<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Síguenos en:
Colombia | PUBLICADO EL 18 marzo 2020

Incautan lote de medicinas de contrabando en La Guajira

  • Las condiciones de almacenamiento de las medicinas hicieron que perdieran su efectividad. FOTO COLPRENSA
    Las condiciones de almacenamiento de las medicinas hicieron que perdieran su efectividad. FOTO COLPRENSA
  • Las condiciones de almacenamiento de las medicinas hicieron que perdieran su efectividad. FOTO COLPRENSA
    Las condiciones de almacenamiento de las medicinas hicieron que perdieran su efectividad. FOTO COLPRENSA
COLPRENSA

Un lote de 7,8 millones de unidades de medicamentos fue decomisado en un operativo realizado en 13 puntos de Maicao, según informó la Policía Fiscal y Aduanera, que avaluó esa mercancía sanitaria en unos 8.000 millones de pesos.

Las medicinas halladas se formulan para el tratamiento de infecciones y alergias, y son antibacteriales, antibióticos, analgésicos y antiinflamatorios. Sin embargo, también se hallaron otros de control especial y regulados por el Fondo Nacional de Estupefacientes.

Durante el desarrollo de la ofensiva policial se detuvieron ocho personas que hacían parte de una organización, de acuerdo con información oficial, que tenía diez locales en los que comercializaban la medicina y cuatro bodegas en las que se almacenaba la mercancía.

“Los locales comerciales son de propiedad del jefe de la organización, los cuales están a nombre de terceras personas y quienes serían las encargadas de administrar dichos establecimientos”, advierte la Policía.

Podría leer: Ni los vuelos comerciales se salvaron del tráfico de oro ilegal

Sobre el jefe de la banda, la Policía añadió que era el encargado de articular el ingreso, transporte, bodegaje, alteración, distribución y comercialización de los productos ilícitos. Las otras siete personas eran, en su mayoría, las encargadas de la distribución y comercialización de los productos.

Una parte del lote hallado ingresó por Ecuador, señalaron los investigadores. Con la trazabilidad de la medicina se detectó que otra parte fue saqueada de manera ilícita del sistema de salud de Risaralda, Santander, Norte de Santander y Atlántico.

“Posteriormente, los medicamentos eran enviados a través de encomiendas hacia La Guajira, donde una parte se comercializaba localmente en una cadena de farmacias y en la calle, mientras que la otra era enviada por vía terrestre y pasos ilegales hacia Venezuela”, agrega el reporte.

El precario proceso de almacenamiento de estas medicinas hizo que muchas de ellas perdieran su efectividad a la hora de combatir algunas de las enfermedades antes descritas, por lo que constituían un riesgo para la salud de las personas que las adquirían a bajo costo.

.