<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Colombia | PUBLICADO EL 27 septiembre 2021

Guerra entre ilegales desborda a las autoridades del Pacífico

  • 250 familias del resguardo indígena wounaán se han desplazado del Medio San Juan hacia Istmina por enfrentamientos entre ilegales. Foto: Cortesía iglesia católica.
    250 familias del resguardo indígena wounaán se han desplazado del Medio San Juan hacia Istmina por enfrentamientos entre ilegales. Foto: Cortesía iglesia católica.
  • 250 familias del resguardo indígena wounaán se han desplazado del Medio San Juan hacia Istmina por enfrentamientos entre ilegales. Foto: Cortesía iglesia católica.
    250 familias del resguardo indígena wounaán se han desplazado del Medio San Juan hacia Istmina por enfrentamientos entre ilegales. Foto: Cortesía iglesia católica.
Guerra entre ilegales desborda a las autoridades del Pacífico

La violencia que desataron las guerras entre grupos ilegales están golpeando con fuerza al Pacífico. Solo en 48 horas se registró el desplazamiento de 1.200 indígenas en Chocó y se perpetró la masacre de cinco personas en Nariño.

Por un lado, una comisión interinstitucional verificó el desplazamiento de 250 familias desde diferentes comunidades rurales del municipio Medio San Juan de Chocó, hasta Puerto Olave, comunidad de la zona rural de Istmina, en el mismo departamento.

“Están en una situación lamentable, las condiciones higiénicas son precarias y lamentables”, relató monseñor Mario de Jesús Álvarez, obispo de Istmina. La comisión llevó suministros para evitar que las 1.200 personas de la comunidad indígena wounaán llegara al casco urbano de Istmina, donde están “desbordados” y han llegado 2.000 personas en las últimas semanas, las cuales permanecen en espacios de la Alcaldía. Sin embargo, dijo que la población desplazada se está moviendo hacia Medellín y Cali.

El sur del Chocó es una zona de disputa entre el ELN y las Autodefensas Gaitanistas de Colombia, AGC, quienes han generando el desplazamiento y confinamiento de la población desde hace dos semanas.

Las acciones de los grupos al margen de la ley desbordan la capacidad de las autoridades locales, dijo el gobernador de Nariño, Jhon Rojas, luego de la masacre de cinco personas, entre ellas una menor de 15 años, en una discoteca de la vereda El Carmen, en el corregimiento de Llorente, Tumaco. Otros tres cuerpos fueron hallados en ese corregimiento.

El enfrentamiento se dio entre las bandas criminales Los Contadores y Urías Rondón, quienes se disputan el control de cultivos ilícitos en Tumaco, donde también hay presencia del Bloque Occidental Segunda Marquetalia de las Farc, la columna móvil Franco Benavides y zona de tránsito del Eln. Esta es la masacre número 73 en lo que va del año, según cuentas de Indepaz .

Infográfico
.