Colombia | Publicado el

75% del país, en riesgo de desabastecimiento de agua

1/2
La contaminación de ríos y quebradas afecta la calidad del líquido en Colombia. FOTO Robinson Sáenz Vargas

De los 32 departamentos que tiene Colombia, 24 tienen algún grado de riesgo de desabastecimiento de agua, es decir, el 75 % del territorio nacional podría sufrir por la ausencia del líquido, debido a las temporadas secas.

Así lo concluye el Estudio Nacional del Agua (ENA) 2018, publicado este viernes por el Ministerio de Ambiente, el cual señala que la preocupación se concentra, especialmente, en siete departamentos, que sumando su población, da un total de 11 millones 14 mil personas en ese riesgo.

Para tener una idea de lo que representa esa cifra, se puede decir que se necesitarían 246 estadios con la capacidad del Atanasio Girardot de Medellín, en el que, sentados, pueden permanecer 44.739 personas. El panorama “es muy preocupante”, comenta Brigitte Baptiste, directora del Instituto Humbolt al ser consultada (ver infografía).

Desde el gobierno

Sobre esto, el ministro de Ambiente, Ricardo Lozano, señala que los municipios de estas zonas empiezan a mostrar pérdida de su capacidad de abastecimiento y pone el dedo en otro mal, que con el pasar de los años y como efecto de las altas temperaturas de otras épocas, ha generado el desgaste de los glaciares del país.

“Nos ponen en riesgo, porque son nuestra gran bodega de recurso hídrico cuando tenemos eventos extremos de sequías como las que tenemos ahora”, dice Lozano, al agregar que, por ejemplo, debido a los glaciares del Eje Cafetero es que hay agua en esta región.

“A medida de que van pasando los años, como lo estamos viendo, dentro de 10 años no vamos a tener casi el Nevado Santa Isabel, que perdió casi el 6 % de su área con el fenómeno de El Niño de 2016”, asegura el ministro, mientras que el ENA señala que “en el transcurso de los últimos 30 años, se extinguieron en Colombia 47,1 kilómetros cuadrados de masa glaciar”.

¿Qué más se encontró?

Otro fenómeno que representa especial preocupación para el país es que solo en 2016 se vertieron alrededor de 183 toneladas de mercurio al suelo y al agua para el beneficio de oro (85 % ) y plata (15 %), dejando como ríos más afectados al Magdalena, Guáitara, Mira, Nechí, Cimitara, Iscuandé y Telembí.

Sobre lo que representa esto, Jacobo Arango Mejía, investigador del Centro de Investigación de Agricultura Tropical (Ciat) y uno de los tres colombianos que en la actualidad mide los efectos del cambio climático en el mundo, destaca que “no es tan simple como echarle la culpa a la minería ilegal, hay responsabilidad de las grandes mineras que también contaminan”.

El ministro asegura que la contaminación provocada por el mercurio “se sigue registrando en donde hay presencia de actividades ilícitas de extracción de minería, como el occidente de Antioquia, sur de Bolívar y el sur del país”.

De igual manera, Julia Miranda, directora de Parques Nacionales Naturales (PNN) indicó que, actualmente, “tenemos 15 PNN en todas las regiones de Colombia, en los cuales estamos midiendo la calidad y la cantidad de agua”, con el objetivo de tener más detalle de lo que pasa cada año en los glaciares.

Sin embargo, el Índice de Calidad del Agua de 2016, citado en el informe, destaca que de las 192 estaciones ubicadas para monitorear 111 corrientes hídricas, “ninguna estación muestra un indicador en la categoría buena”.

Consumo y deforestación

En cuanto al consumo del líquido, el sector agrícola sigue como el que más líquido requiere, con alrededor de 16 mil millones de metros cúbicos por año, seguido de 9.069 millones de metros cúbicos de la energía y los 3.071 millones de metros cúbicos que consumió el sector pecuario el año pasado.

En cuanto a la deforestación, el ministro hizo hincapié en que se están perdiendo alrededor de 260 mil hectáreas de bosque cada año, lo que incide en menos agua, pues “se pierde la oferta hídrica”; no obstante, manifestó que el compromiso es enfrentar las economías ilegales del tráfico de madera, la usurpación de tierras y de quienes “provocan incendio forestales para apropiarse de los terrenos”.

Lo claro, según el experto Arango, es que debemos entender que “somos un país privilegiado”, pero aún no hay conciencia para cuidar el líquido del país.

en definitiva

Cada informe publicado en el país muestra la vulnerabilidad del agua en Colombia. Por esto, dice el Gobierno, los ciudadanos e industrias deben hacer un pacto para su protección.

Contexto de la Noticia

¿qué sigue? se mueren por agua no tratada

El “Informe nacional de calidad del agua para el consumo humano”, publicado en 2018 por el Ministerio de Salud, señala que en el país, al menos 6 millones de ciudadanos tienen un riesgo en sus casas con solo abrir el grifo, pues reciben un líquido no tratado, expuesto a bacterias o parásitos, en especial minerales y sustancias químicas. Además, es necesario citar a la Organización Mundial de la Salud (OMS), entidad que destaca que el 4 % de las muertes en el mundo están relacionadas con la mala calidad del agua y la falta de higiene y saneamiento.

Richard Aguirre Fernández

Periodista nacido en Calarcá. Camino entre Antioquia, Caldas y Quindío.


Powered by Sindyk Content
Arriba