobre la viabilidad de su aspiración, pese al respaldo casi que generalizado que ha recibido, incluso, de sus contendores (ver Los precandidatos lo respaldan).

La razón es que el candidato de la Coalición de la Esperanza, según la normativa vigente, podría tener enredada su posesión si llega a ganar en las elecciones.

De acuerdo con el Código Único Disciplinario (Ley 734 de 2002), hay una inhabilidad explícita para desempeñar un cargo público, como la jefatura del Estado, que se entrelaza con el caso Fajardo y el fallo de la Contraloría.

En efecto, dice el artículo 38 de esa norma que entre las inhabilidades está “haber sido declarado responsable fiscalmente”. Allí mismo se agrega que esto tendrá una vigencia de 5 años a partir de que el fallo quede ejecutoriado, pero también precisa que se puede levantar “cuando la Contraloría competente declare haber recibido el pago o, si este no fuere procedente, cuando la Contraloría General de la República excluya al responsable del boletín de responsables fiscales”.

Esto se traduce, en forma práctica, en que Fajardo podría seguir haciendo campaña sin problema alguno, incluyendo eventos públicos y asistiendo a debates, pero podría ver frustrado su camino si resulta ganador de las presidenciales del otro año porque, según la norma, no se podría posesionar como Jefe de Estado por la inhabilidad que se le genera tras el fallo en su contra. A menos que, literal, pague la multa, pero aún no se conoce cuánto debería desembolsar.

Pero su abogado, Mauricio Pava, asegura que hay otra norma que indica que, en plata blanca, el fallo de responsabilidad fiscal no queda ejecutoriado (en firme) hasta tanto el Consejo de Estado no revise la legalidad de todo lo actuado: el artículo 185A de la Ley 1437 de 2011.

En esa norma, en su numeral 4, se lee textualmente: “La inhabilidad derivada de la inclusión en el Boletín de Responsables Fiscales (...) se entenderá suspendida hasta el momento en que sea proferida la sentencia respectiva”.

A juicio de Fajardo y de su equipo, el fallo no está ejecutoriado hasta tanto no pase por el alto tribunal, por lo que no ve afectada su aspiración presidencial y menos, en caso de ganar, su posesión.

Pero tiene otro camino ante instancias internacionales, el cual ya comenzó a recorrerlo. Se trata de pedirle un pronunciamiento de fondo a la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) alegando que, por una decisión administrativa o fiscal, se terminan violentando sus derechos políticos.

Esto ya tiene un antecedente, pues a esa instancia acudió en su momento el también candidato Gustavo Petro –duro opositor de Fajardo–, cuando fue sancionado disciplinariamente por la Procuraduría. La Corte IDH le dio la razón y no solo le regresó sus derechos políticos –por eso ahora es senador y nuevamente aspirante presidencial–, sino que regañó a Colombia por permitir ese tipo de decisiones.

Según el abogado Alfonso Portela, experto en derecho electoral, la propia Corte IDH criticó que Colombia tenga una normatividad que atenta contra el artículo 26 del estatuto interamericano, en el cual, precisamente, se vela por los derechos políticos de los ciudadanos de los países firmantes del mismo.

Además, Fajardo también pidió ante Naciones Unidas que se revise su caso, al considerar que la Contraloría está tomando una decisión política y no jurídica. Esta ofensiva internacional la lidera su abogado Pava.

En todo caso, el propio Fajardo aseguró este viernes que se encuentra estudiando las 2.106 páginas del fallo de la Contraloría para tomar las decisiones que correspondan. “La verdad y la decencia siempre salen adelante, aunque a veces se demoren”, precisó el candidato.

Los precandidatos lo respaldan

Alejandro Gaviria - Colombia Tiene Futuro

“Respeto a las instituciones, por supuesto, pero creo también en la honestidad de Sergio Fajardo. Su presencia en la contienda electoral fortalece la democracia colombiana. De mi parte, toda la solidaridad y aprecio con él”.

Óscar Iván Zuluaga - Centro Democrático

“No le deseo esa circunstancia a ningún candidato ni ningún colombiano. Estar uno en una situación como la que acaba de sufrir Sergio Fajardo a mí me da dolor (...). Y también coincido en que se requiere una reforma de la justicia”.

Juan Fernando Cristo - Coalición de la Esperanza

“Confiamos plenamente en que Sergio Fajardo actuó de manera transparente frente a las investigaciones que adelanta la Contraloría. Su proceder y su trayectoria nos señalan con toda claridad que saldrá adelante de esta situación”.

Federico Gutiérrez - Creemos Colombia

“Espero y quiero, por la democracia, que Sergio Fajardo pueda continuar con su campaña presidencial, porque tenemos que preservar esta democracia. Porque si justamente hoy hay algo en riesgo en el país es la democracia”.

.