<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Síguenos en:
Colombia | PUBLICADO EL 04 mayo 2022

Alias Otoniel, el exjefe del Clan del Golfo que vivió 35 años en guerra

El exjefe del Clan del Golfo pasó más de tres décadas en los grupos armados ilegales.

  • Esta es una de las primeras imágenes de “Otoniel” en el avión en el que fue extraditado a Estados Unidos. FOTO: Cortesía
    Esta es una de las primeras imágenes de “Otoniel” en el avión en el que fue extraditado a Estados Unidos. FOTO: Cortesía
  • Esta es una de las primeras imágenes de “Otoniel” en el avión en el que fue extraditado a Estados Unidos. FOTO: Cortesía
    Esta es una de las primeras imágenes de “Otoniel” en el avión en el que fue extraditado a Estados Unidos. FOTO: Cortesía

La vida de alias Otoniel, el excomandante del Clan del Golfo que esta tarde fue extraditado hacia los Estados Unidos, siempre estuvo atravesada por la violencia y el conflicto armado.

A sus 16 años de edad, el exjefe de esta organización armada ilegal se inició en el camino de la guerra al incorporarse en las filas del EPL, grupo guerrillero del cual se desmovilizó en 1991 junto a otros 2.500 insurgentes, a pocos meses de cumplir sus 20 años de edad.

No paso mucho tiempo hasta que Dairo Antonio Úsuga, acostumbrado a su corta edad a hacer la guerra, se enfiló en los grupos paramilitares que delinquían en su región: el Urabá antioqueño y Córdoba.

Allí llegó con su hermano Juan David de Dios Úsuga, alias “Giovani” cuando el grupo se denominaba Autodefensas Campesinas de Córdoba y Urabá (ACCU). Tras consolidarse el movimiento paramilitar y transformarse en las Autodefensas Unidas de Colombia, AUC, “Otoniel” fue enviado por la dirección general de ese grupo armado a integrar el Bloque Centauros de las AUC, una estructura que estuvo bajo el mando de Daniel Rendón Herrera, alias “don Mario”.

Bajo sus órdenes, “Otoniel” continúo la guerra hasta que en el 2005 depuso nuevamente las armas. Pero como Úsuga David solo sabía disparar, solo meses después se unió con su hermano a alias “don Mario”, en el grupo que nació después de la desmovilización de los paramilitares y que se denominó “los Urabeños”.

Con el objetivo de buscar su expansión, “don Mario” empezó a reclutar personas en todo Colombia y logró conformar un ejército que llegó a tener 4.500 combatientes, estructura con la que se enfrentó a otros grupos armados ilegales como “los Paisas”, logrando una hegemonía en los territorios en los que tuvo su influencia.

En 2009 se dio la caída de alias “don Mario” y alias Otoniel, junto a su hermano alias Giovanny, tomaron las riendas de esta banda criminal e hicieron del narcotráfico su fuente de financiación.

Ese liderazgo duró hasta el 2012 cuando en una operación en Acandí, la Fuerza Pública abatió a su hermano, quedando en manos de alias Otoniel todo el poderío de la estructura armada ilegal a la que las autoridades le cambiaron el nombre de “los Urabeños” por el Clan del Golfo.

Bajo este nombre, alias “Otoniel” logró consolidar territorios que fueron disputados con otros grupos armados ilegales como el ELN, Chocó y el Bajo Cauca antioqueño fueron dos de las zonas en las que el Clan del Golfo logró consolidarse.

En el 2015, el Gobierno nacional lanzó una ofensiva llamada Operación Agamenón con la que centró todos sus esfuerzos en capturar o abatir al máximo jefe del Clan del Golfo. Siete años después se logró el objetivo y el 23 de octubre de 2021, el presidente Iván Duque aseveró que se había dado el golpe más contundente a la delincuencia en el país: alias Otoniel fue capturado en Necoclí, Antioquia, región que por años le sirvió de fortín.

Javier Alexánder Macías

Amo el periodismo, y más si se hace a pie. Me encantan los perros, y me dejo envolver por una buena historia. Egresado de la Universidad de Antioquia.

.